dissabte, 18 de setembre de 2010

· Encerrado en tu rincón ·


Cuando el agua fría que sale por el teléfono de ducha de un sórdido gimnasio refresca tu smoking de piel y arrastra hasta el sumidero toda esa asquerosa aura de perdedor que un tiempo incierto te ha colgado en la chaveta de saldo, empiezas a sentirte mejor. Incluso tienes ojos para los amigos que no pegan duro; ánimos para conquistar a las mujeres que saben curar las heridas, y también para dejar que los rayos de sol te sequen la estampa con una caricia de luminosa mañana antes de agobiarte con una tunda de sofocante ardor en las entrañas perladas con sudor de alta graduación.
Una historia de perdedores que merecería figurar en esos listados de grandes películas de siempre, y que muy pocos de los que entienden de esto se acuerdan de incluir.
La cosa empieza con esta canción que se titula “Help me make it through the night”, y la interpreta Kris Kristofferson, aunque tendrás que aguantar hasta el minuto 3, mientras sus notas te golpean las bajas pasiones, para escuchar su estupenda voz, y después, si quieres, seguir avanzando por las calles de esta ciudad, acompañando a Ernie y Tully a dar un garbeo por la derrota, hasta uno de esos finales que no vas a olvidar en la vida, si es que no tiras la toalla antes de que suene la campana que cierra esta gran película, claro.-
"Fat City" - John Huston (1972)