jueves, 28 de abril de 2011

102.8 FM


Siempre cenamos en la cocina, amparados por la media luz que desprende la campana del extractor, suficiente, mientras suena de fondo esa radio antigua ligeramente embadurnada de aceite de fritanga. Dicho sea de paso, se cuida el aparato pasándole un paño húmedo con agua sin productos abrasivos que puedan erosionar su original color negro, como la noche que empieza a despuntar, como la taza humeante del primer café de la mañana…
A las 21.00 horas empieza en Catalunya Ràdio un excelente programa de información general y otros temas de interés, tratado todo bajo el siempre original prisma humano del Sr. Joan Barril, dos horas de transmisión hasta que a las 23.00 vuelven a dar la barrila los del equipo de deportes.
El programa en sí, “El Café de la República”, daría para un post sobre las buenas ondas de la comunicación pero este solo va sobre la sintonía que abre cada noche el programa, una canción fascinante que enseguida te sumerge en el tema del día (monólogos de apertura y clausura por parte de mister Barril incluidos); un espacio que invita al recogimiento, la confidencia y el debate sobre lo que se expone. Siempre nos preguntamos quién sería el autor de esta overtura en un programa que recientemente ha cumplido las 1.000 ediciones en antena, y mientras Violeta defendía las raíces griegas de la música en cuestión, yo apostaba por los aires de Sicilia, e incluso entre los dos intentábamos sonsacarle cierta influencia de Portugal. Nada, que no acertamos ninguno de los dos…
El grupo musical se llama Bratsch y la canción que tantísimo tiempo de reflexión nos hizo ganar es “Nane tsora”, el disco en el que está incluída se titula “Transports en comun” (en francés). Folk tradicional y arte-sano amasado en el corazón de Centroeuropa, Moldavia para ser más exactos, un país chiquitín que seguro que te costará situar en el mapa, de evidentes raíces gitanas, gipsys nómadas todos sus componentes, y sutiles toques de jazz & swing.
Muy difícil de encontrar, disculpados quedamos en el acertijo, gracias a Google & Youtube por la mano prestada…

3 comentarios:

  1. La nena de la cartera vermella30/4/11 23:21

    Ai, que aquí m'has agafat bé! M'encanta, el programa del Barril. I jo creia que la cançó era o grega o turca, però en Moldàvia no hi havia pensat gens ni mica. Escolto el Barril mentre preparo el sopar i m'encanto entre les veus que col·laboren amb ell per fer un programa diferent i reposat. 'El cafè de la República, la ràdio tranquil·la'. Sí senyor, a mi també em fa volar aquest programa de vespre fet per a ser escoltat i reflexionat.
    Una abraçada de dissabte...

    ResponderEliminar
  2. Si, és un programa diferent a gairebé tot el que es fa en ràdio. I no només per Joan Barril, un excel.lent comunicador, també pels col.laboradors com bé dius...
    Un programa que et fa volar, crec que no es pot definir millor!
    Hummm, turca era un altre bona opció...

    Una abraçada de diumenge :-)

    ResponderEliminar
  3. Me apunto la frecuencia y a ver si me hago fan del programa. Tiene buena pinta.

    Me encanta la radio, ahora no tengo en la cocina porque la cadena del comedor se oye allí, ya que está justo al lado de la puerta. Pero siempre he tenido radio "pringosa" en las otras casas en las que he vivido.

    Me gusta la canción, me recuerda a las suaves que salen en las películas de Kosturica.

    Un beso, Krust

    ResponderEliminar