lunes, 3 de enero de 2011

Secretos de familia


Empezar el año yendo al teatro es toda una gozada, de acuerdo que es caro y que el presupuesto para cultura se te pone en números rojos desde el día 2 del año de crisis después del cristo metido en cintura, pero que te quiten lo bailao (que por otra parte es la danza que te vas a llevar al otro barrio), y más cuando la obra te ha convencido, te ha gustado, la has disfrutado… te has implicado, lo que viene a significar que en algún momento álgido de la representación piensas para ti mismo: “Joder, que maravilla! Yo quiero ser actor algún día y hacer una composición como la de tal o cual personaje”, ¿os ha pasado alguna vez?, aisssh, si volviéramos a ser… jóvenes!!!
Pero me temo que esto solo es una especie de envida sana y de admiración hacia el gran elenco de actores que participan en la función, madre mía que recital, y es que a parte de esa ilusión que uno puede experimentar viendo algo tan grande, hace falta muchísimo talento y un gran amor a las tablas para componer algo semejante…
La familia Weston arraiga sus ramificadas raíces internas, como podridos cordones umbilicales, en algún lugar perdido de la América profunda; habitando una casa exterior tan grande como desolada, alejada de vecindades, antiguas tierras conquistadas por el hombre blanco en detrimento del pueblo Cherokee que moraba el actual estado de Oklahoma, allí se alza esa mansión familiar, entre cuyas paredes transcurre toda la acción, y por donde se mueven los personajes en un esplendido decorado que representa todas las estancias de la casa de tres pisos abierta en canal vertical, para que podamos husmear desde nuestra butaca, a nuestras anchas como si estuviéramos en la misma 13 Rue del Percebe con sus paredes desnudas para que te hagas una idea, entre las miserias de una gran familia que de tan tradicional da asco en su hipócrita convencionalismo y donde todos y cada uno de sus miembros luchan denodadamente por acercarse a los demás y sobretodo por que esos otros compartan su soledad con ellos y se solidaricen con su pobreza espiritual.



Escrita por Tracy Letts y considerada como la primera gran obra americana del siglo XXI, tras triunfar por todo lo alto en la meca teatral de Broodway, se ha estrenado posteriormente en Londres, Viena, Buenos Aires y Barcelona (versión integra en catalán, con lo que supongo que no será una obra itinerante, ya que difícilmente estos actores podrían memorizar un texto tan largo, otra vez, pero traducido al castellano, pero eso ya lo veremos…), consiguió el premio Pulitzer y el premio Tony, que vienen a ser como los Oscar´s del teatro, por cierto ya está en marcha la adaptación al cine, donde Meryl Streep hará el papel de Violet Weston (grandiosa actuación de Anna Lizarán aquí) y Julia Roberts encarnará a una de las tres hijas, Barbara, (que aquí borda una suprema Emma Vilarasau, una actriz descomunal, que cuando infla la vena dramática del cuello y afronta el texto que tiene que recitar hace temblar las plateas con un torbellino de genialidad. Inmensa).
Agotadas todas las localidades en un recinto impresionante como es el TNC, en mi caso debutando como espectador en esta sala, la obra se estrenó el pasado 25 de noviembre y estará en cartel hasta el próximo 30 de enero, aunque no me extrañaría que alargaran la función dado el tremendo éxito de crítica y público. Dejar constancia que la cosa dura 3 horas y 10 minutos y se divide en tres actos (el mejor el segundo, en mi opinión), con dos entreactos de 20 minutos cada uno, que vienen de perlas para tomarte un café, comerte un bocata, o fumarte un cigarrito en la zona exterior habilitada al efecto: Chapeau para los responsables del TNC.-

5 comentarios:

  1. Hola
    He oído buenas críticas de esta obra...será cuestión de hacer un esfuerzo y sacar entradas.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Sílvia
    Sí, parece ser que esta obra ha gustado a todo el mundo que la ha visto, y mira que es dificil poner de acuerdo a crítica y público. Supongo que es debido a que trata sobre diversos temas, saltando entre el drama y la comedia para rebajar tensiones, además visualmente es muy atractiva puedes mirar a muchos lados a la vez, ya que todos los actores actúan aunque en ese momento no tengan la palabra...
    Vaya, que el esfuerzo vale la pena!

    Saludets y bienvenida ;-)

    ResponderEliminar
  3. Angi Palma9/1/11 22:07

    Ohhhhhh, síííííííí: 'Agost' a principis de gener va ser una meravella, sí senyor. Jo no vaig pensar que m'hauria agradat ser actriu, jo vaig pensar que aquells personatges eren allà de veritat i quan no ho vaig pensar, vaig quedar extasiada de veure tanta bona feina i tan ben feta. Sí, aquesta és una família desfeta, l'enganyifa de la majoria de les famílies, que representen una cosa i en són una altra. M'agradaria tornar a veure l'obra per captar el que em vaig perdre i per reviure el que vaig gaudir. Però segurament, la veuria diferent, seria una altra tarda d'hivern en excel·lent companyia. Espero, jo també, que repetim tots els que hi vam ser i encara més.
    Una abraçada, i gràcies pel tràiler!

    ResponderEliminar
  4. És clar, quan els actors interpreten bé un personatge fan que creiem que l'acció que transcorre davant dels nostres ulls forma part de la realitat present. Des de la nostra posició de privilegi com "voyeurs" podem estudiar cadascuna de les seves reaccions però no podem impedir els esdeveniments que succeiran en la següent escena, el mateix passa quan vivim dins d'un nucli familiar massa tancat, l'aire es fa irrespirable i acaba per contaminar l'ambient. Una reunió familiar, de les grans vull dir, sempre és diferent, per això és important deixar que transcorri un temps abans de la propera trobada, i esperar-la amb il.lusió però mai amb obligació...
    Gràcies a tu per organitzar aquesta sortida tan agradable i per aconseguir unes entrades tan ben situades per no perdre detall de l'espectacle i a més a més en tan bona companyia.

    * Que passis un bon dia d'aniversari. Una abraçada :-)

    ResponderEliminar
  5. Angi Palma16/1/11 23:07

    Ah, Krust: que gràcies per felicitar-me per aquesta via, encara que ja han passat 16 dies, jeje. Aquí tot bé, en companyia dels 45 anys recent estrenats.

    ResponderEliminar