dissabte, 30 d’abril de 2011

Ernesto Sabato ( 1911 - 2011 )

Tras el largo y casi centenario tunel de la vida, te espera la luz brillante de la inmortalidad. RIP.-


- «Siempre tuve miedo al futuro, porque en el futuro, entre otras cosas, está la muerte». (Diálogos con Jorge Luis Borges)

- «Ser original es en cierto modo estar poniendo de manifiesto la mediocridad de los demás».

- «Las modas son legítimas en las cosas menores, como el vestido. En el pensamiento y en el arte son abominables».

- «El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria. Hay una manera de contribuir a la protección de la humanidad, y es no resignarse».

- «A cada hora el poder del mundo se concentra y se globaliza. La masificación ha hecho estragos, ya es difícil encontrar originalidad en las personas y un idéntico proceso se cumple en los pueblos, es la llamada globalización».

- «¿Qué se puede hacer en ochenta años? Probablemente, empezar a darse cuenta de cómo habría que vivir y cuáles son las tres o cuatro cosas que valen la pena». (Uno y el universo)

- «Habrá siempre un hombre tal que, aunque su casa se derrumbe, estará preocupado por el Universo. Habrá siempre una mujer tal que, aunque el Universo se derrumbe, estará preocupada por su hogar». (Uno y el universo)

- «Se discute si Dalí es auténtico o farsante. Pero ¿tiene algún sentido decir que alguien se ha pasado la vida haciendo una farsa?».

- «¿Por qué no suponer, al revés, que esa continua farsa es autenticidad? Cualquier expresión es, en definitiva, un género de sinceridad». (Uno y el universo)

- «El presente engendra el pasado». (Uno y el universo)

- «El oficio -en el arte-, consiste en que no se lo advierta». (Uno y el universo)

- «¿O será uno de esos seres solitarios y a la vez temerosos que sólo resisten la soledad con la ayuda de ese gran enemigo de los fantasmas, reales o imaginarios, que es la luz?». (Sobre héroes y tumbas)

- «Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano». (Antes del fin)

«Todo hace pensar que la Tierra va en camino de transformarse en un desierto superpoblado... Este paisaje fúnebre y desafortunado es obra de esa clase de gente que se habrá reído de los pobres diablos que desde hace tantos años lo veníamos advirtiendo, aduciendo que eran fábulas típicas de escritores, de poetas fantasiosos». (Antes del fin)

«Si nos cruzamos de brazos seremos cómplices de un sistema que ha legitimado la muerte silenciosa». (Ensayo La Resistencia).

dijous, 28 d’abril de 2011

102.8 FM


Siempre cenamos en la cocina, amparados por la media luz que desprende la campana del extractor, suficiente, mientras suena de fondo esa radio antigua ligeramente embadurnada de aceite de fritanga. Dicho sea de paso, se cuida el aparato pasándole un paño húmedo con agua sin productos abrasivos que puedan erosionar su original color negro, como la noche que empieza a despuntar, como la taza humeante del primer café de la mañana…
A las 21.00 horas empieza en Catalunya Ràdio un excelente programa de información general y otros temas de interés, tratado todo bajo el siempre original prisma humano del Sr. Joan Barril, dos horas de transmisión hasta que a las 23.00 vuelven a dar la barrila los del equipo de deportes.
El programa en sí, “El Café de la República”, daría para un post sobre las buenas ondas de la comunicación pero este solo va sobre la sintonía que abre cada noche el programa, una canción fascinante que enseguida te sumerge en el tema del día (monólogos de apertura y clausura por parte de mister Barril incluidos); un espacio que invita al recogimiento, la confidencia y el debate sobre lo que se expone. Siempre nos preguntamos quién sería el autor de esta overtura en un programa que recientemente ha cumplido las 1.000 ediciones en antena, y mientras Violeta defendía las raíces griegas de la música en cuestión, yo apostaba por los aires de Sicilia, e incluso entre los dos intentábamos sonsacarle cierta influencia de Portugal. Nada, que no acertamos ninguno de los dos…
El grupo musical se llama Bratsch y la canción que tantísimo tiempo de reflexión nos hizo ganar es “Nane tsora”, el disco en el que está incluída se titula “Transports en comun” (en francés). Folk tradicional y arte-sano amasado en el corazón de Centroeuropa, Moldavia para ser más exactos, un país chiquitín que seguro que te costará situar en el mapa, de evidentes raíces gitanas, gipsys nómadas todos sus componentes, y sutiles toques de jazz & swing.
Muy difícil de encontrar, disculpados quedamos en el acertijo, gracias a Google & Youtube por la mano prestada…

