dijous, 20 de febrer de 2014

Del bank… al Banksy

El mural se titula “Kissing Coopers”, representa a dos policías dándose un morreo, y es obra del genial graffitero Banksy, sus medidas son 2.26 metros de alto por 1.60 de ancho y la técnica utilizada es la de spray –blanco y negro- sobre aluminio. El misterioso autor callejero, del que si no recuerdo mal ya hablé hace tiempo en este blog, ha conseguido colocar una réplica en forma de cuadro enmarcado  -con su firma original of course- de ese original situado en una puta pared del Prince Albert Pub de Brighton (Inglaterra), donde cualquier parroquiano de los que pasan por la calle lo puede contemplar con el respeto adecuado y, preferiblemente, absteniéndose de potarlo o mearse encima al entrar o salir del garito; bueno, la cosa es que por lo visto montó una subasta secreta y picó un primo, uno de esos coleccionistas frikis que andan sobraos de pasta y que para más inri prefiere mantener su nombre en el anonimato… ¡menudo pringao!


Total: con el negociete de marras el amigo Banksy se ha embolsado la friolera y calenturienta cifra de 418.000 € y vuelve a desaparecer de escena hasta que se lo reviente todo en sorbetes de vida, hasta que se reinvente de nuevo en otra ciudad, en otro escenario, ¡Con dos cojones!