domingo, 2 de marzo de 2014

Ana María Moix (1947-2014)


“Las gaviotas volvieron al mediodía y bajo el sol nos asesinaron con razón: habíamos echado a perder la playa con tantos sueños.”

Fragmento “Baladas del dulce Jim” – Ana María Moix

6 comentarios:

  1. Grande,muy grande. Una vez tuve la suerte de poder hablar con ella en una terraza de El ensanche, donde ella vivía. Me firmó su libro Manifiesto personal,de obligada lectura para estos malditos tiempos.
    Has elegido un fragmento precioso, amigo. Y ahora me voy derechito a mi equipo de música para poner a tope Entre dos aguas a ver si despisto a esas gaviotas que me quieren devorar el hígado a falta de playas y de sueños.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, amigo, una semana negra para la Cultura, se nos fueron dos de los grandes de una tacada del puñetero destino, calzando la misma edad, dejándonos un poco más huérfanos…
      Debería avergonzarme decir que no he leído nada todavía de la Nena de la Gauche Divine, como la llamaban los que la trataron de cerca, pero eso tiene fácil solución: ya la he anotado en mi chuleta bibliotecaria para próximos préstamos. Sí que la conocía, bastante, en su faceta de traductora de algunos de los autores que más me gustan. El fragmento lo he escogido, navegando en la red, de su poemario “Baladas del dulce Jim” y me ha gustado muchísimo.

      *Gracias por compartir la anécdota. Hay comentarios, pocos, que uno valora en su máxima expresión, este es uno de ellos.-

      Eliminar
  2. Krsut el fragmento es muy bonito. A mí me pasa como a ti, que siento decir que la desconocía, a la autora.Será ahora, gracias a ti ,que dejará de ser una desconocida.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maruja Torres, que fue íntima amiga suya, escribe en su blog: "...Y amó la literatura -fue la literatura- sin obstáculos. Lloradla si queréis pero, sobre todo, leedla." Tomemos nota, pues.
      Bicos.-

      Eliminar
  3. La he seguido a través de entrevistas y artículos, siempre me ha parecido muy lúcida, inteligente y tierna aunque ella lo intentara disimular, y muy protectora con su hermano cuando vivía y luego con su obra.

    He leido poemas suyos y traducciones, claro, pero no sus libros, así que debería también poner remedio a eso.

    Los versos que has elegido son una maravilla, Krust. Un epitafio que seguro le hubiera gustado a otro poeta fascinante que acaba de morir Leopoldo María Panero.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estoy en ello, ayer saqué “Julia” de la biblioteca (fue su primera novela y me ha parecido muy sugerente la sinopsis, veremos…), además estaba disponible “Vals negro” que parece ser una especie de ‘ensayo novelado’ sobre la emperatriz Sissí… puede que otro día; el que si me gustaría conseguir es el poemario de “Baladas del dulce Jim” ya que todo lo que he leído estos días en la red me ha gustado mucho, de ahí saqué el fragmento del post…

      *Me acabo de enterar hace un rato de lo de Leopoldo, lo he leído en las notas de una página literaria que frecuento (sopadelibros.com, echarle un vistazo si queréis). Todo un personaje, grandioso en ocasiones, ya no me apetece poner más esquelas… o quizá otro día porque se lo merece.

      Besos.-

      Eliminar