diumenge, 15 de setembre de 2013

Hasta que llegó su hora


El sheriff Mariano Rajoy, viendo que podría perder su estrella estelada estatal en breve, le escribe una carta al cuatrero independiente Artur Mas –cuatrero por las cuatro barras de sangre, esperemos que no sea necesario que llegue al río-, en ella lo invita a entregar sus armas (básicamente, la voluntad de un pueblo que quiere volar en libertad), respetando el marco jurídico, y le ofrece un “diálogo sin fechas de caducidad que aborde cuestiones de interés general de los españoles”, también le dedica palabras de amor, sencillas y tiernas, que igual fueron escritas por su vicepresidenta, ayudante de turno “Juntos ganamos todos y separados todos perdemos, los vínculos que nos mantienen unidos no pueden desatarse sin enormes costos afectivos, económicos, políticos y sociales”, y de paso le hace un poco la pelotilla para que deponga su actitud y se entregue sin presentar batalla: “Siento un profundo afecto por la sociedad catalana en su conjunto, ejerzamos razonablemente nuestra función como gobernantes democráticos con lealtad hacia los ciudadanos y las instituciones que representamos..” bla, bla, bla…
 
 
Además, la petición igual ni le llega al forajido catalán, ahora ya es demasiado tarde Marianico, ya que la misiva fue enviada a la siguiente dirección: Pina de Sant Jaume, 4., pina dice, ¡collons! ¡Que le quiten la relaxing botella de whisky a la secretaria del sheriff!, fechas de caducidad dice… ¿Independencia para el 2014?, doncs, esclar que sí quan abans millor!!!