dimarts, 29 de març de 2011

Amy & Jack

Un segundo es la duración de 9.192.631.770 oscilaciones de la radiación emitida en la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del isótopo 133 del átomo de cesio (133Cs), a una temperatura de 0 K.1
Esto tiene por consecuencia que se produzcan desfases entre el segundo como unidad de tiempo astronómico y el segundo medido a partir del tiempo atómico, más estable que la rotación de la Tierra, lo que obliga a ajustes destinados a mantener concordancia entre el tiempo atómico y el tiempo solar medio.
Esta es la definición que da la Wikipedia a un segundo cualquiera de nuestras vidas, ahora la observas atenta-mente, la lees y la relees, la memorizas, la aprendes, y para que no se te olvide nunca: la anotas en una hoja de papel 18 veces seguidas. Cuando termines ya serás mayor de edad para saber lo que quieres, y sobretodo… a quién quieres contárselo.
Y esta es la historia de dos granitos de arena en la solitaria playa del tiempo.



dijous, 24 de març de 2011

Dos lunas

Como dos soles son los protagonistas de esta historia, Aomame y Tengo, un brillante profesor de matemáticas que escribe novelas en sus ratos libres y una atractiva fisioterapeuta de gimnasio que asesina a hombres malos en sus momentos de ocio, tanto monta tanto cabe, capítulos alternos para que respiren los personajes y corriente continua para que el lector este siempre enchufado a la historia.
Acaban de alcanzar la treintena, son personas extremadamente solitarias que no se relacionan con nadie, y NADIE es NUNCA, bichos raros, independientes y autosuficientes, que no se han vuelto a ver desde que tenían diez años cuando coincidieron una tarde en el aula vacía de un colegio cualquiera y unificaron para siempre sus universos paralelos de niños a los que les habían robado la infancia. Un solo minuto juntos, la mano de ella agarra la de él, los ojos de ella atraviesan los de él, y al día siguiente la ausencia de ella descubre el vacío de él. Ellas siempre tomando la iniciativa, porque el misterio de su influjo siempre consigue imponerse al rayo de luz.
20 años sin verse más allá del recuerdo de un momento grabado en el alma y una canción desesperada: La Sinfonietta de Janácek.

Como dos mundos paralelos donde vivir siendo tu mismo, desdoblándote entre el sueño y la vigilia, como tu que visitas este espacio, que lees esto desde una pantalla que calla, chissst silencio por favor, ¿es música eso que suena… que sueña?
Con tu vida real a cuestas en el presente orwelliano de 2011, intentando escapar al portento de la imaginación virtual en que te trasformas cuando atraviesas la entrada de tu pensamiento más intimo, ese que transcurre en el mundo paralelo de 2Q11. Porque todos vivimos dos vidas, si ese es realmente nuestro deseo, una en la que intentamos pasar desapercibidos entre las normas sociales establecidas y otra en la que decimos lo que realmente queremos decir, vivimos como realmente queremos vivir, y nos importa un pimiento y medio lo que el vecino universal pueda pensar.
Puede que no creas en las dobles vidas, en los dobles mundos, pero te aseguro que existen y que puedes encontrarlos si escarbas entre la basura en que se ha convertido tu existencia desde que has dejado de soñar con algo, con alguien, con lo desconocido, con lo que conoces pero todavía no lo suficiente. Con Gobelga, con lo que quieras.
Como dos putas lunas allá en el horizonte, te frotas las sienes, cierras los ojos y vuelves a comprobarlo, no hay duda: Una grande y amarilla, la de siempre. Otra más pequeña que gravita a su alrededor, pequeñita y verde, la de nadie, la de nunca… la tuya. Ese es el primer síntoma que uno percibe cuando atraviesa esa puerta que conduce hacia lo que vive en su profunde interior, una de esas puertas de emergencia que solo se abre en una dirección, la de entrada ¿o debería decir de salida?, de escape en todo caso. Si la atraviesas, ya no puedes volver atrás, se cierra a tus espaldas con un ligero click y aunque sigues siendo tu mismo ya te has adentrado en lo desconocido, con una flor en la mano y una Heckler & Koch alemana de 750 gramos y seis balas letales en la recámara en la otra, una pistola semiautomática negra… con un retroceso imperceptible.
Y sigues sin creerte nada de esto, jodido lector, a ver como te lo explico…
Intenta recordar por ejemplo tu última polución nocturna, en ese momento tú sueñas y no puedes verlas, pero te aseguro que en el cielo brillan dos lunas. Te has follado a quién has querido, has fantaseado sin burbujas adicionales de censura, has tenido una eyaculación prolongada y más abundante que de costumbre, te has estremecido como nunca, más allá de la Locura, y has prolongado el instante de felicidad todo el tiempo que has podido, al fin abres los ojos con cautela y compruebas que todo va bien, y regresas a Cordura. Crees que ha sido un delirio onírico pero compruebas tu ropa interior y esta pegajosa, después tocas la sabana santa que protege tu espina dorsal y adviertes que también está mojada. ¿es eso elixir de realidad o tan solo fluido de balsámica pesadilla? Te levantas como un zombie epiléptico y te diriges sigilosamente hacia el lavabo, refrescas el prepucio bajo un hilo de agua fría para matar los últimos estertores de placer, enciendes la luz, te desdoblas en el espejo, atraviesas las pupilas de tu otro yo, le saludas sin palabras mientras él te devuelve algo parecido a… una sonrisa cómplice de felicidad.-

* El libro 3 todavía es un embrión en la retorcida mente de Haruki Murakami, una crisálida de aire que va formándose en su fascinante imaginación. Te aconsejo que no leas este todavía, por lo menos antes de conocer al autor en profundidad (“Crónica del pájaro que da cuerda al mundo” y “Kafka en la orilla” siguen siendo sus mejores obras en mi opinión), porque te puedes quedar con unas ganas tremendas, inaguantables, de saber como convergen esos dos universos.
Mi mundo, tu mundo, su mundo, nuestros mundos, vuestros mundos… los mundos de ellos.-

dimecres, 23 de març de 2011

Zigzag


Este es un tema especial en la discografía de Bunbury. Y lo es porque se la dedicó a su hermano mayor, Rafael, que murió apuñalado una fatídica noche del siglo pasado en una discoteca de Cambrils (Tarragona), donde veraneaba la familia todos los años, en una de esas reyertas sin sentido que a veces reflejan las páginas de sucesos de los periódicos. La historia es la de siempre, y la tenemos bien sabida, gente joven que va a pasárselo bien y acaba la fiesta en el cementerio unos días después. Puede que la vida sea bella, pero en ocasiones un velo de tristeza no te deja disfrutarla en todo su esplendor…
En cuanto a la canción en sí, incluida en el “Flamingos”, me parece preciosa en toda su extensión, desde esa letra tan pura y maldita a partes iguales (impresionantes esos frágiles falsetes de voz que cuando parece que se va a romper acaban atronando en rabia desbocada) hasta el acompañamiento de toda la banda, con mención especial para el fabuloso violín de Ana Belén Estaje, que a mí me encanta.
Son muy pocas las veces que la interpreta en sus conciertos, esta si no me equivoco es la versión que hizo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid (donde se grabaron, entre otros, dos grandes “Básicos”, aquel inolvidable de Antonio Vega y el que nos ocupa), así que buena es esta versión para una etiqueta que hacía tiempo que no tocaba, aunque la imagen no sea del todo nítida el sonido es casi perfecto.
San Cosme y San Damián, impresionante por cierto la historia de estos dos santos ya seas ateo o creyente, hace referencia a una ermita en la provincia de Huesca donde subían los hermanos adolescentes de cuando en cuando con una guitarra al hombro y una mochila cargada de sueños.
Llegados a cierta edad en este juego de la vida, las personas somos como flores marchitas donde cada año es un pétalo que el viento que sopla cada vez más rápido nos va arrancando inexorablemente, por eso nos resulta tan doloroso aceptar que el destino mutile de cuajo aquellas flores que lucen lozanas sin haber alcanzado todavía el máximo esplendor de la juventud. Siempre vulnerables ante la adversidad de un final precipitado.

