dimecres, 29 de juny de 2016

Good over evil, yeah!

Hasta que la filosofía que hace a un raza inferior y a otra superior sea definitiva y totalmente desacreditada y abandonada. Hasta que no existan ciudadanos de primera y segunda clase en una nación; hasta que el color de la piel de un hombre no tenga mayor relevancia que el color de sus ojos; hasta que los derechos humanos básicos no sean garantizados a todos por igual sin excepción de razas. Hasta ese día, el sueño de paz duradera, la ciudadanía mundial y las leyes de la moralidad internacional seguirán siendo nada más que una ilusión efímera para pedir, pero nunca obtener; y hasta que el vil e infeliz régimen que atenaza a nuestros hermanos en Angola, Mozambique, Sudáfrica… en un vendaje inhumano haya sido derrocado y destruido desde sus cimientos, hasta ese día el continente africano no conocerá la paz.


Amandla Festival – Boston, Massachusetts – 21 de julio de 1979

divendres, 24 de juny de 2016

Brexitngton Palace

Levantarse esta mañana con la resaca verbenera de Sant Joan y enterarse de la salida del Reino Unido de la UE ha resultado todo un mazazo para el que esto escribe y es que, personalmente, pienso que Europa ya no tiene sentido sin ellos. Por otra parte esa es la decisión que han tomado de modo libre todos y cada uno de sus ciudadanos, más los viejos que los jóvenes todo hay que decirlo, por lo tanto hay que respetar el veredicto, independientemente de que nos guste o no el resultado, porque lo han ejercido haciendo gala de una envidiable DEMOCRACIA, algo de lo que deberían aprender muchos de esos países que se llenan la bocaza con esa preciosa palabra pero que, a su vez, tienen secuestrada en la zona más oscura de las cloacas del estado en cuestión, España mismamente…


Una putada para muchos pero especialmente para Escocia que tras perder su REFERÉNDUM -bonito palabro este también- de independencia ha votado mayoritariamente por la permanencia en Europa… y ahora quedará encarcelada para siempre en las mazmorras de míster UK. Las consecuencias, lógicamente a día de hoy, me parecen imprevisibles por aquello del efecto dominó y tal. Seguiremos informando… si nos dejan, nos seguirán informando… si nos dejamos.-

diumenge, 19 de juny de 2016

Nueva luz cegadora a la vieja novela negra

“La 45 en dirección sur hasta la parte norte de la isla: los puertos estaban repletos de veleros multicolores y de pesqueros de arrastre con las redes colgadas de los foques como el musgo de un ciprés. Los vagabundos se acuclillaban a la sombra de las palmeras y de los postes de teléfono. Las palmeras estaban muy peladas y parecían costillas mordisqueadas y clavadas en el suelo. Un perro flacucho con el pelo apelmazado renqueaba por la acera al trote, tal vez de camino a isla Pelican. Había adolescentes vestidas con escuetos biquinis sentadas en los capós de los coches y el sol se reflejaba en sus dentaduras y en el cromado de los vehículos, también en los tapones de botellas esparcidos alrededor de los neumáticos y en las latas de cerveza aplastadas contra el asfalto. Los hombres mayores se concentraban a su alrededor, repartiéndose latas de cerveza High Life o Lone Star.
El azul del golfo estaba oscuro y el sol kilométrico que se asomaba en lo alto lo moteaba con su napalm. La densidad del aire magnificaba el efecto del sol y convertía sus rayos en lanzas. Aquí todo el mundo se gastaba una pasta en gafas de sol.”


Galveston
Nic Pizzolatto

Krustapunte/o: Sorprendente novela negra la de este debutante de Nueva Orleans criado en Luisiana al que muchos conocerán por ser el creador de la serie de TV ‘True detective’ (aunque no es mi caso por aquello de que no veo demasiado la tele y nunca si hay que pagar algún precio por ello). Dura, negrísima, muy bien trabajada en sus 5 partes que transcurren alternas entre 1987 y 2008 durante algo más de 20 años de la vida de Roy Cady, un personaje protagonista de los que permanecen en la memoria. Cargada de una poética violenta impresionante, creo que acaban de llevarla al cine con guión del propio Pizzolatto, lástima que el director no sea el genial Tarantino porque la mixtura hubiera resultado, seguro-seguro, irresistible. Muy recomendable para amantes del noir de qualité y descubridores de escribanos debutantes con talento.-

