miércoles, 27 de octubre de 2010

· Plog ·


Título original: Un lieu incertain
Título castellano: Un lugar incierto

Como aficionado a la novela negra ha sido un placer conocer al comisario J.B. Adamsberg, un bofia al que le calculo unos 50 años (por algunos detalles que asoman entre las páginas de la novela), separado de su pareja en algún momento de su carrera (gajes del oficio, claro), tremendamente despistado aunque inteligente (contradictorio defecto que corrige su eficiente equipo de trabajo), sumamente incisivo y un buen profesional (nadando a la contra por el corrupto río que desciende, ya viciado, desde las altas esferas del Sistema)… un tipo duro que sabe disfrazar sus propios sentimientos, que vaya si los tiene, con harapos de rareza.
Con un inicio trepidante: Una serie de zapatos, tantos como 17, masculinos y femeninos de diversas épocas, aparecen súbitamente a las puertas de Highgate (un tenebroso cementerio de las afueras de Londres, donde yacen ilustres personajes de la talla de Charles Dickens o Karl Max entre otros…), perfectamente alineados en fila india, hasta aquí nada de extraño, si no fuera porque los pares de zapatos no están vacíos, sino que los calzan sus correspondientes pies en el interior, calcetinillos sudados para los hombres incluidos, cercenados a la altura del tobillo con huesitos y tendones en perfecto estado de conservación asomando entre las costuras y tiñendo de rojo los bordillos de la acera de entrada al camposanto, echa cuentas y verás que te salen 8 personas que “caminan” descalzas por el sendero del otro barrio… ehhhh!!!! Que son nueve los muertos, ¿o es que no sabes contar?, 17 zapatos en stock…
Un nudo central muy divertido, con Adamsberg y su troupe de polizontes franceses (mención especial para su ayudante Danglard, tremendo el personaje!), recorriendo media Europa para completar la investigación del caso, con parada final en Kisilova (Serbia), donde acontece la parte más interesante de la novela en mi opinión; hasta llegar a un incierto final, nunca mejor dicho, donde una serie de golpes de efecto excesivamente rebuscados desvirtúa parte de la historia hasta hacerla precipitarse por un abismo de coincidencias, que sin duda marcará futuras novelas de la saga Adamsberg, imagino, pero cuya resolución me ha parecido un pelín forzada y algo confusa, aunque eso sí, impactante…
Fred Vargas (París, 1957) esta considerada la reina de la novela negra francesa. Sí, la autora es una mujer, a pesar de que su nombre pueda inducir a engaño, y eso se nota en la descripción de los personajes, tanto masculinos como femeninos que aparecen en la novela, la 10ª historia policiaca que escribe, con lo cual presenta en sus credenciales el suficiente rodaje como para que su personaje no pase desapercibido entre el extenso elenco de policías literarios existente, cada país tiene o tuvo en el pasado el suyo entre los aspirantes a la posteridad como bien sabemos. Veremos que tal evoluciona Adamsberg.
¿El misterio de los pies cortados?, Ah, amiguill@! Tendrás que recorrer océanos de páginas (326 del ala) para encontrarlo.-


Foto: Cementerio de Betlan (Lleida) – Vall d´Aran. Krust (2010)
Recomendación: Una página web muy interesante dedicada a los libros donde va a reposar este post y otros sobre libros, además de en este blog, por si a alguien le interesa: entrelectores.com

4 comentarios:

  1. De tener el libro a mano, me hubiera puesto ahora mismo a recorrer alguna de esas 326 páginas. No lo tengo, y seguramente nunca lo tenga. Pero, joder, el nombre de esa escritora, Fred Vargas, es suficiente, si de lo que se trata es de perderse (que es como nos encontramos los que leemos): tiene nombre de policía haciéndose pasar por malo. O de músico de Juan Perro. ¿Es un pseudónimo? Y, en ese caso, ¿qué tipo de mujer es ella para elegirlo? ¿Me lo explicaría a mí en un bar? ¿Sigue viva? ¿Murió?

    (Sr. Krust, Le ruego no resuelva estas dudas, quiero seguir perdido un tiempo)

    ResponderEliminar
  2. A mí me lo dejaron, Sr.Lobo, no está mal si te gusta el género. Tampoco la conocía, a la autora, y es muy interesante lo que dice la wiki de ella...
    Buen sitio, para tomar algo, un concierto de ese pedazo músico que usted cita, a ver si lo encontramos de vuelta...

    Salut.-

    ResponderEliminar
  3. Angi Palma5/11/10 22:12

    Ei, que está viva y bien viva. Tal vez quiera ir a la barra a tomar unas copas con vosotros para contar sus secretos bajo la luz de la luna.

    ResponderEliminar
  4. Estaría bien eso... a la media luz de la luna, giró su fortuna!

    ResponderEliminar