Video: AQUÍ

diumenge, 20 de març de 2011

Esto del frikismo televisivo ya ha conseguido colarse hasta en los programas más serios que nos quedan…
Por ejemplo este del Canal 33 que se llama “L’hora del lector” y que os juro que es un espacio muy bueno, ameno e instructivo sobre literatura…
Bueno, resulta que invitaron a una poetisa artemisa de estas modernillas, Joana Nosequé ya me vais a disculpar que no haya retenido el apellido, que se piensan que el arte les circula por las venas y no se cortan un pelo a la hora (del teleespectador) de mostrarlo a quién quiera descubrir sus cualidades…
La madre que la parió!!! Esto es un documento impagable que nos demuestra que la poesía sigue gozando de una salud exquisita! Vivan las nuevas estrellas de las letras, joder!!! No se me ocurre otra cosa mejor para celebrar el Día Mundial de la Poesía, que se celebra mañana coincidiendo con el inicio de la primavera. Que Rimbaud os coja confesaos!
Bona Nit.-

Video: AQUÍ

dijous, 17 de març de 2011

Tunel de lavado

Ah, que momentazo! La cadena de presos condenados a hacer carreteras a perpetuidad lleva años sin ver una mujer más allá de alguna revistilla manoseada que corre por los barracones de prisión. Así que hay que ponerse en situación: Agosto en el estado de Florida, 40 grados a la sombra, esfuerzo físico continuado, sudor de tipos duros pero nobles, un espejismo en forma de mujer que aparece de una cabaña en mitad de ninguna parte, uno en su retorcida soledad pensaría que le ha dado un golpe de calor pero cuando miras a tu alrededor y te das cuenta que los demás también han puesto el ojo en la presa, no se te ocurre otra cosa que… picar más duro la tierra muerta para que quede claro quién es el que la tiene más grande. Siempre fuimos igual de gilipollas, nunca aprendimos a controlar del todo la testosterona, que le vamos a hacer.
Joy Harmon era la chica, posiblemente no te diga nada el nombre, a mí tampoco, de hecho creo que no hizo nada más en el cine, ¿acaso importa realmente como se llame?, la cuestión es si esto es una fantasía erótica masculina, como puede parecer dado lo extremadamente serio de todo el argumento de la película, o por el contrario es una muestra de la incipiente “liberación” de la mujer americana.
Hace tiempo, cuando trabajaba en una oficina tan aburrida como todas las offices, donde éramos 23 tías y solo dos tíos, un día me llamo la atención una libidinosa manifestación femenina ante una ventana (cabe decir que el otro compañero era un poco bastante de la otra acera, por eso no se cortó en asomarse a echar un vistazo, lo cual me parecía muy respetable, no vaya a enfadarse nadie), resulta que abajo curraba un grupo de paletas de esos que revientan la calle cada dos por tres, “Eh, mirad aquel moreno chicas, como el del anuncio de la Coca Cola” dijo la tonta de la subjefa, ya os podéis imaginar el panorama, ¿no?, las formas y los fondos de expresión del grupete en cuestión no tenían nada que envidiar a las que se reproducen a diario en cualquier taberna de barrio entre amiguetes deslenguados…
Esta chica tiene así por encima, unos 20 cokes para ella sola, y ninguno light, hay que tener dos ovarios para salir a lavar el coche en tales circunstancias, ponerse la radio como si nada, y fantasearse (algo así como asearse tomando una Fanta) una aventura de verano. Diría que el “esfuerzo” le ha hecho mojar las braguitas, pero joder! Me temo que no llevaba! Cochina!!!

“La leyenda del indomable” – Stuart Rosenberg (1967)

dimecres, 16 de març de 2011

Padam

El nuevo enfant terrible de la chanson francesa, aunque creo que ya bordea los 40, las reminiscencias a Gainsbourg son evidentes pero yo, que acabo de descubrirlo hace muy poquito, le veo un potencial tremendo en un futuro próximo. En todo caso ya empezó joven haciendo bandas sonoras (“Clara et moi”) e incluso un disco de esos raros, que no he escuchado pero pinta bien, con su extiti: Chiara Mastroianni.
Muy apreciado en el mercado indie, tiene una pequeña pero fiel legión de seguidores, parece que le ha sentado bien lanzarse a la aventura de las giras de conciertos, a ver si suena la flauta y podemos verlo algún día, junto a una muy interesante banda de acompañamiento, no en vano él ya entiende un poco de esto después de hacer de negro compositor para gente tan contrastada en el país vecino como Françoise Hardy o Juliette Gréco.
Toca diferentes palos, todos bastantes sombríos, desde lo más intimista (muy buenas las composiciones cuando se sienta al piano) hasta una electrónica tan vitalista que suena por momentos a rock progresivo del bueno.
Se produce sus propios discos y videos promocionales, pincha ESTE por ejemplo y compruébalo por ti mism@, a mí me ha parecido muy bueno, y sino pues pongo otro, que me tengo que ir y no sabía cual escoger... Mademoiselles and Kaballeros, con todos ustedes: Benjamin Biolay.

diumenge, 13 de març de 2011

Pesadilla nuclear

Siempre esperando la última ola, mamá Naturaleza os la ha enviado para recordaros que por muy bien preparados que estéis para desafiarla ella siempre será más fuerte. No es un ataque, tan solo una defensa contra todo un mundo que se empeña en aniquilarla. Nada nuevo bajo el sol naciente, ahora pilláis vosotros y mañana seremos nosotros, mientras ellos, los países árabes, siguen con sus movidas, y en Sudamérica todavía existen tiranos que amordazan al pueblo para que no se escuche su grito libertario…
En esta sociedad ultramoderna y tecnológica, sin respeto hacia lo tradicional y lo ideológico sin tecnicismos, el último flash de una minicámara nipona congela el instante de la tragedia in live, a la mayor gloria del Gran Hermano televisivo, mientras el atleta Richter para el crono en 8,9 superando el peor terremoto de su historia.
El tsunami que se elevó hasta los diez metros es una marca menor, total la costa nordeste del archipiélago, la ciudad de Sendai o la provincia de Miyagi todavía quedan a 380 kilómetros al norte de Tokio, y las pérdidas humanas son relativamente pocas, peña que se ganaba la vida pescando en el mar o que vivían en casas prefabricadas de madera junto a una costa siempre en riesgo de petardeo sísmico.
Mientras el primer ministro, un tal Naoto Kan, que se encontraba en plena sesión simiesca parlamentaria junto a otros especímenes político polí-micos se agarraban como posesos a sus butacas, que se agitaban como las de una atracción barata en la feria decadente de las vanidades, mientras alguna réplica light hacía bambolear las grandes lámparas del bunker hemiciclo… no interrumpieron la sesión, se sienten coño!, para flipar el documento filmado; clama por la salvación del país a nivel económico, no tío, lo primero es salvar a las personas afectadas y evitar la posible fuga radiactiva en Fukushima, con radiación mil veces superior a la normal.
Força Japón!!!

Katsushika Hokusai, pintor ancestral, muestra su talento mientras el mar de fondo se desgrana en música tradicional japonesa.

dimecres, 9 de març de 2011

H

Cristina, 13 años, habita en un barrio periférico de Berlín, una de esas colmenas donde a duras penas llegas a conocer a los vecinos de celda rellano, muchas avispas revoloteando sobre los tiempos muertos de un partido vital que a pesar de que te esfuerces en ganar eres consciente de que acabará en derrota… y poca miel para repartir entre el enjambre que agita desesperadamente las alas en busca de una pizca de dulzura.
Padres separados, papá se lleva a la tata pequeña, y Cristina convive con mamá y el amante de esta, Klaus, un buen tipo que lucha por superar algún hachazo sentimental anterior y que intenta ganarse su comprensión regalándole discos de David Bowie, negras motas circulares de vinilo que la chica ya tiene repetidas en el pequeño universo single donde se refugia para soñar con el futuro que le espera: las cuatro paredes de su habitación.



