sábado, 11 de diciembre de 2010

La niña del abrigo rojo

Hay momentos en la historia del cine, también en la historia de la humanidad, que jamás deberían caer en el olvido. Esta escena solo es una de las muchas que salpican esta extraordinaria película rodada íntegramente en un fastuoso blanco y negro: la presencia fantasmal de la niña del abrigo rojo que recorre las calles del gueto de Varsovia 1944 (creo, aunque no estoy seguro) durante la ocupación nazi, solo es una ínfima partícula individual que conforma un conjunto de dolorosa atrocidad, un símbolo de los millones de personas que sufrieron la caótica barbarie de la condición humana y que se refleja en la mirada de Oscar Schindler, que observa desde lo alto de una colina y toma conciencia, justo en ese preciso instante, del lado más oscuro de sentirse vivo, es un momento antológico el que se refleja en los ojos de Liam Neeson, su acompañante, e incluso de los caballos, que también tienen ojos aunque solo sean animales, como nosotros, y se encabritan nerviosos ante tanta desfachatez…


Pasados 30 o 40 minutos de esta escena, que ha quedado gravada en el subconsciente, asistimos impávidos a otro gran momento que desearíamos no haber visto: un carromato lleno de cadáveres apilados atraviesa la pantalla, probablemente con dirección a una fosa común; en lo alto del amasijo de cuerpos mutilados se observa un abrigo rojo coronando la montonera y unas manitas desvalidas que no encontraron asidero de justicia universal donde agarrarse (véase el cartel original del film donde una mano adulta agarra con mano firme, que no dura, una mano infante, que asoma de un abrigo de color… rojo); has visto mucho hasta aquí, verás mucho después, pero esa otra escena va a hacer que vuelvas a verter lágrimas de esas que surgen del alma ancestral, allí donde anidan los sentimientos, lágrimas rojas.-

6 comentarios:

  1. Angi Palma12/12/10 23:29

    He vist 'La llista de Schindler' però molt malament, a troços, i no recordo moments clau de la pel·lícula. No en sabia res del detall de l'abric vermell ni de la nena petita que vol escapar de l'horror. Les imatges que veig aquí em recorden molt 'El pianista', que segur que també has pogut gaudir i que em va deixar ferida, com tantes altres vegades, quan veig imatges del que va ser aquell deliri. Has llegit 'Les benèvoles' de Jonathan Littell? És això i molt més, vist des de dins, des del costat dels nazis. És una bona novel·la però també et deixa fet miques. De les millors que he llegit darrerament.
    Gràcies! Crec que no hem d'oblidar mai.
    Un petó, Krust

    ResponderEliminar
  2. També em va agradar "El pianista", coincideixen en l'ocupació de Varsòvia, encara que ja sabem que les comparacions són odioses. En aquest cas Spielberg va superar Polansky en la meva opinió: La interpretació de tots els actors (R. Fiennes, B. Kingsley ...) és molt bona, encara que Adrien Brody també ho fa bé, acapara massa protagonisme individual. La música de John Williams és inoblidable aquí, el guió, la fotografia ... crec que és la millor pel lícula que s'ha fet sobre el tema. Spielberg és un dels grans directors de la història, pesi a qui pesi...
    No he llegit el llibre, però prenc nota, gràcies per la recomanació.

    Petons.-

    ResponderEliminar
  3. Me gusta más el Spielberg sin marcianitos que con ellos. La escena que cuentas es cruel, es dura, es hermosa y es muy triste. Como la película en general.

    Aunque me gusta más El pianista que La lista de Schindler. Aunque puestos, si uno ve el documental Shoah ya no hace falta que vea más sobre este tema. Te deja tan destrozado que no tienes ganas de ver nada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bueno, son puntos de vista distintos como los que tuvieron Spielberg y Polansky a la hora de enfocar el tema, y conste que adoro casi todo lo que he visto de Polansky en general, más allá de lo que haya hecho con su vida personal…
    También prefiero a Spielberg alejado de los marcianitos (“La guerra de los mundos” me parece uno de los mayores bluffs que he visto en muchos años, aunque tiene otras sonoras cagadas, aquella de “Amistad” por ejemplo, donde desaprovechó un tema tan interesante como el de la esclavitud…); pero cuando le da por bordarlo ahí está su trayectoria, cine de entretenimiento sin genero definido pero de qualité.
    No he visto “Shoah” así que tomo nota también, anda que no mola que te pongan deberes cuando tienes ganas de estudiar ;-)

    *Por cierto Juanlu, no me ha llegado ni una sola buena referencia, gente que la ha visto incluida, sobre “Biutiful”, la veré en tele o DVD creo… la próxima: “Balada triste de trompeta”

    Un abrazo.-

    ResponderEliminar
  5. Polanski es un grande, aunque acostarse con una menor hace que le deteste bastante a pesar de admirar su cine. En cualquier caso, son dos obras grandes sobre el tema. Shoah son 8 horas o así de documental. Pero es hermoso, triste, cruel. Te lo recomiendo. Por ahí lo tienes en 4 partes o así.

    Biutiful no me gusta nada. No me la creo, tanta pena, tanto drama y tanta jodienda en el mismo lugar y en el mismo tipo, no es sinónimo de una película triste. Ahí todo va con alfileres, es lenta y si te paras a pensarlo es realmente absurda. Aunque Bardem lo borde, no es suficiente. No me gusta. El tal Iñárritu nunca debió de deshacerse de su compañero de fatigas y creador de guiones Guillermo Arriaga. Sin él, cojea mucho. Es normal que no te lleguen buenas referencias, porque es complicado que las tenga. Aunque se llevará muchos premios, eso seguro.

    Balada triste de trompeta....el sábado voy a verla y te cuento!!!.

    *Mi blog vuelve a estar operativo* ;) Un saludete

    ResponderEliminar
  6. Ya se nota que no me sonaba el título de "Shoah", lo digo por lo de las 8 horas! pero eso da igual, al contrario hay temas que necesitan ese metraje, a ver si veo el pack y lo pillo. Ya está anotado el título en una libretilla que tengo para cosas pendientes que me apetecen...
    De "Biutiful" pués ya lo has dicho todo, por aquí por allá es lo que me han ido contando, una lástima ¿no?, porque mimbres los tenía todos, aún así me guardo la opinión hasta que la vea...
    El sábado también la balada, a las 16.00 si puede ser...

    *Eeeeh! Voy a chafadear y ya lo meto en los enlaces ;-)

    ResponderEliminar