jueves, 30 de enero de 2014

Las mil y una pelas


Un talego, el careto de Pérez Galdós mirándote de frente, deseándote una buena inversión; la de cosas que se podían hacer con ese billetito verde: Comprarte un par de libros de los buenos, el último disco de tu grupo preferido, una camiseta molona de manga larga porque tú siempre andabas de entretiempo desconcertado, invitar a la chavalita de turno a ver una peli de terror para que se te agarrara de medio lao, tomarte un par de pelotazos de los wenos en las primeras noches de verdadera lujuria adolescente o invitar a un par de rondas cerveceras a toda la larga troupe de amiguetes… que antes hicieron lo propio contigo.
Solía llevarse doblado en cuatro partes y amagado en los confines de alguno de los compartimentos interiores de la cartera (debajo del calendario del año, yo que sé, 1984 por ejemplo, ¡Ah, mis dieciocho añitos!) para que hiciera acto de presencia luminosa en las ocasiones especiales. ¡Desenfunda, Billy!


Today: Paquete de Camel y un cortadito= 6.01 €… Billete de ida con vuelta de perras chicas y adiós a la nostalgia pasajera. Cualquier tiempo pasado no fue ni mejor ni peor… tan sólo diferente.-

B.S.O: Los Ronaldos - “Adiós, papá” canción del L.P. “Saca la lengua” (1988)

3 comentarios:

  1. Con un billete como ese invité al cine por primera vez a una chica, la primera vez que mi padre me dio "tanto" dinero para salir y porque sabía que lo hacía con una chica. Ya ve, Sr. krust, lo lejos que me ha llevado con su entrada, a una estancia de un piso pequeño a vueltas con la adolescencia.

    ResponderEliminar
  2. En el 84 creo que con mil pelas se podían hacer muchas cosas, hoy con 6 euros, mierda!
    Y es que no somos muy conscientes de lo que subió la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Viaje con nosotros
    si quiere gozar.
    Viaje con nosotros
    a mil y un lugar
    y disfrute
    de todo al pasar
    y disfrute
    de las hermosas historias
    que les vamos a contar.
    Viaje con nosotros
    y podrá encontrar
    atactivos monstruos
    que le sonreirán.
    Y disfrute
    del gusto que da
    y disfrute
    de la amistad de sirenas
    y de serpientes de mar.

    En su viaje los romances abundarán
    y en sus brazos los dragones se arrojarán.
    Serán suyos
    Marlène y Tarzán,
    serán suyos.
    Quien compra nuestro billete
    compra la felicidad.

    Con nosotros viaja el sueño y la novedad,
    la alegría, la sorpresa y el carnaval.
    Todos juntos
    iremos allá,
    todos juntos.
    Quien compra nuestro billete
    compra la felicidad

    * Y ahora, leyendo vuestros comentarios, me viene esta canción de la Orquesta Mondragón a la cabeza.... ¡Ois, Qué Friki!

    ResponderEliminar