martes, 29 de junio de 2010

Algo (pá corregir la tristeza)


En un experimento que empieza a ser habitual Bunbury ofrece su talento a quién realmente le apetezca prestarle una canción y donde él pueda sentirse cómodo o simplemente le guste la rola en cuestión, ya que como siempre colabora con quién real-mente le da la gana, Oh! Como sorprendería a muchos el conocer las calabazas laborales que ha repartido entre consagradas estrellazas del star sistem musical para compartir una tonada…
Actualmente sigue su triunfante gira por los inmensos EE.UU, quizás el único rincón del mundo donde todavía deben descubrirlo, pero parece ser que le quedó un momentito para cruzar la frontera de El Paso y dirigirse a una nave vacía de público en México, lugar donde es considerado poco menos que la reencarnación de algún dios maya o azteca, para grabar este videoclip, con impresionante acústica y unos simples decorados en rojo y negro que son los que él siempre, salvo puntuales excepciones, luce en sus trajes de faena encima del escenario.
Zoé, a los que acabo de conocer, es una banda de pop-rock mexicana, a mi entender con cierto toque british y unas letras interesantes por lo poquito que les he visto, eso sí con un ramalazo latino mestizo que puede llegar a disgustar a todos aquellos expertos musicales que renieguen de aquello cuyo mensaje no se trasmita por vena anglosajona…
El reto de cantar a dúo con una voz tan particular como la del vocalista de Zoé, haciendo inconfundible como siempre su propia aportación, más rockera que la popera de base en mi opinión aunque juzguen ustedes mismos, me parece superado con creces, vaya que solo la he escuchado dos veces (acaban de colgar esta novedad en youtube y las visitas ascienden a 836.500 personas), y ya me está resonando dentro del coco, cosas del veranete supongo. ¿Comercial?, venga ya hombre! Esta banda de Cuernavaca, que debe quedar cerca de donde cristo perdió la gorra, lleva 12 años intentando triunfar y no los conoce ni el susodicho creador… aunque un dios aragonés se les presentara de improviso. Pegadiza y curiosota, vaya, que me gusta.-

4 comentarios:

  1. Uhm, no me ha gustado mucho. Me suena rarito, casi como canto pedo en el singstar. Bueno, quizá algo menos.

    La escucharé más tarde, que me acabo de despertar y ando con la empanada de rigor.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Jejje, no se lo que es eso del singstar pero me suena a karaoke, ¿no? Bueno, a mí ya sabes que me gusta todo lo que hace este tipo, en este caso el tema es un poco rareza (una más de las muchas que tiene), pero me parece una canción interesante en todo caso, lo que está claro es que a estos Zoé les habrá venido de campanillas la colaboración del maestro...

    Saludets con vuvuzela ;-)

    ResponderEliminar
  3. No me mató, pero me gustó (ya me parezco a alguno de los jurados de american idol jajajajajja)

    Que está cerquita Bunbury de Argentina, si se pasa por acá, lo voy a ir a ver!

    Supongo que su arribo a México tendrá que ver con ganas de entrar al mercado latino y ¡bienvenido sea!

    Y me voy tarareando:
    Nada que pueda perder, que no pueda ser, que no pueda amar, que pueda soñar aaa aaaaa

    Beso!

    ResponderEliminar
  4. Y a mí, sr. Krust, a mí también me gusta. Además, la puesta en escena del sr. Bumbury es, como casi siempre,la de un tipo que parece haber vuelto del abismo, y aunque sólo se haya asomado a él, a mí me gusta.

    ResponderEliminar