diumenge, 24 d’abril de 2011

Sensaciones telegráficas


Breve desconexión de 2 días para 4 personas en Pontons, una sorprendente población del Baix Penedés, tierra de excelentes caldos vinícolas. Stop. Sangre de Cristo que se derrama por la garganta para purificar los malos hábitos de la vida estresante en la gran ciudad. Stop. Tiempo primaveral, lluvia de colores: verde cambiante la flora, roja la tierra, negro el vino. Stop. Actividades sin prisas pero a contrarreloj: Trekking (Sant Joan de la Muntanya). Visita cultural (Santes Creus). Regocijo gastronómico (Restaurant “El papá”). Stop. Vuelta a casa con una idea bailando bajo la lluvia: Algún día creo que podríamos vivir en un sitio así. Stop. Volveremos, seguro. Stop. Mañana festivo, vendrá de campanillas para preparar la vuelta a las andadas. Stop. Próximo objetivo: Agosto. Stop. Saludos. Point and finale.


Perdidos en: EL MOLÍ. Chapeau para los anfitriones: Carme y Jose. Bordeando el excelso en el binomio calidad-precio.
Un momento: Imaginar lo que sentiría un monje de los Cister meditando por el claustro mayor de Santes Creus.
Un plato: Civet de porc senglar al ví negre. (Carne de caza de jabalí guisada).
Una anécdota: El delicioso pastel sorpresa de Sant Jordi que me regaló la peña para celebrar mi cumple en el restaurante, velitas y cancioncilla incluida. Jo, que corte!
Momento freak: El Barça-Osasuna en el único bar del pueblo. Un garito gótico frecuentado por personajes de far west, por así decirlo. Menos mal que fue un partido aburrido…
Lo mejor: Respirar aire puro en buena compañía.
Lo peor: Poco tiempo para tanto por conocer.
Ah! Y una decisión meditada para finiquitar la semanita santa: Voy a dejar de fumar, aunque supongo que sería más ajustado al porvenir decir que… voy a intentarlo!

diumenge, 17 d’abril de 2011

¡ Indignaos !

