dilluns, 4 d’abril de 2011

Apatrullando la ciudad

La historia es del pasado viernes por la tarde…
Dirigiéndome hacia el domicilio de una persona a realizar el último servicio de la semana, el más duro porque eres consciente de que tienes el finde a la vuelta de la esquina y ya empiezas a necesitar una desconexión urgente; observo una cola descomunal en las afueras del cine Urgell, más de mil personas, que es la capacidad que tiene la macrosala, rodeando una de esas manzanas perfectamente diseñadas de l’Eixample, coño! esto es amor al cine y lo demás son milongas pienso en primera instancia.
Después observo la marquesina y el título del film, que brilla bajo unas tristes e innecesarias bombillas de glamour bajo un sol justiciero, y empiezo a entenderlo todo: “Torrente 4: Lethal Crisis”. Buah, para flipar!
Como soy un tío responsable y me gusta llegar antes a los sitios, me sobra un cuarto de hora que invierto en observar atentamente la fauna que pulula por los alrededores guardando las distancias en estricta fila india, público variopinto: mucha verdulera y peluquera que ya no abre el negociete los viernes por la tarde, por aquello de los malos tiempos que corren, y se apuntan al estreno, Ni-nis de barrio acaudalado que teclean incesantemente esos aparatejos que han salido ahora nuevos y que parecen móviles (de hecho creo que lo son porque juro solemnemente que ni idea de cómo funciona el tema) y se mueven con el dedo saltando de pantalla en pantalla, incluso algún crítico progre despistado y sobretodo mucho consumidor compulsivo de TV que por una vez ha levantado el culazo del sofá de luxe para sacar su entrada correspondiente…
Son casi las 5 y se abren las puertas para engullir a toda la legión de seguidores del Sr. Segura (que dicho sea de paso, me cae de puta madre, y además me parece un tipo genial), acabo mi trabajo sobre las 8 y cual es mi sorpresa cuando compruebo que otro rebaño de incondicionales de la basura reciclada vuelve a formar una multitudinaria cola a la espera de la segunda sesión… Claro! Supongo que el casting de lujazo encabezado por grandes actores de la talla de: Paquirrín, Belén Esteban, Ana Obregón, Kun Agüero y otros invitados estelares invita a no perderse la función.
Ha sido una semana dura, entro en un bar y pido una mediana Estrella, de la cual bebo tres puntas de un trago, y enciendo un cigarrillo en la puerta mientras continúo contemplando el espectáculo antes de sumergirme en las entrañas del metro de vuelta a casa. Cada vez entiendo menos la sociedad que me rodea, pienso el algún momento. Burrrp!
En tan solo diez días, Torrente 4 ha recaudado 14 millones de euros, al igual que sus antecesoras, esta película bate todos los registros y se consolida como la película más taquillera del cine español, que está claro que es different, ¿no?. Venga amiguete, toma la bolsa con la pasta… y corre!!! La culpa es del consumidor, y hay que buscarse la vida, por lo tanto nada que objetar al director.