dimecres, 29 de novembre de 2017

Forges

Siempre he luchado por la LIBERTAD DE EXPRESIÓN en sus múltiples formas y la he ensalzado como un valor fundamental en mi escala de valores particular, lo cual no quita que uno pueda ser crítico con la opinión ajena cuando no está de acuerdo con lo que pretende transmitir su interlocutor, este es un ejemplo claro de ello. Me gustan mucho los humoristas gráficos, considero una profesión muy digna la de intentar sintetizar un punto concreto de la actualidad en una sola viñeta, a veces sin palabras que la complementen; sinceramente creo que aquí a Forges (este nombre artístico es la traducción del catalán de su primer apellido, Fraguas, ya que su madre era catalana) se le han cruzado los pinceles de una manera bárbara, y conste en acta que siempre me ha caído bien, por lo cual no me extraña en absoluto la polémica que está generando su última viñeta, para muestra este botón de respuesta vía Twitter, uno de ellos, aunque tiene otros miles de ojales en forma de respuestas por dónde podría meterse esta basura dibujada. Escribo y suscribo:


David Fernández (CUP) – “A la estelada, le falta una barra. A Roger, la visión de un ojo. Y a ti, decencia y sensibilidad para con la víctima de una bala de goma por disparo policial. Banalizar el dolor. Reírse del sufrimiento. Jactarse de la impunidad. Ruindad.”

Ahora mismo:
Tweet cuenta personal con la viñeta de Forges: 1.401 Likes
Respuesta cuenta personal de David: 11.383 Likes
Pues eso…

diumenge, 26 de novembre de 2017

Pátina en verde


Rasga la pluma versos entre la espesa bruma
latidos de aliento fijando este preciso momento
jirones de ideas que mañana seguirán siendo feas
palabras muertas que ayer sonaron inciertas
espectro de luz visible de significado imposible.