diumenge, 12 de juny de 2016

Ballet en Marsella


No hay nada tan bonito como disfrutar del maravilloso circo del fútbol viendo a dos aficiones hermandadas, se dice hermanadas pero queda más hooligan lo de hermandadas por aquello de las reses auto-dirigidas por sociedades pedorras como la inglesa y la rusa en la actualidad, con lo divertido que sería comentar las jugadas de Dickens o Dostoievski sobre el césped del Vélodrome, ¿no? Luego, creo que empataron…

dissabte, 11 de juny de 2016

Un primer miedo

“En Estiria, aunque no pertenecemos en absoluto a la gente de alcurnia, vivimos en un castillo, o schloss. Una pequeña renta, en esta parte del mundo, da mucho de sí. Ochocientas o novecientas libras anuales hacen maravillas. Muy a duras penas nuestros ingresos nos hubieran colocado entre los ricos en la patria. Mi padre es inglés, y yo llevo un apellido inglés, aunque jamás he visto Inglaterra. Pero aquí, en este sitio solitario y primitivo, donde todo es tan asombrosamente barato, no veo de qué modo una cantidad de dinero mucho mayor podría añadir nada en absoluto a nuestras comodidades, o incluso a nuestros lujos.”


Carmilla
Joseph Sheridan Le Fanu

Krustapunte/o: Notable novelita corta (casi 30 años más antigua que el ‘Drácula’ de Stoker ya que se publicó por 1ª vez en la revista The Dark Blue en 1871) e inicio incuestionable del mito del vampiro femenino. Tremendamente erótico-lésbica para más señas… parece mentira que pueda haber sobrevivido al paso del tiempo sin ningún rasguño censor entre sus escasas páginas. De obligada lectura para amantes del género de terror en general y degustadores de lo gótico en particular.-

Imagen: Portada para la edición de Alianza Editorial - 'Retrato de Clementine Karr' - Henri Lehmann (1845)

dijous, 9 de juny de 2016

Un ésser fantasmagòric i anònim

‘Lazarus Wartet’ – Edgar Ende (1960)

“Com la literatura, la música pot determinar un capgirament, una inversió emotiva, una tristesa o un èxtasi absoluts; com la literatura, la pintura pot generar un encís, una mirada nova sobre el món. Però només la literatura et pot donar aquesta sensació de contacte amb una altre ment humana, amb la integritat d’aquesta ment, les seves febleses i grandeses, les limitacions, les petiteses, les idees fixes, les creences; amb tot el que l’emociona, li interesa, l’excita o li repugna. Només la literatura et pot permetre entrar en contacte amb la ment d’un mort, d’una manera més directa, més completa i més profunda del que faria fins i tot la conversa amb un amic –per més profunda, per més duradora que sigui una amistat, no et lliures mai, en una conversa, tan completament com ho fas davant d’un full en blanc, adreçan-te a un destinatari desconegut-. I per descomptat, quan es tracta de literatura, la bellesa de l’estil la musicalitat de les frases, tenen la seva importància; la profunditat de la reflexió de l’autor, l’originalitat del seus pensaments, no són menyspreables; però un autor és, abans que res, un ésser humà, present en els seus llibres, tant si escriu bé com malament, en definitiva poc importa, l’essencial és que escrigui i que estigui, efectivament, present en els seus llibres .”

Submissió
Michel Houellebecq

dimarts, 7 de juny de 2016

Domi-Nación

Un libro que bien podría convertirse en un clásico de culto de las novelas de política ficción del siglo XXI, y es que esta historia que Houellebecq nos brinda aquí parece predestinada a pasar a la posteridad del ‘subgénero’ en cuestión y ocupar un lugar predominante –que también es dominar pero con innegable clase y estilo rimbombante- junto a aquellas otras excelsas –y cuasi perfectas- obras premonitorias paridas por Huxley en 1932 y Orwell en 1949, que no 84… o sea, ya en aquel siglo que me vio nacer, a mí, y bien adentrado en este, que será el que me verá morir… o no, que igual somos inmortales y todavía no lo sabemos, ¿eh?

