sábado, 11 de abril de 2015

6.- “We Work The Black Seam” - Sting


El 19 de noviembre de 1984 comenzó una impresionante huelga minera en el Reino Unido (gobernado por entonces con mano de hierro por una Sra. Thatcher muy crecidita tras la victoria en la Guerra de las Malvinas) que se prolongó hasta el 3 de marzo de 1985 y que consiguió paralizar la industria del carbón durante casi un año. Nada fue lo mismo en las relaciones laborales entre trabajadores y patronales gubernamentales varias una vez consumada la derrota de los obreros significando un debilitamiento letal para el movimiento sindical británico.
Sting, nacido en los alrededores de Newcastle (ciudad industrial, negra y gris, minera y metalúrgica), apoyó la reivindicación de los mineros con esta estupenda canción incluida en su maravilloso disco, debut en solitario, del año 1985 que llevó por título: “The dream of the blue turtles”. El documento de la gestación de la canción, única versión disponible in live, es impagable ya con su banda de Nueva Orleans con el gran Brandon Marsalis incluido. No se lo pierdan…

Video: AQUÍ 


Este sitio ha cambiado para bien. En tu teoría económica dijiste que todo pasaría. Es difícil de entender. No podemos abandonar nuestros puestos de trabajo aunque deberíamos hacerlo. Nuestra sangre ha manchado el carbón. Hemos cavado hondo en el alma de la nación. Somos más importantes que tus libras y peniques. Tu teoría económica no tiene sentido.

Algún día en una era nuclear tal vez comprendan nuestra rabia. Construyen máquinas que ni ellos mismos son capaces de controlar. Y entierran los residuos en un enorme agujero. La energía sería limpia y barata. Nunca más se verían caras mugrientas pero ellos prefieren que el Carbono 14 sea mortal durante los próximos doce mil años.



Trabajamos la veta negra juntos.
Trabajamos la veta negra juntos.


La veta está bajo tierra. Tres millones de años de comprensión la dejaron así. Caminamos sobre antiquísimos bosques. Y llevamos la luz a miles de ciudades con nuestras manos. Vuestras oscuras y satánicas fábricas han apagado nuestras habilidades mineras. No podréis cambiar una banda de seis pulgadas por todos los vapores envenenados de Cumberland.


Algún día en una era nuclear tal vez comprendan nuestra rabia. Construyen máquinas que ni ellos mismos son capaces de controlar. Y entierran los residuos en un enorme agujero. La energía sería limpia y barata. Nunca más se verían caras mugrientas pero ellos prefieren que el Carbono 14 sea mortal durante los próximos doce mil años.


Trabajamos la veta negra juntos.
Trabajamos la veta negra juntos.

Nuestras vidas son conscientes y corren profundas. Te aferras a tu montaña mientras nosotros dormimos, esta forma de vida es parte de mí. No hay precio que valga así que déjame en paz. Y si llorasen los niños, el oscilante mundo dormiría sus almas cantándoles una nana. Cuando te hayas hundido sin dejar huella, el universo me succionará, poniéndome en mi sitio. En mi puto sitio.

Algún día en una era nuclear tal vez comprendan nuestra rabia. Construyen máquinas que ni ellos mismos son capaces de controlar. Y entierran los residuos en un enorme agujero. La energía sería limpia y barata. Nunca más se verían caras mugrientas pero ellos prefieren que el Carbono 14 sea mortal durante los próximos doce mil años.



Trabajamos la veta negra juntos.
Trabajamos la veta negra juntos.


Libre Traducción: Krust

2 comentarios:

  1. Una canción magnífica.
    Te recomiendo la película "Pride" que va sobre el tema con un punto de comedia y un libro, un ensayo: OWEN JONES, Chavs. La demonización de la clase obrera.

    Salud o jao!!!

    Resistir es casi lo único que nos queda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy chula sí, la música es preciosa, y el coro del estribillo es tremendamente pegadizo. Todo ese disco, ‘The dream of the blue turtles’ me parece exquisito.
      Se agradecen las recomendaciones, la peli no me sonaba de nada y del libro algo había leído por ahí… ¡me lo apunto!

      Resistiré(mos)!!!

      Eliminar