miércoles, 14 de agosto de 2013

Oriol Maspons (1928-2013)


Mogollón de años revelando fotos en su estudio del barrio de Gràcia que justo hoy inicia su parranda urbana anual en forma de Fiesta Mayor (iremos un día como cada año, ¿mañana o pasado?, y luego diremos aquello de ¡qué noche la de aquel día!); y vendiendo sus flashes a las mejores revistas del país y también a las  internacionales como Paris Match o Elle…

Esta foto fue tomada en la playa del Somorrostro, con su arena plagada de barracas, antes de que Barcelona se dejara abrazar por el mar, excavadoras mediante. La señorita que aparece en primer plano no es otra que La Chunga, un mito de la época para quien no la conozca, y de la que poco se sabe, ni siquiera cuando nació realmente, aunque eso sí, sigue vivita y coleando.  Oriol siempre andaba por ahí haciendo fotos, por los arrabales del litoral barcelonés, aunque tampoco tenía complejos para retratar a la Gauche Divine de la ciudad en sus alocadas noches. Fueron dos de los temas sobre los que giró el conjunto de su obra, aunque como buen juerguista, por lo visto era un cachondo de tomo y lomo, tampoco le hacía ascos a otros asuntos más faranduleros, y dignos de ser retratados por su cámara: los toros, el flamenco, el cine…

Pocos lo conocían aquí, aunque hasta el mismísimo Moma le hubiera dedicada alguna exposición al otro lado del charco o, entre otros trabajos, hubiera ilustrado el ‘Poeta en Nueva York’ de Federico García Lorca. Le dieron la Creu de Sant Jordi en 2006 y hace poco el MNAC (Museo Nacional d’Art de Catalunya) llegó a un acuerdo para quedarse con su colección particular formada por más de 1.500 fotografías; quiero suponer que ahora las sacarán del ostracismo de algún sótano de archivos y las expondrán como memoria histórica a ese pueblo que fue el que realmente inspiró su trabajo.

La parca no hace vacaciones, no. DEP.-

4 comentarios:

  1. Antes de leer que era "La Chunga" ya me estaba yo diciendo que parecía que estaba bailando flamenco, :)
    Bueno, asi que la guapísima bailaora sigue viva no?
    No me gusta el flamenco pero me llamaba la atención su historia de gitanilla,y la verdad es que ya ni me acordaba de ella.
    Estas fotos antiguas tienen mucho valor como el reflejo de épocas pasadas. A mi me gustan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si no fuera por fotos como esta que se encargan de mantener la memoria histórica de un tiempo, de un país, nos olvidaríamos de casi todo. A mí también me gustan mucho las fotos antiguas, sobre todo cuando las hace gente profesional, y Maspons se marcó flashes muy buenos, escogí esta en particular porque me encanta la perspectiva de fondo y el primer plano de La Chunga (la chica de detrás refleja la dureza de aquellos tiempos de austeridad, la malnutrición es evidente...); ahí donde la ves se codeo con poetas como Alberti o León Felipe y con pintores como Dalí o Picasso (por lo visto le cogió el gusanillo a la pintura y ella misma empezó a pintar...), o con la mismísima Ava Gardner, trabajó en Hollywood...
    Me parece muy bien que haya desaparecido del mapa público, en el fondo ¡que le quiten la bailao!!!

    Un abrazo, Ohma.-

    ResponderEliminar
  3. Pues yo, en mi ignorancia, no sabía quién era exactamente Maspons. Me gustan sus fotografías pero los temas no especialmente. Yo no había reconocido a la Chunga, mira por donde. EN cualquier caso, ha sido un placer leer sobre este fotografo. Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Supongo que tendremos oportunidad de ver toda su obra en alguna exposición con esas 1.500 fotos de memoria histórica. Yo tampoco lo conozco demasiado, no te creas...

    Petons.-

    ResponderEliminar