dimecres, 25 de juny de 2014

El corazón invertío y la tía que tenía razón

Otra farra de San Juan que ya es historia. Entre el explosivo coctel formado por la coca, el cava y la pólvora; decenas, centenares, millares de parejas debutaron anteanoche retozando entre esas sábanas verbeneras con que suelen arroparse las gentes de sueños e ilusiones compartidas en la noche más corta del año. Muchas de ellas se destaparán en breve, quemándose frente al miedo a la estufa de calor compartido de una larga y duradera relación, posiblemente por aquello de ver y sentir el amor de manera diferente. Ellas confían en el flechazo de su sexto sentido antes de entregarse en cuerpo primero y en alma después, ¿o es al revés?, ellos apuestan por el gatillazo de su sensibilidad barroca antes de intentar escapar de nuevo al demonio de una fidelidad a plazos vitalicios; no estaría de más saber encontrar un término medio. El año que viene más… y hasta puede que, para algun@s, incluso mejor.-