dijous, 24 d’abril de 2014

Los placeres de la pobreza


Pura sangre desbocado
Detesto a los tibios de vocación.