sábado, 10 de mayo de 2014

La mujer barbuda


Ahí lo tienen ustedes, esta noche en sus pantallas nada más y nada menos que el Festival de Eurovisión. Todavía recuerdo aquellos tiempos en que esta cosa conseguía reunir a muchísima gente en torno a la caja tonta familiar, un sábado por la noche en prime time, para seguir la emoción de aquellos votos, que estaban más trucaos que la moto chicharra del vecino del 5º cuando berreaba de madrugada por las calles del barrio, y que servían para elegir la mejor canción que había sido capaz de parir esa elegante dama que antaño fue la vieja Europa.

Ahí la tienen ustedes, les presento a Conchita Wurst, nacido Thomas Neuwirth en 1988, será la representante de Austria interpretando una tonada titulada “Rise like a Phoenix”, con dos cojones, en ese circo de la música freak que se celebra hoy en Dinamarca. La moza bien podría haberse rebautizado como Gillette: la jodida sirenita de Copenhague. Siguiendo con el recochineo, piensen cosas cochinas y acertarán, tendríamos que resaltar que Wurst traducido del alemán significa… salchicha.

Hablando de votos, dicen que las elecciones europeas están al caer, ¿no?

2 comentarios:

  1. ¡Anda, si ha ganao la Wurst! Llamadlo intuición...

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Krust!

    ¿Cómo va? Tanto tiempo, ¿verdad?
    Te recuerdo siempre y acá estoy nuevamente y habiéndome reído con esta entrada y sobre todo con --->La moza bien podría haberse rebautizado como Gillette :-D
    Voy a la siguiente que es sobre...ya sabés: mí Quique ;-)

    Beso

    ResponderEliminar