Stéphane Hessel (93 años) - Contra la indiferencia.
Último superviviente de las personas que hicieron posible la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un marco sólido por el que luchar, este veterano de la resistencia, que sobrevivió a la tortura y la deportación en el campo de concentración de Buchenwald, ha dedicado su vida como embajador de Francia a combatir los totalitarismos y las injusticias políticas y sociales. Con '¡Indignaos!', superventas en Francia, llama a la insurrección pacífica, sobre todo de los jóvenes, a no claudicar ante la dictadura actual de los mercados financieros que amenazan la democracia, a no permitir tanta injusticia. "Coged el relevo, ¡indignaos!, porque la peor actitud es la indiferencia".
Hablemos de la suerte.
Yo soy un suertudo. He estado confinado en campos de concentración de los que me escapé en dos ocasiones, fui condenado a muerte..., pero he sobrevivido.
Era usted Greco, el espía.
Debía reorganizar la red de radios clandestinas para preparar la llegada del ejército aliado a Francia. La Gestapo me detuvo en julio de 1944, lo que significaba el fin de mi vida.
Se salvó por los pelos...
La noche antes de mi ejecución, gracias a Eugen Kogon, que llevaba tres años en Buchenwald trabajando con el jefe del hospital y lo convenció de que podría paliar su pena si salvaba a tres oficiales aliados.
¿Y cómo lo hizo?
Cuando tres jóvenes franceses moribundos fueron enviados al crematorio, lo hicieron con nuestra identidad.
Qué duro.
El día que cumplí 24 años me convertí en otro. Es una historia trágica, sí. Es duro sobrevivir a un muerto.Me dejó un gran sentimiento de responsabilidad: considero que una vida ganada tiene que ser una vida comprometida, y todo lo que hago lo hago porque sobreviví.
¿Cree en el destino?
Sí, creo que cada uno de nosotros tiene la posibilidad de hacer algo con su vida que sea significativo no sólo para sí mismo, sino también para los demás.
¿Qué ha entendido del ser humano?
En los campos de concentración las personas reaccionaban de dos maneras: estaban los que luchaban por su vida, los que se protegían y lo querían todo para ellos; y estaban los que ayudaban a los demás.
¿Y?
Morían antes los egoístas que los altruistas. Y este es un mensaje para todos nosotros: hacer algo por los demás nos hace bien; sólo mirar por uno mismo nos hace caer, pero pensamos que es al contrario. Sé que lo que digo parece muy ético y moral, pero para mí fue una experiencia vital.
Con 92 años se fue con su mujer a la franja de Gaza.
Sí, justo después de la operación Plomo Fundido. Tengo la suerte de tener un cuerpo que funciona. Sólo me falta un ojo. Si me tapo el bueno, no la veo, pero con los dos veo su sonrisa y vi la destrucción que el ejército israelí hizo en ese pequeño territorio con una brutalidad insoportable para mí.
¿Producto del miedo?
Se consideran un país pequeño, democrático y moderno, rodeado de gente que se puede volver loca y provocar atentados, así que eligen políticos estúpidos que creen que se puede vencer mediante la fuerza. Pero lo inteligente sería ayudar a los palestinos a tener un Estado y trabajar conjuntamente, porque siempre van a estar ahí.
¿Qué virtud le ha ayudado en la vida, la alegría, la inteligencia, la valentía...?
Mi madre; una mujer excepcional, muy libre. “Tienes que ser feliz para que los demás sean felices”, me repetía, y yo hago lo que puedo.
Es usted jovial, lo ha conseguido.
La gente que me conoce me considera un optimista empedernido, y yo siempre les digo: he vivido muchos problemas y siempre se fueron resolviendo. Hemos vencido al nazismo, al fascismo, al franquismo, al estalinismo, y vamos a vencer también al bushismo, ja, ja, ja.
¿Ese es su caballo de batalla?
Sabemos que si seguimos con una explotación loca de los recursos en 50 años ya no se podrá vivir aquí en la Tierra. Y que la inmensa distancia que existe entre ricos y pobres no para de aumentar.
¿Qué entendió del ejercicio de la diplomacia?
Es lo contrario a hablar sin decir nada. La auténtica diplomacia dice lo que piensa a su gobierno y al gobierno con el que trabaja.
¿Qué ha aprendido de la muerte?
Yo soy goloso de la muerte, pienso que cuando venga, pronto, la acogeré como una amiga. Acabar la vida es algo maravilloso, ya ha durado suficiente, y no sabemos nada de la muerte, pero le puedo citar a Shakespeare.

En La tempestad él dice: “Estamos hechos de la misma materia que los sueños y nuestra breve vida cierra su círculo con otro sueño”. Me desperté ya hace mucho y un día me dormiré, y me gusta dormir.
¿Qué ha descubierto sobre sí mismo?
Que lo desagradable que me ha ocurrido se puede superar e incluso olvidar. No guardo recuerdos de lo que me hirió, guardo recuerdos de lo que funcionó, de lo que me alegró. Considero que para los problemas más graves de nuestro mundo actual podemos encontrar respuestas positivas. Por supuesto, muchos de mis amigos me llaman iluso.
¿La mejor herramienta para vivir?
Confianza y valor. Necesitamos confiar, en primer lugar en nosotros mismos, y después en los demás; y hay que saber que sólo funciona si ponemos también valor. Las dos cosas que tenemos que evitar son la indiferencia y la desesperación: aquello que probé y no funcionó y no volveré a probar.
¿Cuál es su consejo para los jóvenes?
Tened confianza, sed valientes, tenéis muchas cosas que hacer y más medios de los que nosotros tuvimos cuando éramos jóvenes, herramientas como internet para trabajar juntos como acaban de hacerlo los egipcios. ¡Adelante!

