diumenge, 23 d’octubre de 2016

Sa matao Paco


Menudo cachondeo hemos tenido esta semanita con la estatua del puto Franco presente en los exteriores del templo sacralizado del Born (¿A quién se le ocurrió poner esta mierda a las puertas de un espacio tan simbólico para los catalanes?); una estatua de bronce que formaba parte de la exposición “Franco, Victòria, República, Impunitat i espai urbà” – muy mala me comentan algunas personas que la han visitado- que durará 3 meses a pesar de que la susodicha escultura solo ha durado 3 o 4 días expuesta a la intemperie y a la ira de los ciudadanos antes de acabar en la deixalleria de la memoria transportada por uno de los camiones de la limpieza municipal, ¡hala maco, a la basura!… primero empezaron con el lanzamiento de huevos y otros proyectiles pringosos, al que siguieron grafitis de todos los colores, banderas independentistas o de colectivos gays a lomos del caballo, colocación de muñeca hinchable a la grupa –esta fue muy divertida- y finalmente acoso y derribo del dictador a imagen y semejanza de lo sucedido en otras épocas históricas con otros tipos de la calaña de Hussein, Gadafi o Stalin. El pueblo unido jamás será vencido, ya saben ustedes…


Sleepy Paquito Hollow, que ya venía con la cabeza cortada –me informo al respecto y averiguo que alguien lo decapitó en el almacén donde criaba malvas en Nou Barris, barrio obrera por excelencia de la BCN moderna, a donde había sido trasladado desde el Castillo de Montjuïc en 2008-, ha sido retirado de circulación, descaballado y descabellado por el mismo populacho que no quiere –y por lo tanto no los tendrá- toros en su país… pobret, que algú encengui una espelma en el seu record!