lunes, 27 de diciembre de 2010

La pantera negra

Angela Davis, icono progresista de formas femeninas y fondos feministas, la testa afro que las chicas rebeldes de la época colgaban en sus habitaciones al lado de la famosa imagen del Che fotografiada por Korda; otros nombres, casi siempre hombres, nos suenan más como paladines en la lucha antirracista pero pocos concienciaron a las masas como ella, eso sí, desde una postura intelectual de izquierdas, con sus zurdos ideales entregados a la causa del partido comunista de los EEUU.
Nacida y criada en Alabama, uno de los estados más racistas del país a la vez que uno de los rincones más devastados por aquellos papanatas tocados con capirote del Ku Klux Klan, trabajó de cualquier cosa para costearse los estudios y largarse de “excursión metafísica” a Europa ( París, Londres, Helsinki… y el Berlín de antes de la caída del muro) en un viaje de iniciación personal que la llevó a conocer en profundidad la diversidad del pensamiento existencialista libertario… después de un tiempo regresó a casa para continuar en la trinchera activista de los sin palabra, de los sin nombre, en defensa de la voz quejumbrosa del populacho, del derecho de las mujeres en las sociedades modernas y en contra del senador Mac Carthy y su censura a la libertad de expresión, de la criminal guerra del Vietnam y tantos otros desbarajustes de la historia durante muchos años de protesta activista y pacífica…
Lo intentó en política, angelito negro preObama, y pagó su osadía con una temporada en chirona después de verse involucrada en un turbio asunto, a su salida se encontró con la prohibición absoluta del entonces gobernador de California, un tal Ronald Reagan que después acabaría okupando la Casa Blanca, de permitirle impartir clases en ningún estado, intentando relegar al olvido a cualquiera que disintiera del entonces capitalismo brutal y global que empezaba a construirse desde la todopoderosa América, la del norte claro… Finalmente, y con la ayuda de la presión popular, pudo empezar a ejercer como profesora de filosofía en la universidad, creo que llegó a catedrática y que sigue en activo, aunque no estoy seguro de ello, actualmente tiene 66 años y como ahora dicen que nos van a joder hasta los 70 para jubilarse en cualquier curro, pues no se, pero de lo que si estoy seguro es que debe ser todo un placer escucharla y aprender de la materia que imparte con conocimiento de causa…
(En la foto de la derecha con Jean Genet).
John Lennon le dedicó una canción (junto a Yoko Ono, bastante floja por cierto), también Pablo Milanés escribió otra para ella (curiosa canción, por supuesto y como comunista convencida, Angela tenía su opinión sobre Cuba…), y esta “Sweet Black Angel” que sus satánicas majestades incluyeron en aquel discazo de 1972: “Exile on Main Street”.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario