dijous, 18 de novembre de 2010

Yo confieso

No se cuánto tiempo seguiré paseando por esta calle Blogger, cosas de la vida que van y vienen, como las ganas de escribir, de compartir historietas con vosotros que estáis ahí detrás de la pantalla en vuestras casas, como los amigos virtuales que aparecen y desaparecen por arte de magia, que van y vienen, como el río que nos lleva hasta el infinito y un poco más allá hasta el mar de la incomunicación. Pero hoy por hoy multiplica mañanitas que vendrán y noches que son realidad. Ahora, hace un ratito, me asomo a esta ventana y veo una sorpresa desfilando por la calle, que de momento sigue abierta…en canal emocional.
Un mensajito de hoy mismo de una chica argentina que pasó un día por aquí, y le dio por quedarse un ratillo, en un post que puse recientemente (“Mañicos” – 30/10/2010) uno más de los que pronto criarán malvas en el olvido del ciberespacio (pero no en el mío personal), ha conseguido hacerme sonreír después de una jornada difícil, también llorar y sentirme vivo porque…detesto las cosas fáciles.
Con música del autor de tangos argentino, entre otras muchas cosas, Enrique Santos Discepolo y con letra escrita por el mismo junto a Luis Cesar Amadori, una canción compuesta en el año 1931 del siglo pasado: “Confesión”.

Para vos, Nora. Un beso y muchas gracias por el detallazo.-