dimarts, 31 d’agost de 2010

Un trozo de alma


Para decir hola me quedo con esta foti, así con su historieta de contrastes que nunca estuvieron más cerca de tocar el cielo…
El sendero al que hay que seguir robándole el último rayo, entre montañas ancestrales y nubes de evolución. Coronando las cumbres con laureles de insumisión.


Y bueno, que aquí nos inmortalizó la cámara con la careta de la libertad en su estado más salvaje… y puro, sin demasiada nicotina en la cantimplora.


Y para acabar os dejo al amigo Adrià, que ahora dice que quiere ser Josep I “El desobediente de Umpah-pah”, un tipo tan grande que habla en universal, por cierto allá arriba charlan en aranés, o sea extranjeros de la naturaleza viva… se hacen entender-