domingo, 9 de julio de 2017

30 monedas de plata

-         Harmónica: La recompensa por este hombre son 5.000 dólares, ¿no?
-         Cheyenne: Judas se conformó con 4.970 dólares menos.
-         Harmónica: No había dólares en aquella época.
-         Cheyenne: Pero sí hijos de puta.


El otro día volví a ver “Hasta que llegó su hora” – Sergio Leone (1968), no hay nada como rescatar un viejo western de aquellos inmortales para darse cuenta de que, a pesar de lo que cantara Dylan es su momento, los tiempos no han cambiado demasiado o, al menos, no tanto como deberían haberlo hecho…

No hay comentarios:

Publicar un comentario