dilluns, 21 de desembre de 2015

Mis 64 libros de 2015


 1.- El obsceno pájaro de la noche – José Donoso
 2.- Los sinsabores del verdadero policía - Roberto Bolaño
 3.- Pacto de sangre – James M. Cain
 4.- La hermandad de la uva - John Fante
 5.- Chap Chap - Kiko Amat
 6.- La pista de hielo - Roberto Bolaño
 7.- Babbitt – Sinclair Lewis
 8.- Canciones de amor a quemarropa – Nickolas Butler
 9.- Mantra - Rodrigo Fresán
10.- Winesburg, Ohio – Sherwood Anderson (CAT)
11.- El carter sempre truca dues vegades – James M. Cain (CAT)
12.- Escucha la canción del viento y Pinball 1973 - Haruki Murakami
13.- Los vivos y los muertos - Joy Williams
14.- Camí de sirga – Jesús Moncada - (CAT)
15.- Historia argentina - Rodrigo Fresán
16.- Big Time: La gran vida de Perico Vidal – Marcos Ordóñez
17.- Nos vemos allá arriba – Pierre Lemaitre
18.- Underground - Haruki Murakami
19.- El monstre de Hawkline - Richard Brautigan (CAT)
20.- Operació Caramel - Ian McEwan – (CAT)
21.- Gótico Carpintero – William Gaddis
22.- Muero por dentro - Robert Silverberg
23.- Yo fui Johnny Thunders – Carlos Zanón
24.- La noche del oráculo - Paul Auster
25.- Cárceles de mujeres - Sinclair Lewis
26.- Amor se escribe sin hache - Enrique Jardiel Poncela
27.- Trilogía de la ocupación – Patrick Modiano
28.- Teorema – Pier Paolo Pasolini
29.- El expreso de Tokio - Seicho Matsumoto
30.- La Estrella de Ratner - Don DeLillo
31.- Caída y auge de Reginald Perrin - David Nobbs
32.- Canadá - Richard Ford
33.- El Sunset Limited – Cormac McCarthy
34.- Crónica sentimental en rojo – Francisco González Ledesma
35.- La literatura nazi en América - Roberto Bolaño
36.- El anarquista que se llamaba como yo – Pablo Martín Sánchez
37.- Pírcing - Ryu Murakami - (CAT)
38.- Blitz – David Trueba
39.- Esperando a Godot – Samuel Beckett
40.- El pan a secas - Mohamed Chukri
41.- Lionel Asbo: El estado de Inglaterra – Martin Amis
42.- Hombres sin mujeres – Haruki Murakami
43.- Azul casi transparente - Ryu Murakami
44.- Pandora al Congo - Albert Sánchez Piñol -(CAT)
45.- Out - Natsuo Kirino
46.- El lugar sin límites – José Donoso
47.- El grito silencioso - Kenzaburo Oé
48.- Far Tortuga – Peter Matthiessen
49.- Alabanza – Alberto Olmos
50.- Barcelona Connection - Andreu Martín (CAT)
51.- El maestro de Go – Yasunari Kawabata
52.- El camino de los ingleses – Antonio Soler
53.- El ganso salvaje – Ogai Mori
54.- En el cafè de la joventut perduda – Patrick Modiano (CAT)
55.- Una fiebre ingobernable - Lola Lafon
56.- Dos mujeres en Praga - Juan José Millás
57.- Donde nadie te encuentre - Alicia Giménez Bartlett
58.- El consejero - Cormac McCarthy
59.- En las nubes - Ian McEwan
60.- Sueños de trenes - Denis Johson
61.- La mujer de verde – Arnaldur Indridason
62.- Egosurfing – Llucia Ramis (CAT)
63.- La espada de los cincuenta años – Mark Z. Danielewski
64.- Mercado de invierno - Philip Kerr


64

* CAT: Llibres llegits en català (10)

dilluns, 14 de desembre de 2015

Resumir la vida en una sentencia

“No lo intentes. Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”


Maestro Yoda (Frank Oz) a Luke Skywalker (Mark Hamill)
El Imperio contraataca – Star Wars (Episodio V) 
 Irvin Kershner (1980)

divendres, 11 de desembre de 2015

Caída y auge de Reginald Perrin - David Nobbs

Reggie para los amigos

Tenía ganas de leer esta obra clásica del humor british que sirvió de inspiración a una de las comedias televisivas más famosas de todos los tiempos en UK, el resultado es una experiencia placentera de sonrisa permanente aunque sin llegar a provocar la carcajada, labios sostenidos con pinzas modo joker para que se hagan una idea, suficiente para lo que se le pedía a una lectura de estas características, ideal para ser disfrutada tras el abordaje de alguna otra novela de tono duro como la vida misma. Con un argumento bizarro y surrealista a partes desiguales Nobbs consigue algún que otro momento realmente delirante, y da empaque a un personaje realmente (lo entiendo, créanme) inolvidable.

