miércoles, 23 de junio de 2010

Diálisis del diálogo


Una hipotética conversación entre padre e hijo sobre temas transcendentales debería parecerse a esto, papá Polsky siempre ha sido un hombre ocupado desde que tiene uso de razón, invasores nazis o rusos entre otros, pero tiene diez razones para seguir en pie y una semilla de su sangre dispuesta a crecer con con… ciencia espiritual.
El hombrecito se deja enseñar por un profe que sabe escuchar, debería ser tan sencillo como esto... lo del prepararse para la muerte.-


“Dekalog” – Krzysztof Kieslowsky (1989)

4 comentarios:

  1. Ay Krust! No me hagas llorar!...
    Yo al ver a ese dulce nene con esos ojitos repletos de lágrimas, preguntando sobre qué es la muerte y necesitar creer en el alma ¡me mató! Y su vocecita atragantada de dolor…ayy nooo!

    Te dejo beso humedecido por lágrimas…

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que los niños lo quieren saber todo, lo díficil es encontrar la respuesta adecuada para cada pregunta...
    A mí este diálogo, que no monólogo aleccionador por parte del padre, me parece sublime.

    Hasta lueguito.-

    ResponderEliminar
  3. Hay Krust! Estoy de acuerdo con Nora. Que triste. Pero también, que bello. Me has intrigado—ahora tendré que ver la película completa. Como siempre, gracias!

    xoxo

    ResponderEliminar
  4. La peli completa son diez historias diferentes, una por cada pecado capital si se toma del rollo religioso, una hora cada una más o menos, diez horas de verdad absoluta...
    Europa sabe de cine... y mucho.

    Un beso y hasta lueguito.-

    ResponderEliminar