martes, 15 de marzo de 2016

Felisín o la historia de un idiota contada por él mismo


A Félix de Azúa (Barcelona, 1944) le han dado uno de esos sillones en la RAE, el H de… si de eso, vivienda en Madrid incluida, a cambio se ha soltado un discursillo venenoso donde suelta perlas como estas:

“Me parece que el hecho de callarse es lo que ha conducido a lugares como Catalunya y el País Vasco a callejones sin salida. Es muy difícil vivir en ellos si tienes una cierta ética, una cierta dignidad, porque estás rodeado o bien por canallas o bien por gente que simula no ver a los canallas.”

“Hubiera podido resistir tranquilamente en Barcelona, porque en cierto modo me crece ver que mis enemigos son tan extraordinariamente mediocres, ignorantes, como son las autoridades catalanas.”

“La educación en Catalunya está es manos de talibanes y consiste en Enseñar el odio a España” – (¿No será al revés, Felisín?, ¡ésta para enmarcar!).

Defiende también los ejércitos de soldaditos y tal: “Esos ejércitos que ahora no le gustan nada a Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, seguramente porque no tiene nada que defender la pobre mujer.”, y dispara con bala contra Pablo Iglesias de Podemos: “Es un tipo que en mi época no hubiera superado los exámenes de profesor de Universidad por ignorancia.”


Vargas Llosa le dio la bienvenida a la Academia Ejpañola, el dios de la incultura los cría y ellos se A-juntan. Bah! ¡Que lo aten bien fuerte al sillón H, no vaya a ser que le dé por escaparse… y volver a casa!

2 comentarios:

  1. Como literato tiene algunas obras bastante buenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo le he leído “Historia de un idiota contada por él mismo” y en su momento me pareció bastante mala tirando a mediocre. También algunos artículos, no demasiados porque me ralla bastante, y desde luego no comulgo con sus ideas, digamos que de 0 tirando a -1; en fin, todo esto me importa media bledo, lo que jode son las manifestaciones gratuitas que se marca el tipo para hacerse con el sillón de marras a costa de venderse el alma a la española… o a la peruana, ya puestos a lucir caspa.

      Lógicamente se respeta aunque no se comparta el gusto ajeno a nivel literario, faltaría más.-

      Eliminar