François es el prota en 1ª persona como ‘dominar’ es un verbo de la 1ª conjugación y ‘someter’ lo es de la 2ª –grandiosos secundarios por cierto, sí señor ten piedad-; está en la cuarentena de la vida pero ya subiendo a contracorriente hacia esa 5º planta que es la que te permite mirar la existencia –la tuya misma, ya verás ya- desde la perspectiva más alta de una vida cualquiera; y la acción se desarrolla en la France –gran canto de amor de l’enfant terrible hacia su país, lo miren como lo miren y posiblemente lo harán ustedes con lupa…- en el muy próximo año de 2022 en el que un tipo llamado Mohammed Ben Abbes (que podría ser el extremo derecho del Olympique de Marsella pero resulta que es un político islamista que alcanza el poder del Elíseo) se predispone a levantarle la falda a la vieja Europa (Francia-Bélgica-Turquía son los primeros… y el resto de países que vayan cayendo bajo su dominio, casi de imperio romano, donde otras tierras como Marruecos-Argelia-Túnez o Egipto ya forman parte de ella, de la Nueva Europa, sí)… y metérsela hasta el fondo. Se acabaron las minifaldas y los pantaloncitos cortos para las mujeres, burka y pantalones largos a tutiplén, se trata de mutilar la imaginación occidental proponiéndote a cambio el mundo perfectamente feliz de Huxley (con trampa pero sin cartón de tabaco) y como compensación promover esa  bigamia coránica-tiránica que te permite casarte con una nena de 15 años para practicar tus deseos más depravados y a la vez con otra de 40, excelsa cocinera y fregona preparada en los fogones del Reino de Alá. ¿Alá? ¡A la mierda, oigan, prefiero las mujeres liberales! Pensarán ustedes con toda la razón… aunque les aseguro que les pueden convencer con sus cantos de sirena, a cambio de su-misión extrema a su creador, al de ellos, claro . En fin, quédense con este par de apuntes argumentales porque no pienso contarles nada más, para ello les remito a los capítulos finales, esas deslumbrantes conversaciones intelectuales entre François y Rediger, que les serán de mucha utilidad para comprender el verdadero significado de esta historia a nivel político-religioso que es de lo que trata la treta.

Entre todas las artes, sólo la literatura nos permite entrar a fondo en la mente de un muerto (“sus debilidades y grandezas, las limitaciones, las pequeñeces, las ideas fijas, las creencias, todo lo que le emociona, le interesa, le excita o le repugna…”, como reflexiona François al inicio de la novela), aquí tenemos que mencionar y/o presentar a J.K. Huysmans (1848-1907), él es el gran amigo, ausente pero sombra presente, de nuestro protagonista, y además existió, rastreen su pista quienes no lo conozcan… como es mi caso y como prometo hacer en breve, llámenlo curiosidad. Sólo Houellebecq podría ser capaz de escribir una novela de estas características en los tiempos que corren, lo hace con maestría, con una sutil ironía teñida de humor negro marca de la casa, con unas ganas de tocarle las pelotas a sus detractores que sin duda los dejará en paños menores, y sobre todo con una sinceridad abrumadora no exenta de altas dosis de inteligencia… natural. Sobre la acusación de islamófobo que le han colgado al autor, estoy en completo desacuerdo, esta no es más que otra de sus ‘gamberradas’ de altos vuelos literarios cuyo combustible es esa Libertad de Expresión a la que no deberíamos renunciar jamás como seres humanos, no se trata de dominar al vecino, ni de hacerlo someterse a tu dictado, se trata de Respeto Existencial, ¡oigan! Puede que esta sea su última gran obra, amigo Michel, no me extrañaría,  pero créame que el Olimpo lo tiene asegurado.-

dissabte, 4 de juny de 2016

De puños y ruedas negras

Me fui a dormir con la mala noticia del uno, Luis, y me levanto con la del otro, Muhammad. Sin duda, un día negrísimo para todos los amantes del deporte en cualquiera de sus múltiples y variadas disciplinas. Sirva este pequeño homenaje para recordar sus memorias. Descansen en paz…

Luis Salom

Palma de Mallorca – 7 de agosto de 1991
Montmeló, Barcelona – 3 de junio de 2016


Muhammad Ali

Louisville, Kentucky - USA – 17 de enero de 1942
Phoenix, Arizona – USA – 3 de junio de 2016