miércoles, 27 de septiembre de 2017

sábado, 23 de septiembre de 2017

Zoido Team


Miren que era paleto el anterior ministro de interior pero el tal Zoido me da a mí que se lleva la palma. Este de la afoto es uno de los barcos de camuflaje, pagados con el dinero del sumiso contribuyente, en que se alojan las fuerzas opresoras del estado español que han decidido tomar a las malas y por tierra, mar y aire (coñazo con los helicópteros rollo Blade Runner) la capital de la Republica Catalana: dicen que son un primer contingente de unos 4.000 números de la guardia civil y la policía nacional distribuidos en 3 barcos -2 en BCN, y 1 en Tarragona, os ahorro el bochorno de citar los nombres de las naves-. A bordo uno se lo imagina todo como muy Gay Friendly chipirifláutico y tal, en fin, ya saben aquello de la imagen que vale más que 1000 palabras, así que me permitirán que no haga ningún comentario más al respecto…
Quiero felicitar efusivamente y mostrar todo mi apoyo a los estibadores del puerto de Barcelona quienes el otro día decidieron por amplia mayoría, los catalanes creemos en la Democracia ya saben, no abastecerlos con los contenedores alimentarios de comida que les enviaban desde el ministerio de defensa nassioná (uno intuye que llenos de garbanzos, chorizos del pueblo pepero y cosas así…) ya no sé qué más podrían contener los paquetes personalizados, supongo que, entre otras cosas, champús varios para eliminar el pestazo que deben hacer estos ‘hombretones’ después de andar horas y horas embutidos en esos trajes robocop, afora el contribuyente again. Calla, calla que dicen que vienen más de camino, joder nos vamos a quedar sin clavales para darles la bienvenida. En fin, yo les recomendaría que trajeran ya a los de la cabra e hicieran una cadena humana para hacerles llegar víveres… o que salieran a darse un paseíto por los garitos del Paral·lel o de la parte baja de La Rambla a comerse un bocata o unas tapitas después de sus agotadoras jornadas de trabajo buscando urnas, papeletas, o cualquier otra cosa que les huela a Democracia. Aunque ojo porque algunos de ellos saldrán de paisano a dar la nota, especialmente este fin de semana que estamos con la Festa de la Mercè en la ciudad, y provocar actos violentos para tener luego una excusa de actuación, como tuve ocasión de comprobar personalmente en aquel ya lejano 15-M: suelen llevar el pelo bien corto o a cepillo, aunque otros lo llevan largo y esconden un pinganillo en la oreja, solo saben decir ‘Bon dia’ en catalán e intentan pasar desapercibidos pero si se fijan bien siempre hay algún detalle que los delata, busquen sus ojos y verán que no suelen sonreír como los nuestros. Estaremos atentos, claro.-
A la prensa vendida a la mentira, a los jueces y fiscales del corrupto sistema que no tienen cojones de mirarse al espejo por las noches antes de intentar dormir, a los españolitos de a pie que apoyan este golpe de estado a la Libertad de Expresión del pueblo catalán: ¡Iros todos a tomar por culo!

República Catalana 1-0 Apaña
Queda partido, pero no tengo ninguna duda: lo vamos a ganar.-

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Adéu, Espanya – Hola, Món


Hem guanyat!!! Avui, 20/09/2017, és el primer dia de la nostra República Catalana. Viure vol dir no tenir por de ser lliure.-

La nostalgia feliz – Amélie Nothomb


     “Unas horas más tarde, me despierta la intuición de que debo mirar el paisaje: subo la cortina de la ventanilla y lo que descubro me deja sin aliento. El avión está sobrevolando las cimas del Himalaya, cuya blancura basta para iluminar las tinieblas. Estamos tan cerca de la cima que contengo la respiración ante la idea de tocar el Everest. En mi vida sólo he tenido una visión tan sublime. Le doy gracias a Japón, que es a quien se las debo.
     Permanezco pegada a la ventanilla, contemplando fijamente esos colosos nevados. La noche es una bendición, ya que hace posible esta vista: de día, la violencia de la luz me habría obligado a desviar la mirada. De noche, tengo la impresión de estar conociendo, en el transcurso de una expedición de submarinismo, a una familia de ballenas blancas, nobles e inmóviles, en esas tinieblas perfectas de penúltimos fondos que permiten apreciarlo todo mucho mejor que con las horribles luces de los hombres.”

