martes, 17 de mayo de 2011

Paquirrín


· Cuadro: “Fugint de la crítica”
· Autor: Pere Borrell

El trampantojo es un estilo pictórico que consiste en acariciar el arte desde el engaño visual, grandes pintores lo utilizaron a lo largo de la historia: Zeuxis, Miguel Ángel, Tiziano, Rembrandt, Van Mieris, el Veronés o Murillo por citar algunos…
Pero de los que utilizaron esa técnica, a mi me gusta en particular este cuadro que pintó un catalán semidesconocido allá por 1874, me parece fascinante la expresión reflejada en la mirada de ese niño casi adolescente huyendo del particular acoso de algún compañero de juegos, de su primera novieta, de la primera hostia sinsagrada de su padre o de la zapatilla de su madre, vete a saber, a la fuga de cualquiera que pretenda arrebatarle el derecho a ser libre y equivocarse en todo caso. Resulta impresionante el modo en que manos, pies o cabeza sobresalen del marco en un escapismo fantasmal.
¿Te imaginas tenerlo en casa?, lo mirarías decenas de miles de veces durante toda una vida y jamás lo verías dos veces igual, ya sea en su aspecto volumétrico, dependiendo de la luz natural o artificial del momento, del ángulo de inclinación variante si estás tirao en el sofá o contemplándolo firme ante el, y sobretodo de tu estado de ánimo en ese preciso instante… dicen que Borrell fue de los pioneros en captar, a tamaño natural, esa historieta tan conocida hoy en día de las tres dimensiones, o vamos a llamarlo 3D que queda mas chic. A mí me teletranspantoja un poco más allá, lejos de la ferocidad de la crítica destructiva…

3 comentarios:

  1. A mí el cuadro de tu post siempre me ha inquietado, no sé, el niño tiene una carita y unos ojos que me acongoja...y siempre me he preguntado...si el niño huye y quiere salir del cuadro...¿que viene tras el niño?

    bss

    (Me encantó el comentraio que me dejaste en mi anterior entrada)

    ResponderEliminar
  2. El personaje de un cuadro debe cumplir con su rol de estarse quieto, aceptar su condición de ser mirado. Aquí, el niño desobece, aquí el pintor "fuig de la crítica", pues hace un cuadro que no es un cuadro, pues su personaje no es, en realidad, un personaje.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, hay cuadros que uno querría llevarse a casa para poder mirarlos siempre...

    ResponderEliminar