domingo, 16 de febrero de 2014

El hombre y la guerra

“Recuerdo que cuando estaba en las fuerzas especiales… parece que han pasado mil siglos… fuimos a un campamento a vacunar a unos niños. Dejamos el campamento después de vacunarlos a todos contra la polio. Un viejo vino corriendo, lloraba, sin decir nada. Regresamos al campamento. Ellos habían ido y habían cortado todos los brazos vacunados. Vimos allí un enorme montón de bracitos. Y recuerdo que yo… yo lloré también como… como una abuela. Quería arrancarme los dientes, no sé lo que quería hacer. Y me esfuerzo por recordarlo, no quiero olvidarlo nunca, no quiero olvidarlo. Entonces vi tan claro, como si me hubieran disparado, disparado con un diamante, con una bala de diamante en la frente, y pensé: Dios mío, eso es pura genialidad, ¡es genial!¡Tener voluntad para hacer eso! Perfecto, genuino, completo, cristalino… ¡puro! Y entonces me di cuenta de que ellos eran más fuertes porque podían soportarlo: no eran monstruos, eran hombres, tropas entrenadas. Esos hombres que luchaban con el corazón, que tenían familia, hijos, que estaban llenos de amor, habían tenido la fuerza, el valor, para hacer eso. Si contara con diez divisiones de hombres así, nuestros problemas se resolverían en poco tiempo. Se necesitan hombres con principios que al mismo tiempo sean capaces de utilizar sus instintos, sus instintos primarios para matar. Sin sentimientos, sin pasión, sin prejuicios, sin juzgarse a sí mismos. Porque juzgar es lo que nos derrota.”


Coronel Walter E. Kurtz (Marlon Brando)
Apocalypse Now – Francis Ford Coppola (1979)   

11 comentarios:

  1. Me parecen estúpidas las guerras, ya ni siquieran tienen épica.

    Matan, mutilan, destrozan en nombre de algo tan abstracto como la patria, el honor de unos dirigentes sin honor, el fanatismo, un díos al que no tienen el gusto de conocer...

    Los hombres en la guerra se insesibilizan para poder soportarlo. Espero que ese deseo final no se cumpla jamás, aunque creo que sí existen hombres que no se juzgan, se convierten en máquinas, capaces de las mayores barbaridades.

    Memorable la pelí, con una banda sonora espectacular que me permite cerrar los ojos y seguir dentro de la historia cuando hay demasiada violencia. .
    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Horror... ¡el Horror!

      La gran película bélica de la Historia del Cine, sin ninguna duda, es que lo tiene todo... absolutamente todo.

      Un beso, Tesa. Bona Nit.-

      Eliminar
  2. Vi la película hace tantos años que apenas la recuerdo. Lo que sí recuerdo era su violencia, y quizás fuese por eso que no quedase en mi memoria. No sé.
    Los mutiladores eran monstruos,no hombres. No deberían de existir.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco debieron existir aquellos que rociaban de napalm a la inocente población civil para extender ese inolvidable olor a Victoria por todos y cada uno de los pasadizos de la Historia. Aquellos que compiten en cualquier guerra son eso, tan sólo eso: monstruos.

      Bicos.-

      Eliminar
  3. El bien sabido que el propio rodaje tuvo visos de odisea que supera a las de el Marlon de Conrad. El actor Martin Sheen sufrió un ataque cardíaco y el mismo Coppola se quedó medio calvo y, al final, le temblaban las manos, pese a ser un hombre de cuarenta años. Y por no hablar de Dennis Hopper que se presentaba al rodaje completamente colocado o Brando que exigió que le filmasen solamente en primeros planos y algo de planos medios porque no quería que le viesen lo gordo que estaba. Existe un libro maravilloso que cuenta con todo detalle todos los avatares del rodaje,casi más siniestros que la misma película.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas anécdotas he leído sobre el rodaje, Francisco, y no me extraña que la gestación de esta OBRA MAESTRA generara toda esa serie de acontecimientos. En el caso de Dennis Hopper (uno de mis actores fetiche) sólo hay que verlo recibir al bueno del capitán Willard remontando el río en busca de Kurtz para saber que el tío estaba hasta las cejas, metido en su papel hasta el extremo de componer una soberbia interpretación... lo de los planos de Brando y su gordura no lo sabía, así que se agradece la información adicional.
      Tampoco sabía de la existencia del libro que comentas pero igual ese fotograma que he puesto en el post proviene de allí (esa foto debe de ser del rodaje pero no sale en la peli), también he visto otras fotos con Brando luciendo una araña negra en la calva y otra jugando con una libélula en el dedo índice que son preciosas, no me extrañaría que formaran parte de la colección de ese libro...
      Tengo la B.S.O. en casa, me parece soberbia: el The End con los helicópteros de fondo nunca sonó mejor, las Valkyrias de Wagner... buah! incluso una versión semidesconocida de Suzie Q que forma parte del lote.

      Saludos.-

      Eliminar
  4. El corazón en las tinieblas, o las tinieblas en el corazón, y la guerra, y esa extraña y destructiva forma de continuar con la política, y esa frase final de Kurtz que Usted refleja, juzgar es lo que nos derrota, esa verdad que constata que las victorias, casi siempre, son inmorales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que siempre lo son, inmorales y muchas veces injustas, por la sencilla razón de que siempre es el débil el que más pierde en la batalla. Fíjese usted en esas terroríficas noticias que nos llegan hoy mismo desde Ucrania: 100 muertos, tan sólo una triste cifra, que bien podría suponer el preludio de una infausta guerra civil... otra más para la colección de la humanidad.-

      Eliminar
  5. ¿La mejor película sobre la guerra de Vietnam?, es probable, aunque yo tengo el "corazón partío" con La chaqueta metálica de Kubrick...no sé. Hay un libro sobre el rodaje infernal de Apocalypse Now que está muy bien, "El libro de Apocalypse Now: La historia de una película mítica" de Peter Cowie. Dediqué una entrada a esta peli hace tiempo, es una obra maestra la verdad. Coppola consiguió algo muy difícil en el cine, adaptar una obra maestra de la literatura, un clásico, y convertirlo en una obra maestra del cine que ya es un clásico. La que he vuelto a ver hace poco en versión original es Platoon de Oliver Stone, y me ha gustado mucho más que cuando la vi hace un montón de años. Un saludo Krust.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión si que es la mejor película sobre Vietnam, las otras dos que comentas las colocaría en un escalón inferior lo que no quiere decir que me parecieran malas ni mucho menos. En este caso particular también me gustó más la película de Coppola que el libro de Conrad en la que se basa, lo que no quiere decir que me parezca una mala novela... ¡ni mucho menos!

      Saludos, Álvaro.-

      Eliminar
  6. Casualmente me encuentro con este interesante reportaje sobre el cine bélico. Para interesados en el debate que se sostiene aquí:

    www.jotdown.es/2014/02/cual-es-la-mejor-pelicula-belica

    ResponderEliminar