dijous, 23 de gener de 2014

Sandro Kulé


Se pira el Rosell, comunicado de prensa rollo relámpago vallecano. Además del caso Neymar (que ya le contará al juez y al socio cuanta pasta costó el mozo al final… y de paso no estaría de más que declarara sobre todos sus oscuros negocios en Brasil) será recordado por otra serie de cosillas en sus tres años y medio de mandato, ahí van algunas: empezó con mal pie no aceptando la presidencia honorífica del friki Cruyff además de perseverar en sus movidas con el anterior presi (un Laporta al que nunca le llegó ni a la suela del borceguí, aunque déjalo estar también al otro, y al que dejó tirado mientras opositaba a su sombra hasta que logró arrebatarle el trono presidencial), la eliminación de la grada jove que eran los únicos que animaban de verdad cuando la cosa se ponía fea, la prohibición de que los niños asistieran al estadio (para así liberar los asientos que cobraría a 200 euritos a los guiris), su pasión desmesurada por Qatar el sabor de todos esos petrodólares que le dieron por manchar con publicidad la camiseta blaugrana a costa de cortarle las alas a la paloma de la paz que se lucía con Unicef, el adiós de Pep Guardiola con el que acabó llevándose a matar… Ahora andaba intentando vender el apellido del estadio al mejor postor, solo el apellido ¿eh?, ¿Camp Nou Coca-Cola o Camp Nou Pescanova? Que más da, ¿no?, Se queda al timón Josep Mª Bartomeu, vicepresidente continuista, hasta el 2016, que no nos pase ná a los seguidores del Barça. El apasionante circo del deporte, ya saben ustedes…


Si todos los incompetentes como este dimitieran cuando se demuestra que lo hacen mal… pues que bien que nos iría a todos, se me ocurren un buen nombres de ministros, presidentes de gobierno, empresarios de multinacionales, banqueros, reyes, tantos y tantos energúmenos de distinto pelaje que la lista sería interminable; pero debo enviar esta crónica fugaz al bloggui antes del cierre de edición. Bona Nit.-