Londres residencial con toque suburbial. La historia de Reginald Iolanthe Perrin (R.I.P. bordado en oro en su maletín cuando en la primera página lo vemos abandonar su casa de camino al trabajo despedido en la puerta por su encantadora esposa tras un frugal desayuno), un tipo tan mediocre como un zapato agujereado de mercadillo que viste rollo corte inglés en concordancia a su status de ejecutivo de ventas con bastante pedigree en una empresa de preparados alimenticios (Postres Lucisol: lo mejor de la función toda la peña que allí se lo curra, compañeros, secretarias, jefes, conferencias, reuniones…). Trabajo y familia, pilares sociales: Dos hijos (un actor por debajo de lo infumable, una ama de casa producto de los tiempos que corren –años 70/80-), dos nietos que ya pintan calcamonías de sus papis, un hermano en Escocia que aparece hacia el final, un cuñado de armas tomar (mi personaje preferido, juas!), una mujer que se lo quiere mucho… o puede que un poco menos; y una crisis personal, la de los 46 años, de consecuencias imprevisibles.

David Nobbs, recientemente fallecido – R.I.P. again-, era hijo y nieto de profesores, trabajó en un periódico de Sheffield (“El periodista más pésimo de la historia de Inglaterra”, según sus propias palabras) antes de hacerse escritor explotando la veta de un sentido del humor muy personal (la capacidad de reírse de uno mismo, algo que personalmente me encanta como ya he comentado alguna vez por este fucking blog…), tras algún intento fallido de llegar al gran público fue a raíz de esta novela de 1975 donde pegó su auténtico pelotazo particular en el mundo de las letras al que siguieron otra serie de secuelas: “The return of Reginald Perrin” (1977), “The better world of Reginald Perrin” (1978) y “The legacy of Reginald Perrin” (1995) que estaría bien que alguien publicara en una edición póstuma de modo conjunto. Por lo visto era un tipo muy sencillo que pasaba la mayor parte de su tiempo en los pubs de su barrio, al que le gustaba la vida en la campiña y el descubrimiento de otros pubs más rurales (con toda la pasta que ganó con sus novelas se hizo una casa de esas bien chulas sobre una colina en North Yorkshire) que solo abandonaba para ir a seguir los partidos de su equipo como hincha acérrimo del Hereford United… eran tan malos que por lo visto ya no podían descender más categorías y el equipo acabó desapareciendo en 2014 a pesar de ser un club histórico. Puro Perrin, man.-

Imágenes: “The fall and rise of Reginald Perrin” – Versión TV. Escudo del Hereford United

dimarts, 8 de desembre de 2015

Debate presidencial a cuatro bandas


Pues aunque no hice puente como casi todo el mundo lo vi como casi todo el mundo también. Me gustó el formato y también los presentadores, a los que no conocía porque no suelo mirar mucho la tele. Al día siguiente, hoy, analistas de todo pelaje ya nos han dado la suficiente carnaza como para hacer que casi todo ese mismo mundo se pregunte algo así como ¿Es que yo vi otra cosa?

En mi opinión el debate lo ganó Pablito DE CALLE, la plata sería para Albertito (mal que me pese), bastante más distanciados ya quedaron Pedrito y Sorayita como representantes del tan cacareado bipartidismo que se reparte el pastelazo español cada cuatro años. Pero bueno, me da a mí que los van a volver a votar, a los que yo considero perdedores digo… en todo caso, diversión asegurada con los pactos navideños y tal. Tiempo al tiempo.-

dilluns, 7 de desembre de 2015

Marie Prevost, la chica insegura

Nombre Real: Mary Bickford Dunn
Fecha Nacimiento: 8 de noviembre de 1898
Lugar Nacimiento: Sarnia, Ontario - Canadá
Fecha Fallecimiento: 21 de enero de 1937
Lugar Fallecimiento: Hollywood, California – EE.UU.
Edad: 38
Causa de la Muerte: Fallo cardíaco.
Currículum Vitae: Actriz