jueves, 14 de septiembre de 2017

El ojo castaño de nuestro amor – Mircea Cărtărescu


     "…Como si, al escribir, cada línea que trazo en la página con el bolígrafo se cubriera de moho y cada página que dejo atrás, cubierta con mi escritura, se abarquillara, amarilleara y se retorciera como una hoja seca. Pero yo seguiría escribiendo igualmente cada vez más rápido, para que no me alcancen el desastre y la desgracia.
     … Como si, al releerme, cada fotón que choca contra mi página, rebota y atraviesa mi retina envejeciera sobre la marcha, se arrugara como un grano de pimienta y, en lugar de luz, brotara de él un polvo sofocante, como el polvillo de las alas de las mariposas muertas, clavadas con un alfiler oxidado en el insectario.
     … Como si, al comer, la cuchara en la que la sopa gira lentamente, arrastrando en su giro un fideo, se oxidara en el trayecto del plato a la boca, se corroyera y cayera convertida en migajas de óxido sobre la holanda pura del mantel, y solo una bola de sopa, blanda y en continua remodelación, siguiera levitando en el vacío hasta llenarse también ella de gusanos y tijeretas. 
     … Como si, al hacer el amor, los billones de barquitos de papel liberados por mi vientre penetraran en el vientre de mi esposa, en el interior de una geografía desconocida y extraña, atravesaran gargantas terribles, cataratas implacables, naufragaran en tierras llenas de conchas, se precipitaran por las trompas traslúcidas, ardieran al rozar las paredes y fueran atrapados por seres sin ojos hasta que un solo velerito se detuviera en las aguas tranquilas que rodean la abrumadora, redonda fortaleza. Y allí, bajo un cielo de tormenta, esperara la ruina, la ruina total, la ruina ilimitada. No ha quedado ni una piedra de aquella ciudadela ovariana.
     … Como si los puentes se derrumbaran a mi paso.
     … Como si las estrellas explotaran después de caer dormido.
     … Como si nuestra memoria fuera un osario.
     … Como si nuestra mente fuera una campana resquebrajada."

domingo, 10 de septiembre de 2017

DAVID BOWIE is


Que no se nos escape la expo de Bowie, ¿eh?, ¡claro que no! Ayer pudimos verla por fin -empezó el pasado 25 de mayo y acabará este próximo 25 de septiembre coincidiendo con la Festa de la Merçè de la ciudad-; una experiencia única e irrepetible sobre este ARTISTA en mayúsculas cuya influencia creadora perdurará en la Memoria de la humanidad durante los siglos que le puedan restar de vida… y después, no se preocupen, posiblemente el Major Tom la saque, la Memoria de Davie quiero decir, de gira por el espacio.
Todo un placer para los sentidos, sin ninguna duda, además de un honor el haberla tenido aquí en Barcelona (única ciudad europea en acoger esta maravilla itinerante que viene de Tokio y vuela próximamente a New York). Legiones de millones de admiradores ya la han podido gozar, encantados de figurar entre las huestes bowinianas que han tenido la oportunidad de disfrutar esta exposición.

·         Muy buena elección la del Museu del Disseny (popularmente conocido como ‘La Grapadora’) enclavado en la Plaça de les Glòries Catalanes (por cierto, Sra. Colau, sepa que ha hecho usted una verdadera chapuza con esta plaza, gestionando de modo nefasto nuestros impuestos, cuando hay que aplaudirla se hace, cuando hay que criticarla también. Conste en acta.).

·         La demanda constante de otras metrópolis podrían hacer que la gira fuera global, ojalá porque vale muy mucho la pena. Me consta que en Madrid están pidiendo firmas populares para que la traigan, y también debería llegar a Londres (¡porque es la suya y es lo suyo!) y a Berlín (porque posiblemente, a nivel personal, ha sido la sala que más me ha gustado de la exposición). Denle circulación a la Cultura, cabrones.-

Para + Info: AQUÍ

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Indigno de ser humano – Osamu Dazai


     “Por lo general, las personas no muestran lo terribles que son. Pero son como una vaca pastando tranquila que, de repente, levanta la cola y descarga un latigazo sobre el tábano. Basta que se dé la ocasión para que muestren su horrenda naturaleza. Recuerdo que se me llegaba a erizar el cabello de terror al pensar en que este carácter innato es una condición esencial para que el ser humano sobreviva. Al pensarlo, perdía cualquier esperanza sobre la humanidad.
     Siempre me había dado miedo la gente y, debido a mi falta de confianza en mi habilidad de hablar o actuar como un ser humano, mantuve mis agonías solitarias encerradas en el pecho y mi melancolía e inquietud ocultas tras un ingenuo optimismo. Y con el tiempo me fui perfeccionando en mi papel de extraño bufón.”