Imagen: Reisha Perlmutter

divendres, 24 de novembre de 2017


Palau Sant Jordi – 23/04/2001

dimarts, 21 de novembre de 2017

El otro 155: deshonor y humillación


Autor: José Ramón Blázquez
Fuente: deia.com

Los optimistas creen, en su infinita ingenuidad o engañados por sus deseos, que el conflicto catalán se reconducirá en poco tiempo, una vez curadas las heridas de la convivencia, con un Govern más realista y a partir de una mayor sensibilidad en España hacia las demandas de Catalunya. No han entendido nada. Puede que los efectos demoledores de la aplicación del artículo 155 de la Constitución para someter la rebeldía independentista se olviden tras las elecciones del día de Santo Tomás y una vez se restauren los poderes autonómicos. Ese dolor pasará, porque para una mayoría social el actual autogobierno tiene un escaso valor, por cuanto lo conciben como una institucionalización del pasado, subrogada a un Estado que aspiran a superar. La frontera entre españoles y catalanes no la ha marcado esta norma abusiva e ignominiosa, sino el otro 155, el invisible: el escarnio y la violencia emocional ejercida en varios frentes contra la ciudadanía, incluida la parte que no simpatiza con la causa soberanista.
Hay algo de programado y un poco de improvisado en las acciones del 155 emocional. Estaba prevista la catarata de desprecios sobre Catalunya, papel que ha recaído en los medios de comunicación y específicamente en las cadenas de televisión, así como en las redes sociales. Ni Euskadi recibió tanta humillación, insultos, vejaciones, descalificaciones y ultrajes durante los largos años de la violencia terrorista, de la que nos hacían responsables a los vascos, sus gobernantes e instituciones. Recordamos y sufrimos aquella marejada de odio verbal y moral, a menudo insoportable, y aún aguantamos un plus de saña cuando el lehendakari Ibarretxe y la mayoría del Parlamento de Gasteiz se atrevió a llevar a Madrid un plan aproximado a una propuesta confederal, moderada y razonable. Pero aquello lo supera hoy con creces el calvario catalán.
LA IGNOMINIA EN MARCHA Lo que se dice y maldice de los catalanes en los medios de comunicación del Estado español es pura degradación. Este torrente ignominioso tiene dos versiones. La primera es la más elemental y obvia, la del exabrupto directo y sin concesiones, como cuando Ana Rosa Quintana llama “mamarracho” a Oriol Junqueras o cuando Eduardo Inda manifiesta su odio radical y dice que el president Puigdemont “es un mierda”. Los agravios son imparables. Son muchos los tertulianos y convocados a los platós, las emisoras de radio y el papel prensa para la ofensiva de la mofa, sin que, al menos por compensación o incluso por estética, haya los suficientes comentaristas para denunciar la guerra sucia de la injuria, ideada en La Moncloa y articulada como un coro hostil de imprecaciones.
La segunda versión del oprobio mediático es la manipulación informativa que se desarrolla en noticias, editoriales y artículos de opinión. Se ha elaborado un repertorio anticatalán para que haya cierta unanimidad en las palabras básicas, como es pertinente en las clásicas acciones de desprestigio y destrucción del enemigo común: desafío independentista, referéndum ilegal, golpe de Estado, cobardes, adoctrinamiento… Vale que las opiniones particulares tengan su cuota de maltrato contra los líderes del independentismo, porque hay mucho francotirador paniaguado; pero que este mismo criterio de demolición se vuelque en las noticias y los editoriales, en las primeras páginas, da idea de hasta qué punto España y sus herramientas informativas han perdido la decencia y están en caída libre hacia el bochorno y comprometidos en un proceso de humillación y deshonra del pueblo catalán sin límites éticos.La aplicación del 155 de la vergüenza se ha depositado con especial encono en tres símbolos: Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Carme Forcadell.
HUMILLADOS POR DEFENDERSE Con la sospechosa unanimidad de las campañas prefabricadas, el legítimo president de la Generalitat ha sido despiadadamente tildado de cobarde. A los españoles, lo de la honra de campanario y milicia les viene de lejos, bien representada por Calderón de la Barca y otros autores de la hipocresía, de manera que la sospecha de deshonor es la peor acusación posible, como una muerte en vida. Esta medieval afrenta es la que se ha adjudicado a Puigdemont para que no saliera vivo de su audaz exilio belga. Se le pedía al político destituido que, como el almirante de la honra sin barcos, tan grotesco, se dejara detener y encarcelar y pagase con la cárcel y la pena de telediario su desafecto con España. Es decir, que se inmolara, no ya para ser digno a ojos de la España nostálgica del imperio, sino para comportarse como un castellano antiguo, sumiso y rancio. Y no, Puigdemont y los consejeros que le acompañan se defienden de la tiranía constitucional usando los instrumentos que tienen a su alcance, jurídicos, diplomáticos y de relato. ¡Pues no faltaba más! No existe nada más digno que defender la libertad y la razón desde la legitimidad democrática.
A Oriol Junqueras le están machacando. Tras optar por quedarse y asumir el sacrificio de la prisión injusta, con el acompañamiento de las vejaciones judiciales y policiales ya conocidas, se le intenta pulverizar política y personalmente en los medios, quizás porque, según las encuestas, se le presume como virtual president tras el 21-D. Antes de eso, tiene que ser debidamente arrasado. Un periódico, de los más papistas que el Papa, decía del vicepresidente legítimo que era el único de los políticos catalanes presos que usaba “ropa carcelaria”, como sugiriendo el traje de rayas de las películas y hasta el gorrito. De estas burlas canallas se nutre el otro 155 para ejecutar su tarea de exterminio moral.
No sé si por ser mujer o por su personalidad de apariencia frágil y propensa a la emotividad, Carme Forcadell es una pieza de especial deleite para el odio desatado en España. Como Puigdemont, la presidenta del Parlament ha hecho uso de una estrategia eficaz de defensa, lejos del calderoniano recurso a la inmolación y la falsa honra hispana. Y en su declaración ha dicho lo justo para no dar facilidades al sistema judicial que ilícitamente le somete a una pantomima de proceso. Nada tiene que ver la grandeza de la causa independentista con el modo de enfocar sus derechos. Si hiciera falta teatralizar para despreciar a un tribunal tramposo, yo también lo haría. Y prometería el acatamiento constitucional y aún hacerme socio del Real Madrid. Forcadell no tiene por qué expiar ninguna culpa y tiene pleno derecho a calcular sus palabras contra un modelo de justicia abusivo, como lo haría una persona cabal frente a un tribunal nazi. Y, sin embargo, se la presenta como cobarde, deshonrosa, traidora, no tanto para enemistarla con los seguidores del ideal independentista, como para humillarla con los españoles que asisten al espectáculo de una decapitación pública. Forcadell es tan señora y política digna tanto si declara su acatamiento constitucional, como si reniega de la legalidad, a conveniencia, porque está en clara desventaja en un sumario fraudulento. Tiene la admiración de quienes no se dejan engañar y escapan de la invitación al ensañamiento.
También la espantada de empresas de Catalunya hacia diversas ciudades del Estado, mediante el cambio de sede social, es parte integrante de este 155 humillante. Se trata de un castigo colectivo, que perjudica por igual a independentistas y a quienes no lo son. Es un escarmiento general por la osadía de ejercitar la libertad y es, además, un aviso a navegantes. Estamos advertidos del precio de la democracia. Es de lo peor de la estrategia de vejación anticatalana y posiblemente acarrea los estragos más duraderos, porque muchas de las empresas huidas no regresarán a cambio del favor de los españoles vengativos.
Con la sistemática aplicación del 155 ofensivo, Catalunya se carga de razones y emociones para salir cuando pueda de un país gobernado por miserables, capaces de lo peor, desde la fuerza legal al chantaje económico y la cárcel. Ese futuro no está muy lejos, porque España ha llevado su ignominia demasiado lejos.