FUENTE: La Vanguardia.es / La Contra
¡Indignaos! - Stéphane Hessel - Pincha AQUÍ

dimecres, 13 d’abril de 2011

Un crit valent

Llegados a este punto de la temporada futbolera con opciones de conseguir el soñado triplete que coronaría al Barça como el mejor equipo de todos los tiempos, puede que sea el momento de hacer algunas reflexiones sobre este grupo de gente que ha elevado el concepto artístico, dicho sea de un modo estrictamente deportivo, con que normalmente sueñan los aficionados de cualquier club, hasta límites insospechados. Ya no se trata solo de marcar una época, o de cosechar una serie de títulos que engrandecerán el currículum de este extraño club tan maltratado por la historia; sino de conseguir algo realmente irrepetible: pasar a la posteridad, escribir páginas de leyenda en riguroso directo y con tinta blaugrana (nosotros somos contemporáneos de un acontecimiento que no valoraremos en su justa medida hasta pasados muchos años), sino también de la manera en que pueden conseguirlo: haciendo fácil lo difícil, dando espectáculo (joder! A ver si nos enteramos de que este debería ser el espíritu de cualquier deporte de competición profesional, la diferencia es la misma pero siempre es preferible ganar por 5-4 que por 1-0), y todo ello sin renunciar a una serie de valores que representan a la institución y que los jugadores empiezan a mamar desde pequeños en las categorías inferiores del club, vengan de donde vengan todos son de casa, correteando por los aledaños de La Masía y soñando con ese día tan especial para ellos que significa llegar a debutar, y sobretodo mantenerse, en el primer equipo. Una cantera de jóvenes estrellas listas para brillar bajo los focos de cualquier estadio mundial más allá de la fugacidad con que los mercenarios de este juego van pasando por la memoria de los aficionados sin dejar otra huella que alguna tarde de gloria perdida en el olvido…
Caprichos del destino juguetón, el mismo que caracolea con el balón, vamos a tener enfrente al R. Madrid (que aspira exactamente a lo mismo, 3 copas de leyenda y una oportunidad única para marcar la hegemonía universal de este deporte); el máximo rival en la competición doméstica, que lo seguirá siendo partido tras partido, temporada tras temporada; pero no olvidemos que en el caso de la Champions no será más que el penúltimo escollo antes de arribar a puerto final, donde un “indestructible” acorazado inglés (supongo yo, estudiando la otra parte del cuadro) arribará a Wembley luciendo la bandera del Manchester United. Por todo ello, estas cuatro batallas seguidas en veinte días contra el ejército blanco van a conformar una guerra táctica, deportiva, mediática, incluso de justicia poética repartida por el pito arbitral, de consecuencias insospechadas a priori; difícilmente uno de los dos contendientes va a ganar los cuatro asaltos, con lo que sería interesante no fallar en dos de ellos e intentar salir indemne de las posibles derrotas. En este sentido, la final de Copa del Rey del próximo miércoles 20 de abril en Valencia se me antoja decisiva. No hay excusas que valgan, tocados en filas pero ambos llegan con las mejores piezas disponibles, o en todo caso con bajas similares que serán cubiertas por elementos de suplencia, para desplegar en el tablero de césped correspondiente que acogerá estos cuatro partidazos (uno en Valencia, dos en Madrid y el último en Barcelona). Tiempo habrá de desgranar todo lo acontecido, que será mucho: Duelo de entrenadores: Mourinho-Guardiola (este sumamente interesante), duelo de porterazos: Valdés-Casillas, duelo de defensas: dureza desmesurada (Pepe, Sergio Ramos…) ante elegancia constructiva (Piqué, Alves…), duelo en el centro del campo, uff! Esta será buena: Xavi, Iniesta y Sergio Busquets ante Khedira, Ozil, Lass, y X.Alonso, y por supuesto el duelo entre las delanteras, letales ambas dos ante la puerta contraria, personalizado en el enfrentamiento cara a cara entre Messi y Cristiano Ronaldo. Aunque ojo también con Di María, que es el jugador rival que a mí personalmente me infunde más respeto, pero ahí espero que aparezca Villa o Pedrito para igualar la pegada en ataque.
La suerte está echada, no va más. Como siempre digo: que gane el mejor, sobretodo el que lo merezca, porque así ganamos un poco todos. Y por supuesto espero que ese sea mi equipo. Y si perdemos que sea como siempre: con la cabeza bien alta y la conciencia bien tranquila. VISCA EL BARÇA!!!


