viernes, 2 de agosto de 2013

El bolero del pincel


Acabo de pintar una mesa y unas sillas del balcón. Bueno, barniz para que brille como el rastro que deja una lombriz, tú ya me entiendes. La cosa tiene su qué, claro que música de fondo, sobre todo si tienes algo de cebada enfriando en la nevera y una bocanada de incienso natural quemando en el susodicho asomadero; o sea que todo parece más bonito y placentero. Me voy a quedar con este momento para meterme a gusto en agosto.

No me pagan, lo hago por placer.-



No hay comentarios:

Publicar un comentario