lunes, 7 de marzo de 2011

Musical Express

El traqueteo acompasado del tren marca el ritmo de toda la canción, una enorme escena que introducida con precisión por Von Trier en el contexto del argumento de la película (esta noche a las 22.00 en TV2 por si alguien quiere verla y llega a tiempo) consigue partirte por la mitad y te prepara para lo que vas a ver a continuación, que no sabes si solo se va a desarrollar dentro de tu cabeza o por el contrario va a ser una experiencia compartida con el mundo que te rodea.
¿Crees que lo has visto todo? Prueba a fisgonear en la historia de Selma (Björk), una joven madre soltera, emigrante checa en Estados Unidos, que trabaja como una perra en una fábrica para poder pagar una operación a su hijo y evitar así que se quede ciego a consecuencia de una enfermedad hereditaria, de la que ella también está afectada (aunque nadie quiera VERLO).
Selma es una chica que vive en la oscuridad permanente de su estado de sombras e imagina secuencias de musicales llenas de alegría y optimismo (esta maravillosa escena por ejemplo, aunque también es tremenda aquella de la fábrica), no hace daño a nadie pero el mundo conspira contra ella por su diferencia, Selma es simplemente… un monstruo invidente.
Björk compuso todas las canciones de la peli, que además ella misma canta y baila, lo que le supuso el reconocimiento en Cannes con una merecidísima Palma de Oro, que menos señores míos; mientras tanto, la gran parte del mundo, el mercadillo de Hollywood básicamente, se negó a valorar las inmensas cualidades de esta película. Que pena!

"Bailar en la oscuridad" - Lars Von Trier (2000)

3 comentarios:

  1. Pues mira, a mi no me gusta nada esta película la verdad. Ni me gusta Bjork y desde luego no me gusta el tal Lars von Trier este, un señor que se autodenomina el mejor director del mundo y pare engendros como Anticristo y demás bodrios, no me va nada. Y bueno tampoco me molan los musicales, me debo estar perdiendo algo, pero lo he intentado eh... y un par de veces, pero es que no hay manera.

    *Mola el cambio de tu blog, está muuuuy chulo ahora Krust!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno, ya veo que eres uno de esos exponentes antiLars, camarada deLarge!
    Esta película, como todas la suyas, suscitó mucha polémica en su momento, por aquello de la cámara nerviosa de su trilogía (que completan "Rompiendo las olas", para mí incluso mejor que esta, y "Los idiotas"), otra forma de hacer cine desde Europa que a su manera tiene mucho de crítica hacia el star-sistem americano.
    Viendóla anoche, y dejando de lado el pésimo doblaje (el tono de voz del niño correspondía a un chaval mayor), volví a disfrutarla, sobretodo por ese final que me gusta mucho, tan contundente como el de "rompiendo", lo musical me parece un respiro para relajar el tono melodramático, muy elevado, que tiene esta peli.
    Ayer fue festivo aquí y estuve viendo "Yo, Christiane F." en DVD, peli que te recomiendo si no has visto, es una alemana del 81 de Uli Edel, vaya tarde noche de emociones fuertes! Merci por el diseño del blog, a mí también me mola más así!

    *Hoy llueve y hace un viento espantoso, habrá que desenpolvar el paragüas para salir a la calle, espero que pare a la noche, sobre las 20.45, ya sabes ;-)

    ResponderEliminar
  3. Sabes? Alguna vez me he sorprendido amí misma componiendo una melodía con los ruidos ambientales...y siempre en esas canciones me he acordado de Bjork en esa peli y he pensado...¡que pirada que estoy!

    Me encanta la canción del tren...

    Bss

    ResponderEliminar