divendres, 23 de novembre de 2018

Bass o Vens?


A la chica del bajo, Tina Weymouth, la parieron el 22/11/1950 en Coronado – California - USA… o lo que es lo mismo, ayer cumplió 68. Sus 4 cuerdas sonaron con Talking Heads & Tom Tom Club…

*Ahora vas y me cuentas lo que es tocar el bajo en plan posteridad, Gilipollas. (para una pavo que el otro día disertaba en un bar-mental sobre los mejores bajos de la Historia del Wakenguouw… ).-

Deja de llover
sale la luna
salgo yo también.

Psycho Killer
Talking Heads

dimecres, 21 de novembre de 2018

Tierno bárbaro – Bohumil Hrabal



“Del mismo modo, cuando escribía no lo hacía de cualquier manera. Primero producía el escrito en el diario, luego se retiraba, preferiblemente a una taberna, cuando pedía una cerveza le añadía todavía una absenta, y si la carta debía ser inusitadamente significativa, se tomaba una absenta más. Cuando luego comprobaba que estaba en estado de gracia, empezaba a escribir, y la cosa volaba, su escritura recordaba a un grifo abierto. Cuando acababa de escribir, se encendía ceremoniosamente un cigarrillo, deliberaba y evaluaba qué efecto tendría la carta, si sentía que la carta despertaría indignación, se tomaba otra absenta para tener fuerza para pegar el sobre y tirarlo al buzón de correos. Siempre repiqueteaba el buzón y aún palpaba con el dedo por si se podía sacar la carta.”



dilluns, 19 de novembre de 2018

Moanin’ – Art Blakey & The Jazz Messengers


Drums: Art Blakey
Trumpet: Lee Morgan
Tenor Sax: Benny Golson
Piano: Bobby Timmons
Bass: Jymie Merritt

*Gracias infinitas a Diego A. Manrique por el descubrimiento.-

dissabte, 17 de novembre de 2018

Oso – Marian Engel



“En la ciudad, la mañana solo puede soportarse. Ya no hay amanecer, ni tampoco verdadera oscuridad. Lo único que queda, después de llover o de que hayan regado la calle, es el chirrido de las llantas en el asfalto mojado. Aquí, en cambio, Lou volvió a despertarse temblando y alzó la nariz como un animal. La luz del dormitorio era de un blanco extraordinario. Se levantó de la señorial cama del coronel y fue hasta la ventana. El mundo estaba cubierto de una tardía nieve primaveral.
     Era esa nieve blanda y espesa que entusiasma a menos que se esté conduciendo o agonizando, copos acumulados que ahora ya caían, como orugas, de las verdes ramas. Volvió a olfatear. La nieve tiene su propio aroma frío. Se calzó las botas y salió a orinar sobre la tierra nevada, preguntándose cuánto tiempo había pasado desde la última vez que tiñó la nieve de amarillo. No había señales del oso. Se habría metido en su establo para volver a hibernar.”



divendres, 16 de novembre de 2018

Manifiesto (global... de globo particular)



Violeta está en Chile, matarile, ayer destrozamos el récord del pluviómetro diluviano (ya te contaré/ya me contarás). Yo de viernes, me he encontrado a Sue que sigue con el tema de la Librería –así proyectado en mayúsculas- Endavant!, el Nando me invita a un concert de MC5 en la Sala Apolo… buaaaah, gran punto de converse en el wasap, Kiko Amat bambas mediante… mediana, lata, quinto estrella, quinto voldàn, total que moraete controlao del 15 en día 16/11/2018 (creo)… pero no voy, nen; fiestas del barrio además.
Zafarranxo, lavada, el curro, la mama… ahora, tengo un momentico para mí.
Va para tí, claro.-
Imagen: Tanaka Tatsuya

dimarts, 13 de novembre de 2018

Irlanda – Espido Freire


     “De pronto el tiempo hace tonterías, se empeña en correr o en detenerse. Hubo una época en la que yo tenía una confianza ciega en el reloj. Las horas transcurrían a su debido tiempo, más veloces en mi casa, más lentamente cuando me encontraba en el colegio, pero era un caer de arena incesante, que me hacía crecer y se medía con las dos agujillas.
     El tiempo comenzó a defraudarme cuando los minutos de bienvenidas y besos con mis primos se hicieron eternos, cuando el lento mirar de reojo de Irlanda pareció inmovilizarse en el aire, o cuando mis manos, que nunca habían sido torpes, no encontraron las de Roberto. Sospeché entonces que el tiempo, como las agujas del reloj, camina en círculos, y que el mío tendría que girar una y otra vez, como una historia que siempre se repite, en torno a aquella casa y a sus campos verdeantes.”



dissabte, 10 de novembre de 2018

Todo lo que se llevó el diablo – Javier Pérez Andújar


     “Una de las dos fondas de aquel pueblo estaba en la plaza del ayuntamiento. En su habitación, Velasco Flaínez se miraba en el espejo y elucubraba con las posibilidades que tenía su bozo de convertirse pronto en un bigote. Acarició aquella pelusa con los dedos y la dejó repartida sobre la boca como los frenazos de un neumático. Por la ventana entraron las voces de un arriero que llamaba hija de perra a su mula. Se sonrió el chico y se quitó la camisa, se afeitó con mucha pausa la pelusa, y se lavó los brazos, el pecho, el cuello y la cara con el agua de la jofaina. Se puso una camisa de lino limpia que traía en el zurrón. Extendió el cuello de la camisa por encima de las solapas de la chaqueta y volvió a contemplarse seriamente en el espejo. Cuidadosamente, se peinó y estiró su mechón negro hacia atrás para dejar la frente despejada. Los peldaños de madera crujían a casa paso que daba, y así pareció que bajaba la escalera quebrando huesos. Tenía la fonda un despacho de vino y unas mesas para comer. En la pared del mostrador, la República mostraba un pecho al aire en una lámina. El chico se sirvió dos dedos de tinto, alzó el vaso a la salud del retrato, se lo bebió de un trago, y salió a la calle con las manos cogidas a la espalda. Andando muy despacio se esfumó entre las casas y callejuelas del pueblo.”



diumenge, 4 de novembre de 2018

Lo que el Kubrick nos dejó



Impresionante exposición dedicada a uno de los grandes directores de la Historia del Cine en el siempre incomparable marco del CCCB -personalmente lo colocaría en el Top 10, subiendo o bajando de posición dependiendo de la peli que analizáramos- y aquí servidor ha visto 12 de las 16 que filmó si no me fallan las cuentas. Sí, la gente tiene sus preferidas y tal pero seguro que todo el mundo coincide en que el tío era un puto genio (algo que confirmé ayer tras observar de primera mano toda su obsesiva metodología de trabajo, una de las cosas que más me han gustado de la expo…).
Nunca 4 € fueron mejor invertidos, no se la pierdan, tienen tiempo hasta el 31/03/2019. Acción!
Para + Info: AQUÍ