dissabte, 12 de juny de 2010

Imagenio

No voy a poner fechas, ni sitios (aunque este recinto de exposiciones Cosmocaixa, un antiguo cuartel policial reciclado en centro cultural gratuito para el populacho con inquietudes, merecería entrada potente a parte, rollo arquitectónico modernista, que no se nos va a pasar, pese a quién pese), el caso es que después de meses de fascinar a mucha gente esta exposición acaba mañana domingo 13 de Junio, así que cogida por los cuernos del nosemeskapa, como que mola más, madrugando y organizando el día en torno a lo que vas a ver, claro…
Fellini, tan grande que incluso da miedo intentar hablar sobre esto, uno de los grandes personajes del siglo en el que todos nacimos, adelantado a la centuria en la que todos moriremos…
Ataúdes de surrealismo avanzado a su tiempo, el amigo Federico trasladaba a la pantalla todas las adaptaciones oníricas que coleccionaba de manera enfermiza en “El libro de los sueños”, una especie de álbum gigante donde dibujaba estupendos comics cuyos guiones, suaves ventanitas escritas a pluma italiana, harían las delicias de los sueños más retorcidos de Buñuel.
Mastroianni, el circo, La Strada, Giulietta Masina, Las noches de Cabiria, Anita Ekberg, La Dolce Vita, Boccacio 70´, Otto e mezzo (la posteridad), Giulietta de los espíritus (ese ramo de rosas clavado en los ojos de una mujer, la mujer), Roma, Amarcord, Casanova Sutherland, La ciudad de las mujeres (de culti, señores!), Y la nave va!...

“No quiero demostrar nada, lo que quiero es mostrar” – Federico Fellini