dijous, 16 de novembre de 2017

Arrancad las semillas, fusilad a los niños


Acabo de conocer este 2017 a Kenzaburo Oé, Premio Nobel de Literatura en 1994, en doble sesión con “La presa” (1957) y “Una cuestión personal” (1964) – su debut literario y su 3ª novela respectivamente-, para completar este pequeño baile de cifras añado que el autor nació un lejano 1935, o sea que continúa vivito y coleando; nunca es tarde si la dicha es doblemente buena…
LA PRESA es un relato corto sobre un piloto negro que va a caer en un poblado japonés rural durante la Guerra del Pacífico y supone un contraste muy interesante entre maneras y formas de transitar por la vida en el momento o con la edad que te ha tocado en suerte… o en desgracia
UNA CUESTIÓN PERSONAL es la historia de un profesor sumamente particular, llamado Bird para más información, en la siempre fascinante metrópolis de Tokio –aquí contemporáneo años 60, intuyo, aunque nunca se menciona el dato- ante un dilema vital de máxima importancia para él, que lógicamente no desvelaré aquí, que nos invita a plantearnos muchísimas cosas personales durante el espacio-tiempo de 3 días y 3 noches realmente vertiginosas que dura su periplo. Las dos novelas son muy recomendables pero esta última me ha parecido realmente soberbia y me temo que es la que me va a hacer seguir indagando la bibliografía del autor.

(Imagen: Kenzaburo Oé con su hijo Ikari. El título del post “Arrancad las semillas, fusilad a los niños” es el de su 2ª novela que no he leído pero me ha fascinado como título y también lo pongo por no dejarla en medio de la 1 y la 3, como recordatorio personal, ya que posiblemente sea la próxima que lea de Oé… si me acuerdo. ¿Ya está? Joder nen, estás de un perrazo últimamente... Venga, Oyasuminasai –Bona nit en japonés cuando te vas al sobre, que cada día se aprende algo nuevo y tal.-)

dissabte, 11 de novembre de 2017

Chiquito de la Calzada (1932-2017)


Para los que siempre hemos valorado el sentido del humor como una gran arma pacífica de inteligencia, para los que lo flipamos de tanto en tanto (huyendo del espanto) con ataques incontrolados de risa freak que acaban derivando en lágrimas de alegría, de dicha de disfrutar ese preciso momento en que aparece el contrasentido en toda su máxima expresión; este tío siempre fue todo un referente, uno de los GRANDES.