El Sound es la discoteca de moda en la ciudad, posiblemente el templo más destroyer de la Europa de los 80’, allí se congrega a diario una fauna compuesta por todo tipo de personajes variopintos que solo tienen un deseo en común: explotar al máximo su juventud, retrasando así su entrada en el mundo adulto.
Veneno de sensaciones que los preadolescentes sueñan con poder experimentar en su propia piel. Kessi una amiga del colegio (con la misma edad pero las tetas más grandes) la ayuda a colarse por primera vez, disfrazada de pelandusca pero todavía con la virginal inocencia reflejada en la mirada, lo que descubrimos en las catacumbas del interior (impresionante las imágenes de la cámara del director inspeccionando cada pequeño detalle) es todo un submundo ajeno a la realidad exterior: desfase, descontrol, alcohol, sexo, y droga, muchas clases de droga…
Y se empieza fumando un petardito en la pista, una pastillita de colores acompañada de un trago de agua del grifo del lavabo, una rayita light en la barra medio en broma, y se acaba descendiendo al cuarto oscuro, una vez salvado el laberinto de almas en pena que pululan por los pasillos, hasta una puerta que batea constantemente como la de una cantina de western de serie Z, de Zombie, ojos curiosos que entran y pupilas dilatadas que salen, solo una inscripción en la entrada, una letra mayúscula, impoluta en su blancura: H.


El primer picotazo de la abeja reina ya es suficiente para atarte a su yunta de por vida, y a partir de ahí, con la curiosidad saciada del gato negro, todo sucede como en la más grotesca de las pesadillas. La progresiva degradación de Cristina a ojos de la cámara es uno de esos momentos filmados que jamás olvidarás. Palabra de H-onor.
Un alegato extremadamente duro, contundente, contra la lacra que supuso la aparición de la heroína en el mercado europeo de aquellos años, Alemania y España encabezando la aguja de esta inyección letal que condenó al infierno a miles de jóvenes de la época. Basada en hechos reales, esta película rodada en 1981 por Uli Edel está considerada una joya de culto del cine europeo. Impresionantes interpretaciones de Natja Brunckhorst y Thomas Haustein (ambos descubiertos en la calle y sin ningún tipo de experiencia previa como actores), y estelar aparición (BSO incluída) de David Bowie. Obra maestra.-

dilluns, 7 de març de 2011

Musical Express

El traqueteo acompasado del tren marca el ritmo de toda la canción, una enorme escena que introducida con precisión por Von Trier en el contexto del argumento de la película (esta noche a las 22.00 en TV2 por si alguien quiere verla y llega a tiempo) consigue partirte por la mitad y te prepara para lo que vas a ver a continuación, que no sabes si solo se va a desarrollar dentro de tu cabeza o por el contrario va a ser una experiencia compartida con el mundo que te rodea.
¿Crees que lo has visto todo? Prueba a fisgonear en la historia de Selma (Björk), una joven madre soltera, emigrante checa en Estados Unidos, que trabaja como una perra en una fábrica para poder pagar una operación a su hijo y evitar así que se quede ciego a consecuencia de una enfermedad hereditaria, de la que ella también está afectada (aunque nadie quiera VERLO).
Selma es una chica que vive en la oscuridad permanente de su estado de sombras e imagina secuencias de musicales llenas de alegría y optimismo (esta maravillosa escena por ejemplo, aunque también es tremenda aquella de la fábrica), no hace daño a nadie pero el mundo conspira contra ella por su diferencia, Selma es simplemente… un monstruo invidente.
Björk compuso todas las canciones de la peli, que además ella misma canta y baila, lo que le supuso el reconocimiento en Cannes con una merecidísima Palma de Oro, que menos señores míos; mientras tanto, la gran parte del mundo, el mercadillo de Hollywood básicamente, se negó a valorar las inmensas cualidades de esta película. Que pena!

