dilluns, 1 d’abril de 2013

· 10 ·


Siempre me ha gustado el fútbol como divertimento deportivo y como fenómeno social de masas a partes iguales. Ya sabemos que cuando uno crece va evolucionando acorde a los tiempos que corren, con lo que ahora podría decirse que sigo el rollo de otra manera bien distinta: con menos pasión forofa (que la sigue habiendo en los partidos gordos y cuando es sana no hace daño… manque sea un copazo al año) pero con más capacidad de análisis en lo referido a lo que sucede más allá de la trayectoria caprichosa del esférico de turno, además ahora me molan muchas otras cosas a parte de las pelotas u otros deportes variados y la cuestión es saber (se) administrar el tiempo de ocio y tal…
 
A veces suceden rarezas estadísticas que son dignas de ser recordadas por la sencilla razón de que difícilmente volverán a repetirse y como esta es un poco complicada de entender la voy a inmortalizar aquí por si se me olvida. El protagonista de esta hazaña no podría ser otro que Leo Messi, 25 añitos y cuatro Balones de Oro, uno de esos jugadores especiales capaz de destrozar cualquiera de las marcas existentes en la historia del fútbol. La cosa parece sencilla: 19 jornadas consecutivas marcando en la Liga, sumando en total 30 de los 43 que lleva hasta el momento (el año pasado consiguió finalizar la temporada con ¡50!, capaz de batirlo a este ritmo…); vaya que eso significa una vuelta completa enfrentándose a todos y cada uno de los equipos que participan en el torneo de la regularidad y asimismo perforando la portería contraria al menos una vez:

• 1 GOL: Valladolid, Espanyol, Málaga, Real Sociedad, Valencia, Getafe, Sevilla, Real Madrid, Dep. Coruña y Celta.
• 2 GOLES: Mallorca, Zaragoza, Levante, Ath. Bilbao, Betis, At. Madrid, Granada y Rayo Vallecano.
• 4 GOLES: Osasuna.

* Sí, ya sé que el mozo ha batido muchos otros records, pero a mí este me parece muy curioso e interesante de reseñar.-