"Estoy preparado. Cuanta más presión haya, más fuerte soy. En Portugal, se dice que a mas grande el barco, mas fuerte la tormenta. Afortunadamente para mí, siempre he estado en grandes barcos. FC Porto era un barco muy grande en Portugal, el Chelsea fue también un gran barco en Inglaterra y el Inter fue un gran barco en Italia. Ahora estoy en el Real Madrid, que es considerado el buque más grande en el planeta.” – José Mourinho

“Si perdemos, continuaremos siendo el mejor equipo del mundo. Si ganamos, seremos eternos.” - Pep Guardiola

dijous, 7 d’abril de 2011

Es hora de morir

Transitando cerca de la milla 300 del excelente libro que tengo entre manos (“Nosotros los ahogados” – Carsten Jensen) me llama poderosamente la atención la negativa de un grupo de marineros daneses a un convite consistente en una degustación de champán, prefieren pedirse unos tragos de whisky, ron, e incluso cerveza. Tipos duros ellos, hombres nobles, solitarios y solidarios, sin miedo al amor y mucho menos a la muerte.
Un señorito refinado les invita a esta bebida, y ellos deniegan la tentadora oferta: “¡Champán para desayunar! ¡Puaj, qué asco! El champán lo servían en los patios interiores de las casas de putas de Buenos Aires, con sus palmeras, sus fuentes y sus cuadros subidos de tono. Era el zumo de las chicas de mala vida. Era el engrasado necesario para humedecer a una señorita. El champán era parte de la tarifa…”
Hombres de mar que conocían todos los rincones del planeta, que miraban las burbujas que subían incesantemente desde el fondo de las copas. Parecía el último aire que escapa de los pulmones de alguien que se ahoga…
Esta desbravada anécdota me lleva incomprensiblemente a pensar en los “escuchadores de últimas palabras”, ya me van a perdonar, gente que a lo largo de la historia estuvo al lado de sus personajes relevantes para tomar nota del último estertor fonético del que abandona la nave de la existencia. Y me parece impresionante lo que algunos llegaron a decir antes de cerrar el pico para siempre.

• “A mí, mi querida amiga” – Jean Paul Marat
• “Apaguen la luz” – Theodore Roosevelt
• “Arderé, pero eso no es sino un hecho. Seguiremos discutiendo en la eternidad” – Miguel Servet
• “¡Cara de poto! – Vicente Huidobro a la pintora Henriette Petit que lloraba en su lecho de muerte.
• “Crito, le debo un gallo a Asclepio” – Sócrates dirigiéndose a sus discípulos antes de tomar la cicuta.
• “¡Es absurdo! ¡Esto es absurdo!” – Sigmund Freud
• “Mañana muchos maldecirán mi nombre” – Adolf Hitler, segundos antes de suicidarse.
• “De verdad, ¿tengo pinta de marica?” – Rodolfo Valentino a los médicos que lo atendían.
• “Dispárame en el pecho” – Benito Mussolini
• “El dinero no puede comprar la vida” – Bob Marley
• “¡Hay que meter la cortina de la ducha por dentro!” – Richard Hilton, dueño de la cadena de hoteles Hilton a uno de sus trabajadores.
• “¿También tú hijo mío? – Julio Cesar
• “¡Luz, más luz! – Johann Wolfgang von Goethe
• “Love one another” (“Amaos los unos a los otros”) – George Harrison
• " Mè mou tous kuklous taratte " (Μη μου τους κύκλους τάραττε) (¡No me toques los círculos!) – Arquímedes
• " No le dará ningún trabajo: tengo el cuello muy fino " – Ana Bolena, antes de ser decapitada.
• " Ocho horas con fiebre, ¡me habría dado tiempo a escribir un libro!" – Honore de Balzac
• “¿Quién anda ahí?” – Billy el Niño
• “Sé que has venido para matarme. Dispara cobarde, que solo vas a matar a un hombre” – Che Guevara
• “Vete… estoy bien” – H.G. Wells

