lunes, 13 de abril de 2015

Eduardo Galeano (1940-2015)


Hoy, 13 de abril de 2015, se nos fue Galeano. No tengo palabras, sólo siento una inmensa pena. Tampoco traigo flores, sólo puedo dejarle un pequeño homenaje, en forma de reseña a uno de sus libros, que escribí hace un par de años (10 de abril de 2013, manda huevos el juego de numeritos fechados cuando hablamos de Letras Libres…). Y nada más… apenas nada más.

6 comentarios:

  1. Se fueron don grandes, Galeano y Grass. Pero en el corazoncito el que duele, el que me duele, es Galeano. Y nada más... apenas nada más.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también es esa ‘G’ uruguaya la que me deja más huérfano de Letras, será la cercanía del sentimiento compartido en muchos aspectos de la vida… quizás.

      Un abrazo.-

      Eliminar

  2. Uno de los grandes como escritor y como persona. me uno a tu homenaje y ya estoy buscando el libro de los abrazos, después de leerte, Krust, me lo pide el cuerpo.

    Tengo algunas lecturas de Grass también entre las inolvidables. Pero quizá Galeano no resulta más entrañable y cercano, porque lo era.

    Un beso,



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó mucho “El libro de los abrazos” como has podido comprobar, también he leído “Los hijos de los días” y “Días y noches de amor y de guerra”, todas rayando a gran altura… ¡y todavía me queda casi medio mundo para disfrutar de su legado!
      Un tipo entrañable, sí. Un beso.-

      Eliminar
  3. Cuando la semana pasada leí tu reseña en cuanto salí del trabajo me fui directa a la librería para hacerme con un ejemplar de "El libro de los abrazos" que leí durante el fin de semana. ¡Una delicia! No se me ocurre mejor homenaje que el que le hiciste. Un beso Krust.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también compré el libro en propiedad: una gran inversión en Humanidad. Me alegra haberte pasado esa llave consejera que abre el reino Galeano… y lo cierra en forma del abrazo que siempre representa una lectura deliciosa. Aquello que escribí fue un homenaje en vida; ahora que ya no está presente su obra permanecerá siempre vigente, al menos para los que hemos tenido la suerte de topar con ella en algún momento de nuestras vidas.

      Un beso, Rita.-

      Eliminar