domingo, 19 de junio de 2016

Nueva luz cegadora a la vieja novela negra

“La 45 en dirección sur hasta la parte norte de la isla: los puertos estaban repletos de veleros multicolores y de pesqueros de arrastre con las redes colgadas de los foques como el musgo de un ciprés. Los vagabundos se acuclillaban a la sombra de las palmeras y de los postes de teléfono. Las palmeras estaban muy peladas y parecían costillas mordisqueadas y clavadas en el suelo. Un perro flacucho con el pelo apelmazado renqueaba por la acera al trote, tal vez de camino a isla Pelican. Había adolescentes vestidas con escuetos biquinis sentadas en los capós de los coches y el sol se reflejaba en sus dentaduras y en el cromado de los vehículos, también en los tapones de botellas esparcidos alrededor de los neumáticos y en las latas de cerveza aplastadas contra el asfalto. Los hombres mayores se concentraban a su alrededor, repartiéndose latas de cerveza High Life o Lone Star.
El azul del golfo estaba oscuro y el sol kilométrico que se asomaba en lo alto lo moteaba con su napalm. La densidad del aire magnificaba el efecto del sol y convertía sus rayos en lanzas. Aquí todo el mundo se gastaba una pasta en gafas de sol.”


Galveston
Nic Pizzolatto

Krustapunte/o: Sorprendente novela negra la de este debutante de Nueva Orleans criado en Luisiana al que muchos conocerán por ser el creador de la serie de TV ‘True detective’ (aunque no es mi caso por aquello de que no veo demasiado la tele y nunca si hay que pagar algún precio por ello). Dura, negrísima, muy bien trabajada en sus 5 partes que transcurren alternas entre 1987 y 2008 durante algo más de 20 años de la vida de Roy Cady, un personaje protagonista de los que permanecen en la memoria. Cargada de una poética violenta impresionante, creo que acaban de llevarla al cine con guión del propio Pizzolatto, lástima que el director no sea el genial Tarantino porque la mixtura hubiera resultado, seguro-seguro, irresistible. Muy recomendable para amantes del noir de qualité y descubridores de escribanos debutantes con talento.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario