dimecres, 17 de setembre de 2014

Alma de gitana

“Unos pajarillos acuden a alimentarse en el frío de la ribera: ella observa hasta qué árboles vuelan, cuál es el último follaje, qué bayas invernales comen, y entonces se pone a recoger cualquier alimento que pueda encontrar. Descubre en el barro un gorrión muerto. Es contrario a las costumbres comer aves silvestres, pero, ¿qué son ahora las costumbres más que algo viejo e incapaz de volar? Atraviesa el pájaro con una ramita aguzada y lo asa en una llama baja, dándole vueltas y más vueltas, sabiendo al primer bocado que no le sentará bien, carne vieja, podrida e inútil. De todos modos, impulsada por el hambre, lo desgarra con los dientes y desliza la lengua a lo largo del hueco donde otrora latió el corazón.”

Zoli
Colum McCann