dimarts, 12 de novembre de 2013

Marea negra

 
El 19 de noviembre de 2002 el Prestige (un petrolero monocasco de Liberia, construido en Japón, con bandera de Bahamas, gestionado por Grecia, asegurado en los EEUU y cuyos propietarios de la carga que transportaba eran suizos… ahí es nada el batiburrillo de banderitas para que luego digan que la pirata es fea y cojea de una pata) se partió en dos y se hundió en el fondo de la mar salada provocando una de las mayores catástrofes ecológicas de la historia de España al derramar toneladas de fueloil en sus nítidas aguas y enviar al litoral gallego los restos del naufragio en forma de diarrea alquitranada. Entonces inventamos un nuevo nombre para la caca que el océano devolvió a la tierra: Chapapote.
El próximo martes, justo dentro de una semana, se cumplirán 11 años de la aparición de estos extraños pingüinos blancos en las costas del litoral gallego. ¿Eran extraterrestres cazadores de catástrofes medioambientales o eran nobles terrícolas movilizados socialmente por una causa vital?... Un palco de platea en primera línea de caos.-
 
Foto: Antonio Giménez (El Periódico de Catalunya)