domingo, 15 de septiembre de 2013

Hasta que llegó su hora


El sheriff Mariano Rajoy, viendo que podría perder su estrella estelada estatal en breve, le escribe una carta al cuatrero independiente Artur Mas –cuatrero por las cuatro barras de sangre, esperemos que no sea necesario que llegue al río-, en ella lo invita a entregar sus armas (básicamente, la voluntad de un pueblo que quiere volar en libertad), respetando el marco jurídico, y le ofrece un “diálogo sin fechas de caducidad que aborde cuestiones de interés general de los españoles”, también le dedica palabras de amor, sencillas y tiernas, que igual fueron escritas por su vicepresidenta, ayudante de turno “Juntos ganamos todos y separados todos perdemos, los vínculos que nos mantienen unidos no pueden desatarse sin enormes costos afectivos, económicos, políticos y sociales”, y de paso le hace un poco la pelotilla para que deponga su actitud y se entregue sin presentar batalla: “Siento un profundo afecto por la sociedad catalana en su conjunto, ejerzamos razonablemente nuestra función como gobernantes democráticos con lealtad hacia los ciudadanos y las instituciones que representamos..” bla, bla, bla…
 
 
Además, la petición igual ni le llega al forajido catalán, ahora ya es demasiado tarde Marianico, ya que la misiva fue enviada a la siguiente dirección: Pina de Sant Jaume, 4., pina dice, ¡collons! ¡Que le quiten la relaxing botella de whisky a la secretaria del sheriff!, fechas de caducidad dice… ¿Independencia para el 2014?, doncs, esclar que sí quan abans millor!!!

4 comentarios:

  1. El bla, bla, bla és antològic, Sr. Krust, i estic d'acord que ara ja és tard. Ara calen altres coses, altres paraules: les que conformen una pregunta i atorgan un dret. Així podrien parlar les majories silencioses que, sembla ser, existeixen a Catalunya, encara que jo no las veig.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estem d’acord en que la pregunta de la inevitable consulta hauria de ser el més clara possible, i a partir d’aquí que es faci la voluntat de la majoria de ciutadans d’aquest país, aquest és l’únic dret que demana el poble català. Les majories silencioses, si és que existeixen, em penso que també tenen amagat un crit en el cor: Llibertat!

      Una abraçada.-

      Eliminar
  2. Yo también me quiero independizar de este Gobierno y sus secuaces, señor Krust, por la capital también hay muchos que piensan como yo.

    Voy a pedir la doble nacionalidad si os independizáis, espero tener puntos a mi favor: hijos, marido y ex.marido catalanes, además soy capaz de bailar media sardana y hablar y pensar en catalán, aunque no lo escribo.

    Ahora en serio. No soy nacionalista, no casa con mi idiología de izquierdas,
    pero entiendo cómo os sentís los catalanes y por supuesto que hay que hacer la consulta.

    Es mi dios la Libertad y mi única patria, la Mar, como los piratas.

    Molts petons!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hágase tu voluntad... la del pueblo también.
      Ojalá está separación sea de mutuo acuerdo y buen entente, no en vano son muchísimos los lazos sentimentales que nos unen aunque esas infaustas tijeras gubernamentales intenten cortarlos de raíz. Confío y deseo que todo salga bien y que seamos buenos vecinos, espero que sí.

      Una abraçada, Tesa.-

      Eliminar