sábado, 15 de enero de 2011

· Interiores ·

Entre unas cosas y otras serían ya la una de la madrugada cuando me fui a dormir, mi Subconsciente me despierta al filo de las siete de este nuevo día…

- Hola, buenos días!
- Buenos días, ¿Qué hora es? Todavía está oscuro.
- No empieces a hacerte el remolón, hay cosas que hacer.
- No me jodas, he tenido una semana dura y necesito descansar.
- Te recuerdo que tienes que hacer una lavadora, la de tu ropa, después tienes que bajar a comprar el periódico y el pan e ir a la biblioteca a devolver lo que tomaste prestado, además de…
- Mira, ni se va a agotar la prensa ni abren el templo hasta las 10. Quiero dormir un rato más…
- No me has dejado acabar, hay más cosas que hacer.
- Siempre hay cosas que hacer.
- Pero sabes que si las adelantas después estarás mas relajado
- ¿Te he dicho alguna vez que me pones de los nervios?
- Es la cruz que acepté cargar cuando tu me creaste…
- Algún día me vengaré de ti, Querido Subconsciente, no lo olvides nunca…
- ¿Cómo Otoko hizo con Oki?
- Eh! Para, para, ¿Qué quieres decir?
- Sabes bien lo que quiero decir, se trata de esa idea que se está formando en tu mente…
- Solo estaba analizando el porque de las cosas.
- Levántate y ponlo por escrito, no vuelvas a dormirte o Morfeo te robará la idea para siempre.
- ¿Y que hará con ella?
- Se la servirá en bandeja de plata a otra persona que lea la novela de Kawabata.
- ¿Insinúas que ese Morfeo dispone de todos los sueños a su antojo?
- Exacto, los sueños no tienen dueños, viajan de cama en cama…
- Además, yo pensaba en Kumiko y Taichiro cuando hablaba de venganza.
- Ellos no tiene culpa de lo ocurrido en el pasado, el destino los invitó a este juego inacabado.
- Kawabata no culpa a nadie, solo expone los hechos ocurridos, los del pasado y los del presente.
- Otoko no dejó de amar a Oki ni un instante de su vida…
- Tampoco Oki la olvidó nunca, es lo bello de la historia.
- Otoko también ama a Kumiko con locura, maestra y discípula, dos bellísimas mujeres viviendo un amor prohibido que…
- También Kumiko la ama sin concesiones, es lo triste de la historia.
- Insisto! Levántate y ponlo por escrito…
- Valeeeee, ya voy….

Dos horas después…

- ¿Lo ves? Ahora, y como siempre, deberé disculparte ante Morfeo.
- Díle a ese Morguapo de mi parte que no se duerma y que lea el libro.
- Así lo haré, pero piensa que algún día se vengará de ti…
- Lo estaré esperando, no te preocupes.
- Ahora ya puedes bajar al bar a tomar un café con leche.
- Y un cruasán, con tu permiso…
- No olvides sentarte en la terraza exterior si quieres fumar.
- Exteriores por describir…
- Interiores ya los acabas de escribir.
- ¿Y te gustó lo leído?
- Bah! No está mal…
- Mira que eres cabrón! Bueno, hasta lueguito Subcons.
- Que pasemos un buen día, e intenta no torturarme.
- Sabes que no puedo prometerlo…
- Sé que lucharás por ello mientras sigas despierto. Suficiente.
- ¿Aprobado?
- Sí.-

4 comentarios:

  1. Angi Palma16/1/11 22:55

    Molt i molt i molt original, Krust. Jo ahir vaig abandonar la lectura de 'Genji Monogatari', de la Murasaki Shikibu, ja no podia més de modals exquisits i medievals repetitius. Ja te'n parlaré un dia...però la teva ´crítica dialogada m'ha agradat molt. Suposo que era la idea del diàleg el que no et deixava dormir.
    Per cert, Krust, tu i la teva 'pizpireta' amb nom de flor, heu vist 'Biutiful'?
    Apa, deixo la pregunta penjada.
    Bon soir,
    Angi

    ResponderEliminar
  2. Gràcies Angi, diguem que una idea em rondava el cap i necessitava expressar-la perquè no es perdés en l'oblit. Si el resultat és suficient ja em conformo, el notable o el excel.lent ja queda per a l'autor que és qui s'ho mereix. No conec a Murasaki Shikibu però prenc nota del nom (tot i que ara necessito abandonar Japó per una temporada i canviar de xip literari ...).
    No hem vist "Biutiful" encara però ahir vam anar a veure "Pa negre" per fi, irregular al meu entendre però molt interessant per diversos aspectes, ja explicaré alguna cosa sobre aquesta peli que apunta alt en els propers premis Goya...

    Una abraçada.-

    ResponderEliminar
  3. Ay, ese subsconciente, ¡cuantas malas jugadas nos gasta!
    Un placer pasar por esta página.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Y sin embargo nos vemos obligados a convivir con él e incluso debemos agradecerle esa dualidad de pensamiento que nos proporciona...

    Bienvenido, Arruillo. Saludos.-

    ResponderEliminar