Pero no me olvido de los marineros, ellos no tienen esa oportunidad, nadie los escucha cuando el mar, único testigo, se abre para recibirlos en su matriz en medio de una gran tempestad, ni siquiera tienen un lugar en tierra para reposar eternamente y donde sus viudas e hijos puedan llevarles flores para todos los santos. Quizás sea porque ellos son culpables de haber querido ser… libres.-

dilluns, 4 d’abril de 2011

Apatrullando la ciudad

La historia es del pasado viernes por la tarde…
Dirigiéndome hacia el domicilio de una persona a realizar el último servicio de la semana, el más duro porque eres consciente de que tienes el finde a la vuelta de la esquina y ya empiezas a necesitar una desconexión urgente; observo una cola descomunal en las afueras del cine Urgell, más de mil personas, que es la capacidad que tiene la macrosala, rodeando una de esas manzanas perfectamente diseñadas de l’Eixample, coño! esto es amor al cine y lo demás son milongas pienso en primera instancia.
Después observo la marquesina y el título del film, que brilla bajo unas tristes e innecesarias bombillas de glamour bajo un sol justiciero, y empiezo a entenderlo todo: “Torrente 4: Lethal Crisis”. Buah, para flipar!
Como soy un tío responsable y me gusta llegar antes a los sitios, me sobra un cuarto de hora que invierto en observar atentamente la fauna que pulula por los alrededores guardando las distancias en estricta fila india, público variopinto: mucha verdulera y peluquera que ya no abre el negociete los viernes por la tarde, por aquello de los malos tiempos que corren, y se apuntan al estreno, Ni-nis de barrio acaudalado que teclean incesantemente esos aparatejos que han salido ahora nuevos y que parecen móviles (de hecho creo que lo son porque juro solemnemente que ni idea de cómo funciona el tema) y se mueven con el dedo saltando de pantalla en pantalla, incluso algún crítico progre despistado y sobretodo mucho consumidor compulsivo de TV que por una vez ha levantado el culazo del sofá de luxe para sacar su entrada correspondiente…
Son casi las 5 y se abren las puertas para engullir a toda la legión de seguidores del Sr. Segura (que dicho sea de paso, me cae de puta madre, y además me parece un tipo genial), acabo mi trabajo sobre las 8 y cual es mi sorpresa cuando compruebo que otro rebaño de incondicionales de la basura reciclada vuelve a formar una multitudinaria cola a la espera de la segunda sesión… Claro! Supongo que el casting de lujazo encabezado por grandes actores de la talla de: Paquirrín, Belén Esteban, Ana Obregón, Kun Agüero y otros invitados estelares invita a no perderse la función.
Ha sido una semana dura, entro en un bar y pido una mediana Estrella, de la cual bebo tres puntas de un trago, y enciendo un cigarrillo en la puerta mientras continúo contemplando el espectáculo antes de sumergirme en las entrañas del metro de vuelta a casa. Cada vez entiendo menos la sociedad que me rodea, pienso el algún momento. Burrrp!
En tan solo diez días, Torrente 4 ha recaudado 14 millones de euros, al igual que sus antecesoras, esta película bate todos los registros y se consolida como la película más taquillera del cine español, que está claro que es different, ¿no?. Venga amiguete, toma la bolsa con la pasta… y corre!!! La culpa es del consumidor, y hay que buscarse la vida, por lo tanto nada que objetar al director.