"Bailar en la oscuridad" - Lars Von Trier (2000)

diumenge, 6 de març de 2011

Femenino singular

Esta parece ser la única imagen disponible de Gil Elvgren (1914-1980), y además es un autorretrato de un artista que cuidaba celosamente su identidad, posiblemente el mejor dibujante de Pin-ups de la historia, al menos del Siglo XX porque en la actualidad parece ser que están pegando fuerte los dibujantes franceses: Alain Aslan, Denis Sire y Olivier Vatine entre otros, y claro los japos del manga (pero eso ya es “otra cosa”), como también hubieron otros grandes dibujantes estadounidenses en la historia de este arte plástico: Charles Dana Gibson fue el primero, después vino peña como Joyce Ballantine, Art Frahm, George Petty o Mel Ramos, e incluso gente como Alberto Vargas (Perú), o Guillermo Divito (Argentina), pero en mi opinión ninguno como el Sr. Elvgren…
Gran ilustrador clásico americano asociado a todo tipo de productos desde perfumes hasta tabacos y licores, desde electrodomésticos hasta ultramarinos, lo que haga falta vamos, se lo rifaban todas las grandes compañías publicitarias, el siempre tuvo una chica de colorines dispuesta para anunciar lo que propusiera el mejor postor, y sus dibujos se encontraban desde las grasientas paredes de un taller de coches en la América profunda hasta en la barbería de la esquina de tu calle...
Igual que detesto la denigrante utilización de la imagen de la mujer en productos pornográficos varios, intervíus y revistas semejantes incluídas, sin extenderme en el papel femenino en la sociedad actual que daría para mucha discusión; no deja de fascinarme este pequeño arte tan agradecido a la vista por la calidad del trabajo realizado, ya sea en la recreación morbosa que produce recrearse en las formas femeninas u observando la multitud de detalles asociados a cada dibujo. El erotismo de una imagen, la que sea, no tiene nada que ver con las cansinas cochinadas que ofrece la pornografía en sus distintas formas, sugerir puede ser un gran ejercicio colectivo, mostrar debería ser un todavía mejor ejercicio privado, desarrollado en la intimidad que cada uno aplique al acto de acercamiento entre hombres y mujeres: personas.-






dimecres, 2 de març de 2011

Androide Humano García


Esta historieta está realizada con una técnica llamada animación con arena, el director propone una fusión entre trabajosas imágenes y música mestiza, que vendrían a ser los actores principales del corto; el argumento te lo montas tú mismo según vayas recibiendo sensaciones en tu cerebelo, porque seguro que si esto lo exhibes en una sala de cine para, pongamos 50 personas, y después les preguntas a la salida de que va la peli, estoy convencido de que ninguna de ellas coincidirá en su explicación. Probablemente si que obtendrían mayoría absoluta si la cuestión fuera si prefieren ver estos 4:53 minutos antes que tragarse toda la puta publicidad que ponen antes de exhibir cualquier película. Además sería una gran herramienta de promoción para toda esa gente que no sale con oscar ni le come la goya al director de la academia de turno para triunfar, pero que disfrutan haciendo cine a su manera, con pocos medios y con mucha ilusión.
Tenemos tanta prisa por hacer cosas, empeñados en estresarnos con la sarna de la sociedad moderna, que apenas nos damos cuenta de que en nuestra carrera desesperada por alcanzar el final nos dejamos grandes momentos en la cuneta de la vida, que con un poco de tranquilidad y paciente perspectiva podríamos disfrutar sin la locura que supone el fijarse metas por alcanzar. ¿Prisa por llegar?, ¿A dónde?