viernes, 3 de septiembre de 2010

Aupa!


Que una imagen vale más que mil palabras es cosa bien sabida, esta lamentable historia ocurrió este mismo año 2010 del Siglo XXI en Hamburgo (Alemania), horas antes de la celebración de la final de la Europa League entre los equipos del At. Madrid (España) y el Fulham F.C. (Inglaterra), para la historia quedará que ganaron los primeros por 2-1, mientras estos videos los intentaremos deglutir con cara de póker y los escupiremos al saco del olvido, porque somos así de imbéciles…
El circo mediático del fútbol tiene estas cosas, desde periodistas de medio pelo que medran del noble arte del espíritu deportivo hasta legiones de borregos forofos, multicolores mestizos de cualquier es-Cuadra, que esconden su propia inseguridad bajo el escudo de turno cosido al pecho de la manada.
Este sujeto dejó en su momento la privacidad que otorga la alcachofa de una emisora de radio, siempre a su Ser-vicio, para hacerse estrellita brillante bajo los focos de una cadena Cuatrera de TV, que creo sigue aplaudiendo sus gracias junto al equipo periodístico conocido como “Los Manolos”, sin comentarios tú, alabando entre otras cosas los recientes éxitos de la roja… la cara de ese color, de vergüenza ajena, se me pone a mí como seguidor de un equipo cualquiera de fútbol. ¿Seguidor?, no, mejor dicho aficionado, observador, resistente a dejarme atrapar por el boomerang del caótico bombardeo balompédico, jugando a la contra… y echando balones fuera. ¿Cualquier estrategia es buena en pos de la victoria? Definitavamente, no, aprendamos a saber perder.
A veces un bebedero para perros con 2 euros de comprensión en el fondo puede resultar más digno que una gran copa de inculto veneno… servida en bandeja de plata.-

4 comentarios:

  1. Unas escenas tipicas del mundo en el que vivimos, en el que lo importante no es lo que hace ni lo que se dice si no lo que se gana con ello. En este caso un poco mas de audencia, popularidad o alguna mierda de esa estilo. Esta vez es alrededor del futbol pero pasa a diario en cualquier otro ámbito social. Lamentable y penoso. Como lo es también el reportaje aleman. Estos pecan de lo mismo y alguien que hasta ese momento no les habría causado ninguna preocupación ni hubiera sido objeto de ese reportaje, de repente se convierte en noticia y pasa a ocupar todo su interes.Y solo les interesa lo que sintio en esos momentos y no su situación de fondo y como ayudarle a salir de ahí. Bueno al fin y al cabo para la mayoria eso no es interesante ni genera enfados que se traduzcan en unos minutos más estar en la cresta de la ola.
    Apretón Krust.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con tu comment, Paco.
    Del primer video, que supongo ya conoce todo el mundo, solo añadir que me parece que hay que tener un estómago de elefante para digerir tanta basura, y no solo por parte del autor de la humillación (que todavía lo estropea más cuando intenta disculparse), sino también del que supongo que es su jefe, que lo jalea desde el estudio con risas complices para que siga metiendo el dedo en la llaga. Un buen profesional jamás hubiera hecho ese reportaje. Todo por la audiencia, sí, así funcionan las cosas...
    El reportaje alemán no defiende los derechos del indigente, fíjate como escurren el bulto los elegidos preseleccionados para opinar sobre el tema, y comienza su particular persecución a la presa local por si una vez pisoteada su dignidad le quedara un poquito más de carnaza televisiva...
    Solo me parecen dignas las manifestaciones de Kalle, que ha dejado de ser el mendigo del puente de Hamburgo para convertirse en la escoria humana de Internet: "Lo que más me dolió es que no pidieran permiso para hacerme esto". Muy lamentable todo el asunto...

    En fin, que pases un buen finde.-

    ResponderEliminar
  3. que asquito, no sé si recordais hace 2 ó 3 años, en Valencia en la campus party, un grupo de cretinos de "fiesta" nocturna, pillaron a un borraxo en una acera y a cambio de "alcohol" que en realidad era una botella en la que habían meado varios de ellos, hicieron hacer las mayores atrocidades a aquel vagabundo ebrio y lo más flipante de todo, lo vimos en la tele al día siguiente por lo tanto había personajillos de éstos tras una cámara grabando y ninguno de ellos cortó la situación, defendió a esa persona o se dignó llamar a la poli (...) a mí no se me han olvidado aquellas imágenes de humillaciones y vejaciones pero con lo que más ganas me entraron de romper la tele(una vez más) fue eso, el darme cuenta que los más desalmados de todos eran los del titulito de periodismo, los ojos a través de los cuales la mayoría de la gente está viendo y creyéndose el mundo.
    Pa vomitar.

    ResponderEliminar
  4. Hay un montón de casos, Ali, como bien dice Paco allá arriba esta historia va sobre el circo del futbol, pero se da en todos los ámbitos de la vida, y lo jodido es que quién los comete no hace otra cosa que descargar su propia impotencia contra el más debil, ¿Recordáis aquella mendiga que quemaron en un cajero en BCN?. Al Manolo Lama este solo le faltó rociar a Kalle con gasolina y prenderle fuego...
    El periodismo basura hace muchísimo más daño del que nos imaginamos; entre los jovenes que crecen en un permanente reality show real o de ficción (no quiero hablar del gran carnaval de la mina de Chile porque eso ya es de juzgado de guardia, y me duele mucho pensar en lo que estan haciendo con esas personas...), y entre los mayores a los que se secuestra impunemente en la jaula de lodo televisiva, sin salir de casa a pasear, hacer ejercicio, vivir el resto de sus vidas con dignidad. Manipulación de la mente 100x100.

    Venga, que me enrollo y no son horas. Bona Nit.-

    ResponderEliminar