divendres, 3 de setembre de 2010

Aupa!


Que una imagen vale más que mil palabras es cosa bien sabida, esta lamentable historia ocurrió este mismo año 2010 del Siglo XXI en Hamburgo (Alemania), horas antes de la celebración de la final de la Europa League entre los equipos del At. Madrid (España) y el Fulham F.C. (Inglaterra), para la historia quedará que ganaron los primeros por 2-1, mientras estos videos los intentaremos deglutir con cara de póker y los escupiremos al saco del olvido, porque somos así de imbéciles…
El circo mediático del fútbol tiene estas cosas, desde periodistas de medio pelo que medran del noble arte del espíritu deportivo hasta legiones de borregos forofos, multicolores mestizos de cualquier es-Cuadra, que esconden su propia inseguridad bajo el escudo de turno cosido al pecho de la manada.
Este sujeto dejó en su momento la privacidad que otorga la alcachofa de una emisora de radio, siempre a su Ser-vicio, para hacerse estrellita brillante bajo los focos de una cadena Cuatrera de TV, que creo sigue aplaudiendo sus gracias junto al equipo periodístico conocido como “Los Manolos”, sin comentarios tú, alabando entre otras cosas los recientes éxitos de la roja… la cara de ese color, de vergüenza ajena, se me pone a mí como seguidor de un equipo cualquiera de fútbol. ¿Seguidor?, no, mejor dicho aficionado, observador, resistente a dejarme atrapar por el boomerang del caótico bombardeo balompédico, jugando a la contra… y echando balones fuera. ¿Cualquier estrategia es buena en pos de la victoria? Definitavamente, no, aprendamos a saber perder.
A veces un bebedero para perros con 2 euros de comprensión en el fondo puede resultar más digno que una gran copa de inculto veneno… servida en bandeja de plata.-