domingo, 13 de septiembre de 2015

Sobrevivir: Vivir de las sobras entre las sombras


     Buenos días madrugadores.
     Buenos días trasnochadores.
     Buenos días Tánger atrapada en una época mercurial.
     Aquí estoy de vuelta adormecido y recorriendo las callejuelas y los recuerdos. Lo hago a través de mi pasado y mi presente…, ilusiones y cicatrices que las palabras no pueden abarcar o describir.
     ¿Qué hay de mi vida en medio de este tejer de palabras?
     Pero la nostalgia de las veladas y las noches llenas de aprehensión y aventuras se deslizan en mi interior para convertir las cenizas de las ascuas en una túnica transparente y cautivadora.
     Hace dos años murió Abdun Furoso, el verdadero protagonista que despertó mi imaginación y me ayudó a aguantar al qahr (extrema penuria) y la violenta lucha interior.
     Murió antes de que yo publicara mi novela Al-Jaima, una historia inspirada por él y su pasión por la vida.
     Sigo esperando la liberación de la literatura considerada como indecible, directa, sin rodeos, literatura que no se puede rumiar o tragar. Una literatura como estas páginas de mi autobiografía. La escribí hace más de diez años. Fue traducida al inglés, al francés y al español antes de llegar a los lectores, en su versión original, en árabe.
     La vida me enseñó a esperar, a asimilar el juego del tiempo sin renunciar a mi cosecha. Di tu última palabra antes de morir, y llegará a conocerse sin duda. No importa su destino final. Lo más importante es que tenga esa capacidad de encender la mecha de una pasión, un dolor o una fantasía reprimida… encender un enorme fuego en tierra baldía.
     Madrugadores, trasnochadores, pesimistas y optimistas, rebeldes, adolescentes, ‘cuerdos’ no olvidéis que ‘el juego de la vida’ es más fuerte que nosotros. Es un juego mortal. Sólo lo podemos afrontar si vivimos nuestra propia muerte, nuestra aniquilación, sólo si vivimos al límite en agradecimiento a la vida.
     Yo digo: Saca al vivo del muerto.*
     Lo saca del hediondo y descompuesto. Lo saca del empachado y del famélico.
     Lo saca de los hambrientos y de los que sobreviven a base de El pan a secas.

Mohamed Chukri
Tánger, 17 de mayo de 1982


Texto: Prólogo de “El pan a secas” – Mohamed Chukri
Nota*: “Saca al vivo del muerto y saca al muerto del vivo”, Sura “Los romanos”, versículo 19.
Imagen: Fotograma de la película “Sólo los amantes sobreviven” – Jim Jarmusch (2013), filmada en Tánger. Fotografía del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario