lunes, 24 de junio de 2013

Una idea anida en mi sombrero


No debería andarme por las ramas y decir lo que pienso en todo momento, pero la cosa es que resulta complicado hacerlo sin lastimar involuntariamente a quién me escuche. Mientras encuentro la solución adecuada, creo que grabaré en la corteza del árbol de esta vida eso que debí haber pronunciado en su momento y que ahora ya no tiene demasiado sentido proclamar. En el crepúsculo de mañana es posible que alguien lo lea y así puede que no se pierda del todo el verdadero significado de esa sentencia amordazada por este tiempo de perpetuo silencio. Mientras tanto, me fundiré con el espacio e intentaré formar parte activa de este enrevesado juego de índices y apéndices al que llamamos… vivir.-

 Imagen: Tom Waits by Anton Corbijn

3 comentarios:

  1. Ah, Krust, sí: hauríem de dir sempre el que pensem però la veritat fa mal i, de vegades, l'hem d'ocultar o ens l'ocultem a nosaltres mateixos.
    Gràcies per l'entrada, és bona.
    Molts records,

    ResponderEliminar
  2. La veritat l'hem d'amagar a les arrels de l'arbre de la vida, les branques ens donaren ombre per sobreviure a aquest estiu que crema.

    Grácies i records.-

    ResponderEliminar
  3. Doncs m'amagaré sota les branques, a veure si és cert que em consolen.
    I sí, l'estiu crema de foc
    fins avait!

    ResponderEliminar