Condemort, Mestre.-

diumenge, 5 de novembre de 2017

Almas grises – Philippe Claudel

“Efectivamente, el verano se anunciaba tan caluroso bajo las pérgolas como en las molleras de muchos patriotas, desmontadas pieza a pieza y vueltas a montar como el mecanismo de un reloj. En todas partes se blandían puños y recuerdos dolorosos. Aquí, como en el resto del mundo, las heridas tardan en cerrarse –sobre todo las que aún gotean-, y se infectan a su antojo en las veladas de recuerdo y rencor. Por orgullo y por estupidez, todo un país estaba dispuesto a arrojarse al cuello de otro. Los padres azuzaban a los hijos. Los hijos azuzaban a los padres. Sólo las mujeres, madres, esposas o hijas, presenciaban aquello con el pálpito de la desgracia en el corazón y una lucidez que les hacía ver mucho más allá de aquellas tardes de gritos de júbilo, rondas para todos y canciones patrióticas que hacían zumbar los oídos y temblar la verde fronda de los castaños”.

dijous, 2 de novembre de 2017

Nit d’estima i de plor


Esta noche tan triste, a falta de unos minutos para reventar la cacerola en el balcón de casa a las 22.00h en señal de protesta, tengo una pregunta para el respetable: ¿Dónde coño está la izquierda española, cabrones? Para nosotros va de INDEPENDÈNCIA pero para vosotros ya va de DEMOCRÀCIA. Hoy la dictadura del estado español nos jode a nosotros, pero mañana os meterán la porra a vosotros. Reaccionad, si us plau! Porque el futuro es tan vuestro como nuestro. Salut i Llibertat per a tothom.-

dimecres, 1 de novembre de 2017

Seguim!


Tal como está el patio y abocados a elecciones el próximo 21D si no lo evita un giro rocambolesco de la historia, que también es posible no se crean -con la República secuestrada y aunque proclamada no asentada en el territorio por la poca estabilidad de nuestras bases, que aun así hubieran resistido con algún apoyo internacional, esto hemos de aceptarlo así- parece bastante claro que todo se va a reducir a un choque estratégico y sumamente interesante no ya de trenes (por utilizar la metáfora común de mucha peña) sino de bloques conjuntos, contienda que a mí me gusta resumir en un combate en principio desigual (unos tiran del poder de la fuerza represiva, otros tiran del poder humano que otorga el sentimiento de la calle) entre CONSERVADORES Vs. PROGRESISTAS. Si estamos en el siglo XXI, ¿es así, no? deberían ganar claramente los segundos pero ya sabemos que la caspa tira al monte. Veamos:

CONSERVADORES: Un PP residual en Catalunya (8% de voto social) que pretende hacerse cargo de las instituciones catalanas mediante la aplicación del famoso artículo 155, ya les digo yo que si alguien cree que aquí vamos a bajar la cabeza y acatar obligaciones del estado español es que realmente no conoce a los catalanes (vengan a visitarnos, viajen y fórmense sus propias ideas al respecto, que no se las impongan, que ya son mayorcitos hombre!). Un PSC-PSOE ya sin careta Sr. Iceta, escudero pepero para servir al borbón y dudo mucho que a usted que me lee, dejando en evidencia que estos dos partidos son y representan exactamente lo mismo: defensores a ultranza, nunca mejor dicho, de la caduca constitución del 78 por la gloria de sus mares, vertederos de poder corrupto. Un C’s que adelanta a los de la gaviota por la puta derecha bien asesorados por Aznar and Cía., en el fondo son los mismos pero estos están más preparados en el lavado de cerebro masivo (tarea fácil para captar grupos ultras, neonazis, nostálgicos falangistas y otros parásitos similares, los estratos más incultos del voto nassioná por así decir), digamos que pretenden renovar el facherío fino, pijotesco, y por lo tanto me parecen más peligrosos. A los amigos que aún conservo en el país vecino siempre les comento algo similar cuando hablo de esta troupe… ah! y algún elemento sin especificar que se les apunta a cambio de sobre, supongo claro, como el tal Paco Frutos (sinceramente ni puta idea de quien era este pavo hasta que lo vi hablar el otro día en la mani españolista de BCN, poquita peña por cierto, muchos de ellos traídos a golpe de autocar y tren desde la España profunda… bah!), pues eso, el tal Frutos del que el PCE se ha desmarcado tras observar el monumental ridículo que hizo en la tarima, menudo fichaje, van apañados entre este, el botifler Borrell (con nicho propio y ya bien pagado en el vertedero de la historia política) y el Vargas Llosa (Forradel no, nobel, no, repite conmigo: For-Ca-Dell, venga otra vez: For-Ca-Dell… ves como no es tan difícil, facha de dios!). Todos ellos sin excepción cómplices de la brutal barbarie ejecutada por los piolines el pasado 1-o: Ni oblit ni perdó, que os quede bien clarito por mucho que os cueste aceptar que -aquí incluyo a quienes les votáis- España, pase lo que pase, ya ha perdido a Catalunya y además para siempre.

PROGRESISTAS: Un JxSÍ (Extraños compañeros de viaje, cierto, la burguesía catalana –‘derecha de pela’ a la que nunca he votado pero siempre he preferido a la española por diferentes motivos que ahora igual alargarían en exceso este escrito- y una ERC que no sólo es el partido más antiguo del estado español sino el único al que nunca se lo podrá acusar de tener una sola mota de corrupción en las alfombras de sus despachos), de entre sus filas –si se presentan por separado- saldrá en teoría el 131º Presidente de la Generalitat. Una CUP (partido clave en las elecciones del 27S de 2015 con sus 10 diputados en el Parlament y sus 336.375 votantes en las urnas –entre los que me encuentro, muy orgulloso de su coherencia de principio a fin en todo este Procés-, y que volverá a serlo en estas si se producen y acaban presentándose, que yo creo que sí. Una lista que deberían encabezar los Jordis: presos políticos en la España del siglo XXI, ¿en serio puede ser verdad, de verdad tú, españolito de a pie, apruebas esto y miras hacia otro lado?, cuyo único delito ha sido encabezar las manifestaciones PACÍFICAS más grandes de la historia de Europa, donde no se ha roto ni una papelera, cabrones, infórmense bien en lo referente a los 3 coches de la GC! Y también con algún que otro fichaje para la causa libertaria como el del amigo Dante Fachín que deja el tronco nacional de Podemos para saltar por las ramas de la conciencia personal y romper acuerdos con el boss Pablo Iglesias, responsable máximo de sacar a la gente de las calles el 15M para ponerlas a criar panza en el sofá de la Sexta Equidistancia, un ni frío ni calor que aquí ya no cuela, nen, Xavi Domènech –que me cae muy bien, dicho sea de paso- será el candidato aquí, veremos cómo se posiciona. Lo que se pretende es crear un estado moderno en forma de República (al borbón, troupe aforada incluida, os lo coméis vosotros, es lo que hay) dentro de una Europa a la que se le supone una serie de valores humanos, una justicia a la altura del momento histórico que vivimos y un saber respetar la libertad de todos y cada uno de los habitantes que la conforman.

*La nueva partida está servida, ojalá se consiga garantizar la presencia de un gran número de observadores internacionales para que sean unas elecciones LIMPIAS (cuidado con Indra, recuerden este nombre), si gana el independentismo espero que el estado español –como buenos vecinos, aunque vosotros nos odiéis y os joda que el sentimiento no sea recíproco- sepa aceptar los resultados y no volver a marear la perdiz con 155’s ni milongas por el estilo. Que tinguem sort!


“Sobretot, passi el que passi, intentem que visqui la intel.ligència” 
 Anna Gabriel (CUP) 10/10/2017 – Parlament de Catalunya