domingo, 27 de julio de 2014

Va, venga, decidido…




Dicen que va a volver loquillo al electorado socialista… Dicen que ha defraudado al electorado convergente… Dicen que se reúnen la semana que viene… para desearse felices vacaciones.

¡Que os den a todos por el culete, cabrones! En un domingo cualquiera de un verano del año 14 del siglo XXI, leyendo la sección política de la prensa espanzurrado en el sofá, acabo de levantarme y venir hacia el ordeñador después de haber tomado LA DECISIÓN, en uno de esos puntos extraños que me caracterizan, de NO VOLVER A VOTAR NUNCA MÁS, nunca mais, never more… o como queráis llamarlo. Respetable como cualquier otra, claro.

Sí, ya se que debo dejar constancia por escrito de mis puntazos puntuales, por eso le dedico un par de minutillos al blog para levantar acta mientras hago otro viaje postsofático para dirigirme hacia la nevera y coger una birrita fresquita, tan sólo una hoy prometido, capaz de sellar esta, mí última voluntad al respecto. HE DICHO.
Me vuelvo a la lectura dominical, una vez dejado atrás el desencanto del politiqueo, que trae cosillas mucho más interesantes… refrescantes también.-

5 comentarios:

  1. Por supuesto que tu opción es respetable, vaya esto por delante.
    No obstante, dado el actual sistema electoral español que directamente ningunea a abstenciones y votos nulos... y además sabe utilizar a su favor los votos en blanco, me parece un error. Un error matemático, de cálculo si quieres. Aquí lo explican bien:

    http://lalibretaenblanco.wordpress.com/2011/03/04/abstenciones-votos-blancos-y-votos-nulos-nolesvotes/

    En el País Vasco hay una expresión que reza: «como quien tiene tos y se rasca los cojones». Básicamente eso supone la abstención a la hora de acabar con esta casta política putapénica.
    Como quien tiene tos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo el otro día, comentando algo con respecto a lo de Pujol en un blog de los que tengo enlazados, el de Fackel, me respondió algo similar a lo que tú dices aquí. Bien, ya ves que uno es un poco radical con respecto a sus ideales políticos, a pesar de que intento respetar siempre los de los demás, de hecho no he dejado de asistir a las urnas ni una sola vez desde que tengo derecho a voto (ya calzo 48 tacos) aunque no me negarás que actualmente el tema asquea tanto que hasta sabe mal perder diez minutos de un día de votación para dedicárselos a esa gentuza que vive de lo lindo a costa del esfuerzo del pueblo llano. Aun así, reconozco que voces como las vuestras hacen que me lo replantee, y pueda llegar a desdecirme de lo dicho en el post, para volver a aportar ese granito de arena personal, una vez más, que ayude en la construcción de ese castillo político que a todos gobierna… así lo haré saber llegado el momento.
      Gracias por el enlace y por ese dicho vasco que no había escuchado nunca. De todo se aprende incluso de la sabia rectificación que puede suponer rascarse los cojones por una buena causa.
      Saludos.-

      Eliminar
  2. David ya te ha contado lo que yo te quería decir, Krust.

    Con el sistema electoral actual nuestra abstención sólo sirva para reforzar la patente de corso con la que este hatajo de señores que nos desgobiernan están aniquilando nuestra esperanza.

    Se lo tenemos que poner un poco más difícil, votando otras opciones de esas que les inquietan y de las que se ríen en público y teme en privado.

    Eres muy joven comparado conmigo, Krust, pero creía por cómo escribes y lo que te gusta que eras un treintañero. Ya ves.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supongo que algo PODEMOS hacer al respecto en próximas elecciones. A esta gentuza que nos gobierna actualmente les quedan algo menos de dos años para seguir haciendo daño, dejarán la sociedad del bienestar hecha un solar, así que tarea de todos será volver a reconstruirla a pesar de la losa que supone tener que aceptar que mucho de lo conseguido se habrá perdido para siempre en la larga travesía de esta puta crisis… aunque ahora que lo pienso: ¡nada es para siempre!

      Las apariencias engañan, ya sabes, veinteañero de espíritu incluso!!!

      Que pases un buen veranete. Besos.-

      Eliminar