Top Secret: Tras intervenir en más de 100 películas (mudo y sonoro) sufrió una profunda depresión que le provocó trastornos alimentarios severos y acabó sus días agarrada a la botella –alcoholismo extremo- dilapidando toda la pasta que llegó a ganar trabajando durante 20 años (acabó con 300 dólares en la cuenta corriente y el funeral se lo costeó Joan Crawford); murió en la más extrema soledad en un andrajoso apartamento de Cahuenga Boulevard en Hollywood, allí la encontraron días después del fatal desenlace en compañía de su perro salchicha… que logró sobrevivir comiéndose a su ama a trocitos.-

dimarts, 1 de desembre de 2015

Underground - Haruki Murakami


La obsesión de Murakami por los espacios subterráneos (“El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas” y “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”, mismamente…) fue una de las causas que le llevaron a embarcarse en la escritura de esta novela de No Ficción –ojalá sólo hubiera sido otra de sus paranoias imaginarias- donde con un excelente trabajo de investigación periodística se nos cuenta absolutamente todo lo posible –lo imposible queda refugiado en ese derecho fundamental de todo ser humano que es o debería ser la libertad de expresión- sobre lo ocurrido el 20 de marzo de 1995 en las entrañas de la ciudad de Tokio cuando una secta de iluminados llamada Aum Shinrikyo atentó con gas sarín en varias de las líneas de metro de la polis – Línea Chiyoda, Línea Marunouchi (destino Ogikubo y destino Ikebukuro), Línea Hibiya (Procedente de Naka-meguro y procedente de Kita-Senju destino a Naka-meguro)-, causando 13 muertos y varios miles de damnificados… algunos de ellos, 'fallecidos en vida'.
Inmenso trabajo de reconstrucción de los hechos, es un libro largo y a menudo duro de transitar como pueden imaginar, donde Murakami entrevistó hasta a 64 de las víctimas supervivientes para las que hace una presentación personal de cada una de ellas utilizando una especie de ‘pincelada literario-televisiva’ donde describe a cada persona real con la impresión que le ha causado, después les dejar explicarse, y para acabar les pregunta aquello que pudo quedar en el tintero durante la entrevista; es decir conocemos sus nombres (algunos, pocos, bajo pseudónimo), sus edades, sus orígenes y sus ideales o aficiones, sus ocupaciones laborales, sus sueños personales, el por qué tomaban el convoy a esa hora de la mañana en concreto, el hacia dónde se dirigían, el cómo unos tuvieron la suerte de tomar un vagón menos peligroso u otros tuvieron la mala estrella de recibir de lleno los efluvios venenosos por viajar a favor de la dirección del viento subterráneo que todo lo expande, el cómo les afectó el porvenir a los supervivientes y el por qué a muchos de los seres queridos de las víctimas los enterraron en vida. A través de todos esos testimonios conocemos en profundidad a esa sociedad japonesa tan extraña, tan fascinante en muchos aspectos, y tan asquerosamente críptica en algunos otros (véase las sombras de las instituciones, policiales o políticas, para esconder la olor que desprende el sarín bajo la alfombra)... todo ello desde la 1ª parte de la novela.

Ah! ¿Qué hay una segunda parte?, ya acabo ya. Claro está, en caso contrario hubiera quedado cojo en mi opinión. Una vez atravesado el grueso del trayecto, cada estación es todo un mundo como también pueden imaginar, llegamos a esa parte final -100 últimas páginas- donde el autor va un poco más allá y consigue entrevistarse con adeptos de Aum, sus testimonios (imprescindibles algunos de ellos) sirven para intentar, ¿lograr?, entender por todos los medios el sinsentido de sus actos. Murakami abre cada una de las dos partes con una profunda reflexión y la cierra con un imperturbable tortazo de realidad, o sea que la novela incluye un doble prólogo-epílogo que no va a dejar a nadie indiferente.  En fin: Grande, Haruki!

Imágenes: Plano del Metro de Tokio. Shoko Asahara (1955), líder espiritual de la secta Aum Shinrikyo.

Memorándum Personal: Leído entre los días 17 de noviembre y 1 de diciembre de 2015 coincidiendo con el shock post-traumático por los atentados de París perpetrados por Estado Islámico el 13 de noviembre de 2015. Gran parte de esta novela la he leído en la media de 3 trayectos diarios que hago utilizando las líneas 1 y 5 del Metro de Barcelona.-