jueves, 7 de noviembre de 2013

Opio


Es el opio la flor de la pereza
hasta que llego a ser sólo existencia.
El humo de leche muge lento
extendiendo el sabor del universo.
El que nada hace nada teme
y de terrenal sabrás lo celeste
un oscuro derecho a la delicia
será un sueño o será mentira.

Las cosas más triviales se vuelven fundamentales
eliminando los moldes del azar.
Como se agita el viento sin alimento
escucha mi canto abierto de par en par.

Es el opio la flor de la pereza
hasta que llego a ser sólo existencia.
el humo de leche muge lento
extendiendo el sabor del universo.
Replegado en la madriguera
como un animal acosado
bajo el efecto de la adormidera
y el peso de mis pestañas.

Las cosas más triviales se vuelven fundamentales
eliminando los moldes del azar.
Como se agita el viento sin alimento
escucha mi canto abierto de par en par.

Esquirlas de aire
arcano indescifrable.
en el jardín de mis delicias
pertenezco a la brisa.
Inhalo la niebla
que flota en el Ganges
es aceite de incienso
nos servirá de consuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario