dijous, 12 de juny de 2014

King Kenio


No recuerdo donde leí que la vida media estimada para un Blog normal ronda los dos años, bien podría ser cierto, el caso es que esta extraña bitácora cumplirá un quinquenio el próximo lunes; y han pasado tantas cosas –tantas pocas aunque buenas gentes con las que enredarse en el viaje- que muy en el fondo... no ha pasado nada, casi que mejor así.

Dicen que trae mala suerte celebrar cualquier historieta antes de tiempo pero como es muy probable que ese día 16 de junio de 2014 tenga la perola en otro lado, y por lo tanto no recuerde la puta efeméride, casi que me cuelgo este post aquí y ahora, en este preciso momento. ¿Mal fario?, ¡anda ya!, una de las grandes ventajas que tiene este juego es que le puedes aplicar la eutanasia a la maquinita cuando te salga de los cataplines y siempre a tu libre albedrío. Pero uno también se pregunta: ¿por qué no seguir navegando, aprovechando la calma chicha, e intentar cumplir otros cinco años… o los que se tercien? Pues eso.-