jueves, 2 de enero de 2014

What's up!


No sé por qué extraño motivo, mientras ojeaba una revista el otro día, esta foto me hizo recordar aquella escena final de “Encuentros en la tercera fase” donde se produce el contacto entre humanos y alienígenas al son de aquellas cinco pegadizas notas musicales: Ding, ding, ding, Dong, Dong… flipes personales con la tecnología avanzada, supongo.
Pero resulta que ese grupo de personas son inmigrantes africanos que abarrotan cada noche las playas de Djibouti intentando captar la señal de telefonía móvil de la vecina Somalia, que por lo visto dispone de una cobertura mucho más barata. Estoy convencido de que la luna, que ejerce como testigo directo de cualquiera de las conversaciones privadas que se sucederán en breve, no va a denunciar el posible fraude cometido; puede que hasta le haga gracia observar desde su privilegiada atalaya ese mar de estrellitas luminosas que la saludan desde la fina arena de la gorda Tierra y que, a su vez, les ayude a seguir estrechando sus vínculos familiares desde los cielos… más allá de las fronteras terrestres inventadas por los hombres.-


Fotografía: John Stanmeyer para National Geographic. 

4 comentarios:

  1. Curiosa foto y curiosa historia. Nos manda una idea de una Africa nada habitual. Y me alegro por ello.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El estado español, que ya parece más la cabeza de África que el culo de Europa, debería aprender también a luchar contra la abusiva esclavitud con que las compañías telefónicas someten a sus sufridos usuarios.

      Bicos.-

      Eliminar
  2. Hay muchas lecturas de la foto que has elegido y de tu texto. Qué tiempos aquellos en los que creíamos que el encueentro con aliénigenas nos iba a aportar conocimiento y espiritualidad.

    Ahora, permanentemente conectados, ya no esperamos nada.

    Puede que al paso que vamos no busquemos en la noche la señal lejana como estos colegas africanos para poder comunicarnos, sino la manera de seguir pagando el precio más caro de la telefonía en Europa con los sueldos de África.

    Por mi parte, sigo teniendo un teléfono tonto, muy vintage, con lo que me he librado de una buena en las felicitaciones de las Fiestas.

    Un beso, Krust

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bon Día, Tesa
      Las comunicaciones es lo que tienen, me pongo un domingo tempranito a colgar otro post y te encuentro On Line comentando aquí, que cosas. Todo lo que dices me parece tan acertado que creo que poco más hay que añadir. Espero que pronto seamos capaces de inventar otra historieta para comunicarnos, para acercarnos, para tocarnos más espero...

      Voy a prepararme un cortadito calentito. Un beso ;-)

      Eliminar