dimarts, 6 de gener de 2015

Una de pelotas

¡A mí sí que me salen los números!
Estoy desconectao estos días del furbo. Bueno, vamos a echarle un vistazo a la página de El Mundo Deportivo a ver cómo van… y cómo vienen dadas: Echan al bueno de Zubi, que a mí es un tío que siempre me ha caído bien a pesar de algún error que otro de bulto (fichajes de Vermaelen y Douglas, mismamente), por cargar la responsabilidad de la gestión deportiva al presidente Bartomeu (un zopenco que fue impuesto por el anterior y al que recordemos que no votó el socio o que no ganó ningunas elecciones al trono de Can Barça), al día siguiente dimite su ayudante el Carles Puyol (¡vete a vivir la vida, hombre! que hay mucha mierda en esa directiva, ya volverás cuando toque…). Abidal todavía está esperando el curro que le prometieron ahora que se ha retirado después de aquel recuerdo imborrable que dejó cuando estuvo aquí. El Messi se pelea con Luis Enrique (un entrenador con dos cojones de boquilla pero al que le va a pesar este enfrentamiento con el astro argentino, tiempo al tiempo), el mismo Messi que se encara con el psicólogo del equipo y con el propio Lucho en los vestuarios de Anoeta (esto me lo cuenta un pajarito que sabe mucho del hush-hush blaugrana) tras la justa derrota del domingo pasado. El requetemismo Messi que no se presenta al entrenamiento anual de puertas abiertas del Día de Reyes para los niños y la posterior visita a los hospitales de Barcelona, para los niños con menos suerte vital, alegando una fingida gastroenteritis. El Piqué que vuelve a ser suplente cuando mejor lo estaba haciendo. El gran Xavi que debería tener un papel secundario de apoyo y le obligan a llevar la batuta del equipo a sus 35 años, ¡dejarlo descansar que cuando haga falta estará hecho trizas! Iniesta que sigue de fiesta. Sergio Busquets que ya no la huele en el centro del campo. Munir… que basta ya de oportunidades, ¡hombre! y que se las den a Adama que ese sí que es la perla de la cantera blaugrana, además Grimaldo y Samper también deberían subir ya al primer equipo. El Dani Alves, que es muy grande el cabronazo, y el rollo de su eterna renovación. ¡La sanción de la FIFA que nos prohíbe fichar hasta 2016! El Neymar que se ha echao una nueva novieta, abogada catalana de 26 años para mayores señas, y no para de follarse la vida, vale tío pero mete goles después. El Luis Suárez que no acaba de morder la portería contraria. El baile de los porteros. La bolita gorda del Manchester City que nos ha tocao en Champions. El Montoya que estaba apartado del equipo y ahora lleva dos partidos jugando. El Jordi Alba que se los mete en propia portería. El Mathieu que fuma, bueno, ¿y qué?, si después lo hace bien. El Rakitic, tan rubito, tan monito, y que no acaba de carburar. Al final sólo acabaré salvando a Mascherano… ya paro, ya, es que tenía un ratillo de asueto esta tarde y me ha dao por poner una chorrada en el blog. ¿What happens?


En fin, que parece que empezamos el 2015 con una crisis de las potentes, ya he visto unas cuantas de estas en que la peña empieza a romper carnets de socio y tal, y aunque son jodidas porque te toca bajar la cabeza cuando tu equipo no gana, conste en acta que yo soy un simple aficionao y no pago por ello; también son la mar de divertidas por todo el mamoneo que provocan en el entorno culé. Ahora toda agarrarse a aquello de que somos ‘Més que un club’ y a ver como salimos de ésta que ya apesta. 

Força Barça!!!